Web Analytics
Sur de Florida

“No es tiempo de recuento, aún queda mucho por hacer”

26 de marzo de 2021 – 10:03  – Por CÉSAR MENÉNDEZ

Carlos Hernández, a unos meses de dejar su cargo, comparte etapas del último tramo de su trayecto al frente de Hialeah, la ciudad que el verano de 2020 fue epicentro de la pandemia.

MIAMI. – Hialeah fue el epicentro del coronavirus en julio del 2020, los hospitales alcanzaron el máximo de su capacidad, la magnitud de la tragedia quedó resumida en la imagen de aquel contenedor lleno de cadáveres, ubicado en el parqueo de una funeraria. Sin embargo, ocho meses después, la ciudad tiene sus propios centros de vacunación, los negocios proliferan y se abre paso un desarrollo que ahora nos parece imparable.

DIARIO LAS AMERICAS entrevistó a Carlos Hernández, el hombre que ha dirigido la ciudad en los últimos 10 años, para conversar sobre las luces y sombras del 2020, el programa de vacunas, las desavenencias políticas y los nuevos proyectos de la ciudad.

Coronavirus

“El peor momento lo vivimos entre junio y julio [2020], cuando el número de contagios ascendió al máximo. Nos encontramos con los hospitales al tope de su capacidad. Una de las funerarias de la ciudad tuvo que traer un tráiler refrigerado para guardar los cadáveres. Ahí fue cuando sentí la presión y la frustración de no contar con la ayuda del gobierno estatal”, sostuvo el alcalde.

“Me molesta ver con la ligereza que algunas personas tratan las cifras de muertos ocasionados por la pandemia. Creo que esos individuos no tienen en cuenta que quienes murieron fueron nuestros padres, abuelos, hijos y amigos. Cuando esas funerarias estaban abarrotadas, miles de familiares esperaban con gran angustia poder ver a sus seres queridos por última vez. No son cifras, eran personas”.

Hernández considera que los elementos clave para minimizar el efecto de la enfermedad fueron la mejora de los protocolos en los hospitales y la llegada de las vacunas.

“Los héroes indiscutibles son esos médicos que cambiaron los tratamientos. A partir de entonces, comenzó a mejorar la situación”, insistió.

El control de la crisis

Tornados, huracanes, disparos masivos, era el arsenal de crisis que acumulaba Hernández en su diez años de experiencia como alcalde. “Jamás me imaginé que podía vivir una situación de pandemia. Pero debo confesar que todos los días durante esta crisis me he ido a la cama pensando cómo ayudar al pueblo. He estado concentrado en un único objetivo: ¿cuál es la solución que debo traer hoy?”.

Hernández describe la experiencia vivida por la sexta ciudad en población de Florida como una pesadilla, “teníamos residentes sin comida, sin poder pagar su renta, sin trabajo, los negocios cerrados, miles de enfermos, muchos de ellos muriendo, y era nuestro deber dar la cara, sin tiempo para pensar en otra cosa que no fuera ayudar.”

No se puede establecer si la causa del cierre de 1.697 negocios en la ciudad se debió solo al coronavirus. Pero es innegable que la mayoría de ellos no pudo resistir el paso de la pandemia.

Hernández lamentó que, en un período tan duro, muchos políticos no estuvieran a la altura que se esperaba de ellos. “Nosotros abogando por recursos vitales para nuestra ciudad, mientras que el gobierno del condado los retenía por varios meses”.

La Ciudad

La ciudad de Hialeah con una población de 238,000 habitantes, sin embargo, maneja un modesto presupuesto que apenas sobrepasa los 300 millones de dólares.

“Tras el corto cierre del Ayuntamiento, los empleados se entregaron a servir. Gracias a su trabajo se continuó con el proceso de licencias y los permisos de construcciones. Quienes tenían que atender al público siguieron trabajando y solucionando los problemas de la gente”.

Varios proyectos importantes retomaron su ritmo de ejecución. Algunos serán clave para el futuro desarrollo de la ciudad.

Por solo ejemplificar, mencionó el proyecto Shoma Village, que a finales de año pondrá en renta más de 300 unidades; el nuevo condominio en Seminola con 84 unidades para personas mayores y los varios parques que se construyen en la ciudad.

El área anexada

Sobre la zona anexada, otrora criticada por falta de infraestructuras esenciales, Hernández reconoció que están construyendo una estación de bomberos para servir a la comunidad. Aclaró, que en esa área “todo se demora porque el suelo es muy peculiar. Lo que en el resto de la ciudad se hace en meses, allí toma años. Por eso se retrasan los permisos de DERM y de las agencias federales competentes”. No obstante, indicó, “están terminadas las calles 97 y la 107. Seguiremos llevando la infraestructura y los servicios tan pronto como sea posible”.

Políticas y políticos

“Su victoria fue un triunfo para todos”, sostuvo Hernández sobre la elección de Daniella Levine Cava, la primera mujer alcaldesa del condado. “Ya era hora de que hubiera una mujer en ese puesto. Ella tiene todo mi apoyo”.

“Es una persona que escucha y está dispuesta a trabajar con otros. Ese es el secreto de un buen líder. A nivel condal es necesario trabajar con todas las ciudades. Esa fue la crítica que le hice al anterior alcalde, Carlos Giménez”.

Hernández también abordó sus desavenencias con el gobernador Ron DeSantis. “Ambos somos republicanos, pero no significa que tengamos que estar de acuerdo”. El edil confesó haberlo apoyado cuando anunció que se presentaba al cargo y visitó la ciudad. “Después de eso no vino más por aquí. Al principio de la pandemia, un hospital privado de la ciudad comenzó a hacer test, cobrando. Él lo criticó mucho, pero era su responsabilidad traer los test a Hialeah. Así no tendríamos la necesidad de que un hospital privado interviniese”.

“Después vino a Miami-Dade a reunirse con los alcaldes y no me invitó. Mas bien, impidió que yo entrara a esa reunión. Al parecer no le gusta que le critiquen”, sostuvo Hernández.

Finalmente, la beneficiada de estos encontronazos parece haber sido Hialeah, que ahora cuenta con dos centros permanentes de vacunación para su residentes.

Economía Local

Las cosas han mejorado, reconoció, “pero no podemos olvidar a las personas que están atrasadas en las rentas y necesitan ayuda. Tenemos que intentar llevar a todo el mundo a un nivel desde el cual puedan seguir avanzando por sí solos”.

Según el alcalde, “los negocios más pequeños, no se beneficiaron en la primera ronda de ayuda de dinero federal. Conozco empresarios que han tenido que rehipotecar su casa para continuar abiertos. Lo que más deseo es hacerles llegar los nuevos fondos federales”.

En unos meses se cerrará un ciclo en la vida del alcalde y de la ciudad. A la pregunta de con qué experiencia de su vida se queda, ¿alcalde o policía?, Hernández respondió:

“Si no hubiera sido comandante, tal vez hubiese sido menos eficiente. Cuando tuve que hacer recortes drásticos en el Departamento de Policía, me asistió la legitimidad. Yo era uno de ellos, no un político que llegaba a quitarles algo. Así que entendieron la necesidad del recorte en beneficio de la ciudad y de ellos mismos.

“Durante mi alcaldía, hemos trabajado con un 36% menos de presupuesto, sin embargo, los ciudadanos nunca vieron sus servicios decaer. Al contrario, creamos una reserva que nos permitió durante la pandemia disponer de 15 millones y los bonos de la Ciudad continúan en categoría A+. Debo reconocer que la Ciudad está en una situación sólida financieramente. Aunque, no es tiempo de recuento, aún queda mucho por hacer”.

cmenendez@diariolasamericas.com

Estimado lector, actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva y sin precedentes. Ante este escenario, la gente del mundo se está despertando y reconociendo la manipulación de la información y la censura. Ser un medio de noticias independiente implica grandes desafíos. Sin embargo seguimos informando sin temor, más allá del peso que tienen los intereses comerciales y políticos que marcan la agenda de los principales medios. Por esto, hemos creado una cuenta en Paypal, en la que puedes aportar a nuestra misión de seguir informando con veracidad.

Related Posts

Deja una respuesta