Internacional

Abogados chinos son perseguidos por defender los verdaderos derechos humanos

El 26 de octubre de 2020, la Embajada y Consulados de Estados Unidos en China publicaron la versión en chino de los “Informes por países de 2019 sobre prácticas en materia de derechos humanos”: China (Incluye Hong Kong, Macao y el Tíbet)” en su sitio web. En el informe se detallan numerosas violaciones de los derechos humanos por parte del partido comunista chino (PCCh), incluida la persecución de los practicantes de Falun Dafa y de los abogados que los representan.

Según el informe: “el gobierno suspendió o revocó las licencias comerciales o las licencias de derecho de algunos abogados que se encargaban de casos delicados, como la defensa de disidentes prodemocráticos, activistas de iglesias, practicantes de Falun Dafa o críticos del gobierno. Las autoridades utilizaron el proceso anual de revisión de licencias administrado por la asociación de abogados de China para retener o retrasar la renovación de las licencias de los abogados profesionales”.

Dice que muchos presos políticos siguen en prisión o detenidos, entre ellos los practicantes de Falun Dafa: Bian Lichao y Ma Zhenyu; y los abogados defensores de los derechos humanos: Wang Quanzhang, Gao Zhisheng y Jiang Tianyong, etc.

El informe afirma que las autoridades chinas siguen teniendo como objetivo a los abogados de derechos humanos. Por ejemplo: “en enero, el departamento de justicia de Guangdong revocó la licencia de Liu Zhengqing, un abogado de Guangdong conocido por defender a activistas y practicantes de Falun Dafa. El departamento le acusó de “poner en peligro la seguridad nacional” al defender a sus clientes en los tribunales”.

Otro abogado de derechos Qin Yongpei fue detenido por la policía secreta de Guangxi, según el informe. Dice: “Qin había trabajado en varios casos de derechos humanos, incluidos los de los abogados “709” y los practicantes de Falun Dafa, ayudó a muchas personas indigentes y vulnerables, y había hecho pública la mala conducta de funcionarios de alto nivel del gobierno y del PCCh”.

Perseguidos por su fe

El informe destaca especialmente la persecución a Falun Dafa. El gobierno comunista comenzó a perseguir a Falun Dafa en julio de 1999. Muchos practicantes han sido encarcelados ilegalmente y torturados física y mentalmente en centros de detención y prisiones. A algunos les inyectaron drogas que dañaron su sistema nervioso central, mientras que otros fueron víctimas de la sustracción forzada de órganos. Hasta la fecha, Minghui ha verificado al menos 4.500 muertes de practicantes en la persecución. Muchos más fueron llevados a centros de detención, campos de trabajos forzados, prisiones, centros de lavado de cerebro y hospitales psiquiátricos.

La persecución se dirige a personas de todas las clases sociales y profesiones, incluida la abogacía. El Sr. Liu Ruping, practicante de Falun Dafa, era abogado del bufete Shuntian de la ciudad de Jinan, en la provincia de Shandong. El Sr. Liu era también el director del departamento de derecho de la academia del partido comunista del distrito de Changqing. Impartía clases de derecho y gestión empresarial. Fue condenado a siete años de prisión en 2010 y sufrió graves lesiones en la cárcel. Sin embargo, a su familia no se le permitió visitarlo en prisión. Había estado detenido en centros de lavado de cerebro en dos ocasiones anteriores.

Wang Yonghang, practicante de Falun Dafa y abogado de la ciudad de Dalian, provincia de Liaoning, fue condenado a siete años de prisión en 2009. Mientras estaba bajo custodia policial, fue atado a una silla de metal y privado de sueño durante 13 días. El Sr. Wang sufrió posteriormente tuberculosis pulmonar, pleural y ascitis. Sentía entumecimiento en la parte inferior del cuerpo y temía quedar paralizado. Su esposa pidió repetidamente verlo, pero las autoridades se lo negaron.

El Sr. Chen Guangchang fue abogado del bufete Yushi, en la provincia de Shandong, durante diez años antes de perder su trabajo por practicar Falun Dafa. Se le exigió que informara de su ubicación a la oficina de justicia todos los días. Le dijeron que solo cuando renunciara a su creencia en Falun Gong podría volver a solicitar una licencia de abogado.

A pesar de las presiones e intimidaciones de las autoridades, algunos abogados de derechos humanos siguen defendiendo la inocencia de los practicantes ante los tribunales. Abogados como Gao Zhisheng, Wang Quanzhang y Yun Wensheng han sido perseguidos por defender a sus clientes y decir la verdad.

El abogado Yu Wensheng dijo una vez en su defensa: “Los abogados chinos han defendido la inocencia de los practicantes de Falun Dafa durante más de diez años, pero este desastre de los derechos humanos continúa. Durante esta campaña de persecución injusta, los funcionarios judiciales que deberían castigar el mal, promover el bien y defender la justicia están llevando a cabo ciegamente procedimientos ilegales para su propio beneficio. Durante 17 años, repiten los juicios ilegales uno tras otro, abusando de su poder”.

El Sr. Yu fue condenado a cuatro años de prisión en 2020 tras permanecer incomunicado durante más de 18 meses. Se le acusó de “incitar a la subversión del poder del estado”, según amnistía internacional.

Su zhi –Minghui.org

Estimado lector, actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva y sin precedentes. Ante este escenario, la gente del mundo se está despertando y reconociendo la manipulación de la información y la censura. Ser un medio de noticias independiente implica grandes desafíos. Sin embargo seguimos informando sin temor, más allá del peso que tienen los intereses comerciales y políticos que marcan la agenda de los principales medios. Por esto, hemos creado una cuenta en Square, en la que puedes aportar a nuestra misión de seguir informando con veracidad.

Related Posts

Deja una respuesta