EE.UU

El grupo patriota Oath Keepers podría ser acusado de sedición, aun sin pruebas de su intervención en los disturbios del Capitolio

Tal como ha ocurrido con otros de los seguidores del expresidente, Donald Trump, ahora los demócratas podrían acusar de sedición al grupo de patriotas Oath Keeper, aplicando el rebuscado concepto de ‘terrorismo doméstico’, por su asistencia a la manifestación ante el Capitolio el 6 de enero, pero sin pruebas de que hayan intervenido en los disturbios, según su abogada.

El abogado y fiscal federal que ha estado supervisando el caso de los disturbios,  Michael R. Sherwin, expresó la posibilidad de que fueran acusado por ese cargo, en una entrevista en el programa 60 minutes, publicada el 21 de marzo, aún a pesar de carecer de pruebas contra ellos.

Tal como ha ocurrido con otros de los seguidores del expresidente, Donald Trump, ahora los demócratas podrían acusar de sedición al grupo de patriotas Oath Keeper, aplicando el rebuscado concepto de ‘terrorismo doméstico’, por su asistencia a la manifestación ante el Capitolio el 6 de enero, pero sin pruebas de que hayan intervenido en los disturbios, según su abogada.

El abogado y fiscal federal que ha estado supervisando el caso de los disturbios,  Michael R. Sherwin, expresó la posibilidad de que fueran acusado por ese cargo, en una entrevista en el programa 60 minutes, publicada el 21 de marzo, aún a pesar de carecer de pruebas contra ellos.

“Los Oath Keepers no son terroristas. Rezo para que la verdad acabe liberándolos a todos. Espero que la gente se manifieste y haga saber a todo el mundo que estuvo en DC los días 5 y 6 de enero para mostrar su apoyo al presidente Trump y para proporcionar seguridad a los oradores invitados en el Rally Save América, así como para proteger a la gente del público”, declaró Harrelson. 

Y añadió: “Después de los discursos, ayudaron a escoltar a los miembros del partido Stop the Steal (incluyendo a personas de edad avanzada) hasta el Capitolio, donde se iba a celebrar otro acto de oratoria fuera de la casa”.

Luego continuó diciendo: “No tenían conocimiento previo de que alguien pudiera intentar infiltrarse en el edificio del Capitolio. Se dieron cuenta por primera vez después de verlo de primera mano. Entraron en el edificio para apoyar a los agentes de policía y a otras personas que estaban siendo rociadas con gas pimienta y corrían peligro de ser pisoteadas por la multitud”.

Su esposo, el sargento retirado del ejército Kenneth Harrelson, fue arrestado a principios de mes, quedando su familia con dificultades económicas para sobrevivir. Ese mismo día el FBI saqueó su casa, relató la mujer. 

Estimado lector, actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva y sin precedentes. Ante este escenario, la gente del mundo se está despertando y reconociendo la manipulación de la información y la censura. Ser un medio de noticias independiente implica grandes desafíos. Sin embargo seguimos informando sin temor, más allá del peso que tienen los intereses comerciales y políticos que marcan la agenda de los principales medios. Por esto, hemos creado una cuenta en Square, en la que puedes aportar a nuestra misión de seguir informando con veracidad.

Related Posts

Deja una respuesta