Web Analytics Made Easy -
StatCounter
EE.UU

“Creo que fueron cómplices”: General auditor de la seguridad del Capitolio acusa a la policía

Los disturbios ocurridos en el Capitolio el 6 de enero durante una manifestación en busca de integridad electoral, hicieron que el teniente general retirado del ejército, Russel L. Honoré, auditara el sistema de seguridad llegando a la conclusión de que la policía y los sargentos de armas de la Cámara y el Senado fueron “cómplices”.

“Me sorprendió que el Pentágono no tuviera esas tropas en alerta”, dijo Honoré, agregando: “El FBI tuvo un gran fallo en su inteligencia” y: “Creo que una vez que se descubra todo esto, fue una acción cómplice de la Policía del Capitolio”, de acuerdo con Fox News del 19 de febrero. 

Luego de ignorar los destructivos disturbios generados por el movimiento marxista Black Lives Matter (BLM, por sigla en inglés) y Antifa, durante los cuales se incendiaron miles de pequeños negocios y murieron muchas personas, oficiales de policía entre ellos, los demócratas utilizan lo ocurrido en el Capitolio para impulsar aún más su agenda izquierdista. 

En este sentido se pronunció el senador republicano por Misuri, Josh Hawley, (R-Mo.),  señalando a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi según cita Huffpost. 

“Me preocupa que sigan tratando la catástrofe del 6 de enero, ese disturbio criminal, como una excusa para tomar el poder, para controlar más poder, para pisar los derechos de la Segunda Enmienda de la gente para quitarles sus derechos de la Primera Enmienda”, advirtió Hawley. 

Y agregó: “Ella está interesada en el poder y en amasar poder y una excusa para seguir manteniendo el poder, incluyendo esos miles de tropas que siguen en el Capitolio que siguen allí tratándolo como un campamento armado. ¿Por qué? Nadie lo dirá, pero esto es lo que le interesa a Pelosi”.

Por un lado, los demócratas trataron de impugnar al expresidente, Donald Trump, quien resultó exonerado de las acusaciones de promover la violencia que se desató en el Capitolio, y en la que aparentemente hubo infiltración de extremistas profesionales, y complicidad de las autoridades, como lo expone Honoré.

Por el otro, Pelosi, aprovecha para escalar una represiva ley contra los “terroristas domésticos”, que ya venía preparando desde el año pasado. 

Así, recientemente anunció la creación de una comisión especial para investigar, aún más, los hechos ocurridos en el Capitolio el 6 de enero, y dijo que la comisión sería similar a la que investigó los ataques del 11 de septiembre del 2001, en los que murieron miles de personas, de acuerdo con The Daily Beast del 15 de febrero.

Dado que el movimiento MAGA constituye la mayor fuerza política opuesta a los demócratas, la acción se interpreta como un acto de criminalización de la oposición, al mejor estilo comunista.  

El periodista y escritor Paul Sperry escribió el 11 de enero en su cuenta de Twitter: 

“Los demócratas tanto en la Cámara como en el Senado están planeando redactar una ley para clasificar las manifestaciones de MAGA como ‘actividad terrorista nacional’ y requieren que el FBI, el Departamento de Justicia y el DHS tomen medidas para prevenir tal ‘terrorismo interno’. El senador Durbin lidera el esfuerzo junto con el representante Schneider”.

Related Posts

Deja una respuesta