Web Analytics Made Easy -
StatCounter
EE.UU

El Departamento de Justicia de EE. UU. acusa a tres norcoreanos por ciberataques y delitos financieros

El Departamento de Justicia informó mediante un comunicado oficial, que acusaba a tres piratas informáticos del servicio de inteligencia del régimen comunista norcoreano, de protagonizar una importante conspiración para robar 1.200 millones de dólares a nivel mundial.

El 17 de febrero, el Departamento de Justicia (DOJ) de los Estados Unidos reveló una acusación que amplía cargos a la causa preexistente que incluía un hackeo en noviembre de 2014 dirigido a Sony Pictures Entertainment por la película de comedia “The Interview”; un robo cibernético en febrero de 2016 de 81 millones de dólares del Banco de Bangladesh, el ataque global conocido como Wanna Cry 2.0 de mayo de 2017 y otros robos menores.

La acusación por piratería informática presentada en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en Los Ángeles alega que Jon Chang Hyok, Kim Il y Park Jin Hyok, eran miembros de unidades de la Oficina General de Reconocimiento (RGB), una agencia de inteligencia militar del régimen norcoreano, que se dedicaba a la piratería. 

Según la acusación de los fiscales, la RGB y sus piratas, están profundamente ligadas al régimen chino y a Rusia y a menudo trabajan desde allí.

Los fiscales federales también revelaron hoy un cargo contra Ghaleb Alaumary, de 37 años, de Ontario, Canadá, por su papel como blanqueador de dinero para la conspiración desarrollada por los hackers de Corea del Norte.

Según la declaración del DOJ, Alaumary “aceptó declararse culpable en un esquema de lavado de dinero y admitió ser un blanqueador de dinero de alto nivel para múltiples esquemas criminales, incluidas las operaciones de ‘retiro de efectivo’ de cajeros automáticos y un banco habilitado para cibernética, atraco orquestado por piratas informáticos norcoreanos”.

Curiosamente, el martes temprano, Ha Tae-keung, miembro del comité de inteligencia del parlamento surcoreano, dijo a los reporteros que el Servicio Nacional de Inteligencia le informó a él y a otros legisladores durante una sesión informativa a puerta cerrada, que Corea del Norte había hackeado la base de datos del laboratorio Pfizer, con el fin de obtener tecnología sobre la vacuna COVID-19, según reportó News Max

Si bien Corea del Norte no ha confirmado su participación en ninguno de los hechos denunciados, se sabe que han participado en una serie de ciberataques destacados en los últimos años. Incluso el Servicio de Inteligencia Nacional de Corea del Sur manifestó anteriormente haber frustrado los intentos de su vecino de piratear empresas surcoreanas que desarrollan vacunas contra el coronavirus.

Los tres norcoreanos, son considerados fugitivos de la justicia y se cree que están ubicados en Corea del Norte, según informó el FBI.

Están acusados ​​de un cargo de conspiración para cometer fraude y abuso informático, que conlleva una sentencia máxima de cinco años de prisión, y un cargo de conspiración para cometer fraude electrónico y fraude bancario, que conlleva una sentencia máxima de 30 años de prisión

Related Posts

Deja una respuesta