Web Analytics Made Easy -
StatCounter
EE.UU

La evidencia de un origen artificial del virus “supera con creces” cualquier otra teoría, dice exfuncionario de Trump

El exasesor adjunto de seguridad nacional, Matt Pottinger, se refirió el domingo al virus que provocó la pandemia del virus de Wuhan, indicando que la evidencia que apunta a que este se originó como resultado de un error humano en un laboratorio chino, supera con creces a otras teorías sobre sus orígenes.

Durante una entrevista en el programa ‘Face the Nation’ de CBS News, Pottinger dijo: “Si se sopesa la evidencia circunstancial, el libro de contabilidad en el lado de una explicación que dice que esto resultó de algún tipo de error humano, supera con creces el lado de la balanza que dice que esto fue algún brote natural”.

“Tenemos razones muy sólidas para creer que el ejército chino estaba haciendo experimentos con animales clasificados en secreto en ese mismo laboratorio, que se remonta al menos a 2017”, agregó el exfuncionario de la administración Trump, de acuerdo con Daily Caller.

Pottinger insistió en que habían razones de peso para señalar que varios de los investigadores que trabajaban dentro del Instituto de Virología de Wuhan, habrían contraído una enfermedad con síntomas similares al coronavirus, pero antes de que se conocieran los primeros casos documentados sobre el contagio.

El mismo domingo, el asesor de seguridad nacional del presidente Biden, Jake Sullivan, indicó en una entrevista con CBS que el último informe del equipo de investigadores de la OMS sobre los orígenes del virus en China, era poco confiable.

Sullivan acusó al régimen chino de ocultar datos sin procesar de los investigadores, por lo que hizo un llamado a la OMS para que “intensifique” su investigación.

“Están a punto de publicar un informe sobre los orígenes de la pandemia en Wuhan, China, sobre el que tenemos preguntas”, dijo Sullivan.

“porque no creemos que China haya puesto a disposición suficientes datos originales sobre cómo esta pandemia comenzó a extenderse tanto en China como luego en todo el mundo”, agregó el funcionario de la administración Biden.

La misión de investigación de la OMS descartó de entrada un posible origen artificial del virus, declarando que “es muy poco probable que la hipótesis de incidencia de laboratorio explique la introducción del virus en la población humana”, según el líder del equipo, Peter Embarek.

En cambio, la investigación se orientó a investigar otros posibles orígenes del virus, como la teoría de que saltó de una especie animal a humanos en uno de los mercados de alimentos Wuhan o que fue transmitido desde el extranjero a través de alimentos congelados.

Por su parte, Pottinger también señaló que la OMS aún tiene mucho que responder, acusando al organismo de la ONU de hacer todo tipo de afirmaciones falsas o mal informadas sobre el virus, como la afirmación que hizo en enero del año pasado declarando que el virus no se transmitía de persona a persona.

Mientras tanto, varios científicos de las principales instituciones en el mundo están alertando sobre la recién concluída investigación de la OMS en China, afirmando que fue una investigación incompleta y poco confiable sobre los orígenes del virus SARS-Cov-2.

De acuerdo con Just the News, los investigadores cuestionaron las conclusiones de la OMS sobre la investigación en China asegurando que a los investigadores no se les ha otorgado acceso suficiente al laboratorio de Wuhan para determinar si el coronavirus surgió durante un accidente de laboratorio en los últimos meses de 2019.

La bioingeniería de la Universidad de Innsbruck, Rosanna Sgreto declaró al medio antes mencionado que “es más probable que el SARS2 se filtre de un laboratorio que salte de un huésped natural”.

Segreto dijo que de acuerdo con una investigación preliminar en la que participó, “varias características del SARS-CoV-2 tomadas en conjunto no se explican fácilmente por una hipótesis de origen zoonótico natural”.

Entre las características de las que habla la especialista, se encuentra la “baja tasa de evolución en la fase temprana de transmisión, la falta de evidencia de eventos de recombinación y ‘un nuevo inserto de sitio de división de la furina’”, refiriéndose a una enzima implicada en la medición de las funciones corporales.

Por su parte, Colin Butler, profesor honorario del Centro Nacional de Epidemiología y Salud de la Población de la Universidad Nacional de Australia, dijo que la teoría de la fuga de laboratorio es “altamente plausible”, indicando que si hubiera suficiente transparencia por parte del Instituto de Virología de Wuhan, los registros detallados ‘desde hace una década o más’, serían suficientes para que no hubiera necesidad de que la OMS visitara China.

Related Posts

Deja una respuesta