Desde Cuba EE.UU

Fábrica de Tampa pide permiso para importar tabaco de productores privados cubanos

J.C. Newman Cigar Company, que conserva un fardo traído de Cuba en 1962, aspira a reanudar el intercambio

En el sótano de la fábrica familiar de puros en Ybor City (Florida) Drew Newman conserva, desde 1962, el último fardo de tabaco cubano y, ahora, quiere ser el primero en obtener un permiso de Washington para reanudar las importaciones a través de productores independientes.

“Antes de que el presidente Kennedy impusiera el embargo a Cuba, mi abuelo y mi bisabuelo importaban millones de libras de tabaco a Estados Unidos a través del puerto”, cuenta al diario local Tampa Bay Times.

Un programa creado durante la presidencia de Barack Obama permite a las empresas estadounidenses adquirir bienes y servicios hechos en Cuba siempre que sea al margen del Estado. A esa vía se intenta acoger el empresario de Ybor City para comprar inicialmente con la J.C. Newman Cigar Company unas 10.000 libras de tabaco, que según sus cálculos permite fabricar entre 150.000 y 175.000 puros. El producto cubano está prohibido en EE UU porque solo se enrolla mediante una empresa estatal, Habanos S.A., asociada a Imperial Tobacco, con sede en Londres.

“Hay agricultores y cooperativas independientes que cultivan tabaco en Cuba”, dice el directivo, que ansía volver a los tiempos en que Tampa se convirtió en la capital mundial de liar puros cubanos

“Hay agricultores y cooperativas independientes que cultivan tabaco en Cuba”, dice el directivo, que ansía volver a los tiempos en que Tampa se convirtió en la capital mundial de liar puros cubanos.

A principios del siglo XX, la ciudad tenía más de 150 fábricas que producían cantidades superiores a los 500 millones de cigarros enrollados a mano, principalmente con tabaco cubano.

Esa época la describe un recorrido histórico por la fábrica en la que se guarda el viejo fardo sexagenario que los Newman guardaron como reclamo publicitario: solo ellos podían decir disponer de tabaco cubano estando en vigor el embargo, aunque ni siquiera lo estuvieran utilizando para fabricar.

“Autorizar la importación de tabaco crudo cultivado en Cuba nos permitiría a nosotros y a otros fabricantes de cigarros estadounidenses apoyar a los empresarios cubanos independientes y demostrar, una vez más, que podemos liar mejores cigarros con tabaco cubano que la propia Cuba”, dice Newman en el escrito que ha presentado para fundamentar su petición al Departamento de Estado.

El consejero delegado de la empresa tiene esperanzas de obtener el permiso y comenzar importando pero con la vista puesta, incluso, en el cultivo posterior. Su referente son el café, los textiles o el carbón cubanos, que fueron autorizados por EE UU gracias a la norma que busca fortalecer el sector privado cubano, aunque hasta la fecha se sigue sin poder evitar la participación del Gobierno cubano en algún punto de la cadena.

En 2017, se realizó el primer envío de carbón de marabú cubano a partir de la fabricación en las cooperativas agropecuarias privadas que lo talan y procesan, pero después lo venden a una empresa para la comercialización final. Además, la empresa estatal organiza el transporte. En ese caso, el acuerdo implicaba a la estatal Cubaexport y la compañía estadounidense Trading LLC, subsidiaria de Reneo Consulting.

En aquel momento reinaba el optimismo de extender el acuerdo también a la miel, pero nunca llegó a obtenerse el permiso necesario.

John Kavulich, es el presidente del Consejo Económico y Comercial Estados Unidos-Cuba, con sede en Nueva York, recuerda que Cuba se negó a autorizar la exportación de la miel pero también del cacao en grano. En su opinión, se abre una puerta para los Newman ahora ya que la Administración actual está considerando permitir que los estadounidenses inviertan en el sector privado de Cuba.

“Esto impacta a los Newman de una buena manera. La administración Biden tiene interés en brindar más apoyo al sector privado de Cuba”, aseguró al diario

“Esto impacta a los Newman de una buena manera. La administración Biden tiene interés en brindar más apoyo al sector privado de Cuba”, aseguró al diario. No obstante, insiste en que cree que el régimen debería autorizar la venta directa para que los privados puedan comerciar libremente con su tabaco, pero admite que es un producto estratégico para el país y duda que se abra esta opción.

En junio de 2020 el Gobierno aceptó por primera vez la posibilidad de que los privados exporten por su cuenta, pero a través de empresas estatales. Desde entonces, aunque la prensa oficial se ha hecho eco de ventas exitosas, nunca se ha podido contrastar la información.

En septiembre, el rostro de Lázaro Rafael Fundora se hizo famoso en todos los medios del Estado por ser el primer cubano en materializar la exportación de limones a España a través de la empresa Frutas Selectas. 14ymedio intentó en vano durante semanas localizar el producto, que llegó en un vuelo de Iberia al aeropuerto de Madrid Barajas, donde se pierde para siempre su rastro.

Estimado lector, actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva y sin precedentes. Ante este escenario, la gente del mundo se está despertando y reconociendo la manipulación de la información y la censura. Ser un medio de noticias independiente implica grandes desafíos. Sin embargo seguimos informando sin temor, más allá del peso que tienen los intereses comerciales y políticos que marcan la agenda de los principales medios. Por esto, hemos creado una cuenta en Square, en la que puedes aportar a nuestra misión de seguir informando con veracidad.

Related Posts

Deja una respuesta