Web Analytics Made Easy -
StatCounter
Uncategorized

Carolina del Sur intenta prohibir la mayoría de los abortos y Planned Parenhood reacciona

El gobernador republicano de Carolina del Sur, Henry McMaster, firmó el jueves un proyecto de ley que apunta a prohibir prácticamente todos los motivos de aborto. El proyecto encontró gran aceptación entre los legisladores y probablemente pronto se convierta en ley. Pero un día después de que la legislación fuera aprobada por la cámara baja del estado, Planned Parenthood, la empresa abortista más grande del mundo, realizó una demanda judicial buscando impedir que la medida entre en vigor.

El proyecto fue presentado bajo el nombre de “Ley de Protección contra el Aborto y Latidos del Corazón Fetal de Carolina del Sur“, el mismo es similar a las leyes de restricción del aborto aprobadas anteriormente por una docena de estados. Aunque todos están pendientes de las disposiciones de la Corte, dado que la ley federal, que tiene prioridad sobre la ley estatal, actualmente permite el aborto.

“Hoy hicimos historia. El Heartbeat Bill es ahora la ley de Carolina del Sur y lo defenderemos con todo en nosotros porque no hay nada más importante que proteger la santidad de la vida”. McMaster, republicano, dijo en un comunicado en Twitter .

En caso de aprobarse el proyecto, se prohibirá la mayoría de los abortos en el estado una vez que se detecte un latido fetal, que suele ser alrededor de las seis semanas de embarazo. La Cámara dio su aprobación al proyecto de ley en una votación de 79 a 35 el miércoles. El Senado ya había aprobado el proyecto de ley a finales de enero. 

Si bien la medida no castigaría a una mujer embarazada por someterse a un aborto ilegal, si lo hará contra la persona que realizó el aborto, quien podría ser acusada de un delito grave, sentenciada hasta dos años de prisión y multada con 10 mil dólares si es declarada culpable.

De este modo Carolina del Sur se unió a un grupo de estados que con diferentes matices han aprobado su propia versión de una legislación que prohíbe los abortos por lo menos desde que se escucha el corazón del niño no nacido.

La mayoría de estos proyectos de ley han dado lugar a una serie de desafíos legales en los tribunales. Y ahora los estados esperan que al existir más demandas, se pueda puedan unir para impugnar en la Corte Suprema la legislación federal que clasifica el derecho a elegir tener un aborto como “fundamental”. 

Por su lado, el fiscal general de Carolina del Sur, Alan Wilson, emitió un comunicado el jueves en el que afirmaba que su oficina “defenderá vigorosamente esta ley en los tribunales porque no hay nada más importante que proteger la vida”, según reportó Fox News.

Como es habitual cada vez que se aprueba este tipo de leyes estatales, la empresa abortista Planned Parenthood presenta demandas sosteniendo que la nueva legislación es de carácter inconstitucional. 

Los legisladores que promovieron esta legislación, celebraron abiertamente la victoria luego de la votación en la Cámara. “Estamos a punto de hacer lo que he intentado hacer durante 25 años: cerrar la industria del aborto en Carolina del Sur”, dijo el senador republicano Larry Grooms a Fox News.

Related Posts

Deja una respuesta