Internacional

López Obrador reprende a la administración Biden por financiar a un grupo de “golpistas”

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, reprendió a la administración de Joe Biden por estar financiando a un grupo que -según él- tras su fachada de ser una organización anticorrupción, en realidad se mueve tras intereses políticos.

De acuerdo a lo que reportó US News, citando a la agencia Reuters, López Obrador envió una nota diplomática solicitando a EE. UU. que suspenda la financiación al grupo anticorrupción llamado “Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad” (MCCI), por ser un grupo de “golpistas” dispuestos a socavar y derrocar al gobierno.

Los fondos son enviados a MCCI, a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, comúnmente conocida como USAID.

“Es interferencia, es intervencionismo, está promoviendo golpistas”, dijo el presidente mexicano en su nota.

“Por eso pedimos que (el gobierno de los Estados Unidos) nos aclare esto. Un gobierno extranjero no puede proporcionar dinero a grupos políticos”.

Luego de que el presidente mexicano manifestara sus intenciones de enviar la carta diplomática el jueves, el MCCI publicó en Twitter que su trabajo era completamente legal.

En su sitio web, MCCI enumera a USAID entre sus patrocinadores financieros, que dice que en total son más de 1 000 donantes.

Relaciones bilaterales

Como vecinos, EE. UU y México han tenido varios altibajos en sus relaciones bilaterales, sobre todo por el tema del muro fronterizo y la inmigración ilegal a través de la frontera sur de EE. UU.

Las relaciones entre el gobierno mexicano con la administración anterior de Trump, llegaron a muy buen puerto y lograron grandes avances en temas de inmigración. 

El mes pasado, durante una conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional, López Obrador relató que cuando llegó a la Presidencia, en diciembre de 2018, muchos apostaban que no se entendería con Trump.

Sin embargo, la buena relación entre López Obrador y Trump sorprendió a todos.

El mandatario mexicano señaló que se lograron comprender muy bien y que «el éxito» -según sus propias palabras- fue «el respeto mutuo» y puso como ejemplo lo que sucedió en julio del año pasado cuando visitó Washington DC.

En ese entonces, le propuso a Trump que no hablaran del muro fronterizo -ya que ambas tienen posturas muy distintas- y sì que avanzaran en otros temas también importantes para abordar la crisis de los inmigrantes ilegales y otros acuerdos comerciales.

Antes de ser presidente, el político mexicano había sido muy crítico con el republicano e incluso llegó a publicar un libro titulado «Oye, Trump» en el que defendía a los migrantes ilegales.

El respeto mutuo tuvo efecto y aquella reunión de 2020 trajo muy buenos resultados con importantes acuerdos.

Además, López Obrador fue uno de los últimos mandatarios en reconocer la victoria de Joe Biden en las cuestionadas elecciones del 3 de noviembre.

Pasada la página de su relación con Trump, el presidente mexicano insistió en que la cooperación para el desarrollo es clave para frenar la ola de migrantes y lamentó que los llamados migratorios de Biden fueran aprovechados «por traficantes de personas» y que muchos migrantes viajen acompañados de menores de edad.

El pasado 18 de marzo, la Cámara de Representantes de Estados Unidos, controlada por los demócratas, aprobó dos polémicos proyectos de ley de reforma migratoria que buscan regularizar a cerca de 4 millones de indocumentados.

En tanto, congresistas republicanos como jefes de la Patrulla Fronteriza describen que es caótica la situación en la frontera. 

Más allá de la aparente cortesía en la superficie de López Obrador con la administración de Biden, no parece haber la misma sintonía que con la administración Trump. Como mencionamos anteriormente, el presidente mexicano fue uno de los últimos mandatarios en reconocer a Joe Biden como presidente.

Hace unos días, exactamente el 7 de mayo, se realizó una videoconferencia sobre temas de inmigración, pero el presidente Biden “brilló por su ausencia”. En su lugar, se dio cita la vicepresidenta Kamala Harris, quien dialogó con el presidente López Obrador, y según él expresó en Twitter, fue en “términos amistosos”.

Estimado lector, actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva y sin precedentes. Ante este escenario, la gente del mundo se está despertando y reconociendo la manipulación de la información y la censura. Ser un medio de noticias independiente implica grandes desafíos. Sin embargo seguimos informando sin temor, más allá del peso que tienen los intereses comerciales y políticos que marcan la agenda de los principales medios. Por esto, hemos creado una cuenta en Square, en la que puedes aportar a nuestra misión de seguir informando con veracidad.

Related Posts

Deja una respuesta