Web Analytics Made Easy -
StatCounter
Desde Cuba

Manuel Marrero pide a la Aduana de Cuba no maltratar a los turistas

“A veces una sola persona, con un actuar prepotente, echa por tierra el trabajo de todo un colectivo”

El primer ministro de Cuba, Manuel Marrero Cruz, hizo un llamado general a todos los trabajadores de la Aduana con vista a eliminar el maltrato a pasajeros internacionales que arriben al país.

En una reciente reunión con los máximos directivos de la institución, el funcionario instó a mejorar la atención directa al público. El “consejo” de Marrero aparece tras las múltiples reclamaciones y quejas recibidas por parte de la población.

“Esa defensa de la frontera garantizando la seguridad nacional tiene que ir acompañada de un buen trato, de una atención agradable a todo tipo de personas, de persuadir, de explicar con buena forma que es lo que está establecido. Si es alguien que está violando (una ley), explicarle bien qué se violó, por qué tiene que aplicarse una medida. Que no falte información, que no falte atención”, señaló.

“A veces una sola persona, con un actuar prepotente, con un actuar de enfrentamiento, o de falta de atención o de sensibilidad, echa por tierra el trabajo de todo un colectivo, de toda una institución”.

Asimismo, el dirigente exhortó a reducir la cantidad de trámites que deben cumplir los viajeros una vez que arriban a los aeropuertos.

Si bien Marrero reconoció que el paso por las frontera aéreas y marítimas se han complejizado por la crisis sanitaria desatada por el coronavirus, aclaró que las medidas de prevención —así como otras destinadas a evitar la entrada de artículos prohibidos— seguirán en vigor.

“Tenemos que ver cómo perfeccionamos nuestros métodos y estilos para que las cosas las hagamos cada vez con más profesionalidad, cada vez con más rapidez”, indicó.

Abandono de puestos en la Aduana de Cuba

Durante el encuentro se informó que en los últimos cinco años cerca de 4.158 trabajadores se marcharon de la Aduana General de la República de Cuba. De este grupo, el 58 por ciento tenían la categoría de oficiales, propiciando una inestabilidad laboral con impacto directo en la profesionalidad de la institución.

Las causas de ese éxodo —como sucede con otros gremios estatales— recaen en los bajos salarios, las malas condiciones de trabajo y la escasa atención al personal.

Por último, Marrero anunció que de ahora en adelante ningún organismo podrá indicar a la Aduana qué debe regular o prohibir en los puntos fronterizos.

“La Aduana va a ejecutar lo que al final el gobierno apruebe y la institución que considere que hay algo que regular en frontera tendrá que presentar y fundamentar al Gobierno”, subrayó.

Related Posts

Deja una respuesta