Internacional

“Mi vida está en peligro, vengan a salvarme”: revelan pedidos de auxilio del presidente haitiano

Un reporte del medio británico Daily Mail revela que el presidente haitiano realizó dos llamados telefónicos pidiendo auxilio por su vida unos 15 minutos antes de ser ejecutado en su casa, dejando aún más comprometidas a las tres unidades a cargo de seguridad por haber demorado tanto en responder.

A medida que avanza la investigación del asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse, y más evidencia es descubierta, mas preguntas quedan sin responder.

Según el medio británico que realizó un informe basado en diversos reportes, el presidente haitiano realizó dos llamadas desesperadas aproximadamente 15 minutos antes de ser ejecutado en su residencia.

La primera llamada realizada por Jovenel Moïse fue a la 1:34 a.m. del 7 de julio al comisario de la policía.

“Están disparando junto a la casa. Moviliza a la gente”, le dijo el presidente al comisario.

Al ver que no hubo respuesta inmediata del comisario, Moïse llamó a un oficial de la Policía Nacional.

“¿Dónde están? Necesito su ayuda, ahora. Mi vida está en peligro. Vengan rápido, vengan a salvarme la vida”, dijo Moïse en su llamada a la policía nacional.

El oficial de la policía nacional que recibió la llamada dijo que antes de que la llamada se cortara, escuchó disparos de rifles de asalto y que inmediatamente envió tres patrullas a la residencia del presidente.

El comisario que recibió la primera llamada dijo que camino a la casa del presidente, realizó llamadas durante 14 minutos seguidos para conseguir ayuda.

Primero llamó al jefe de seguridad del presidente, Dimitri Hérard, quien aparentemente está implicado en la investigación, y este le confirmó que ya estaba preparándose para ir al lugar. Esa llamada fue a la 1:35 a.m. un minuto después del pedido de auxilio de Moïse.

A la 1:38 a.m. el comisario llamó al supervisor del equipo de seguridad del presidente que estaban de guardia en ese momento, pero nadie le contestó.

Minutos más tarde, a la 1:47 llamó a la unidad táctica especializada llamada Equipo de Contra Asalto y a la 1:50 al jefe de la Policía de Haití, Léon Charles, pidiendo apoyo.

Según el registro de llamadas del presidente, a la 1:45 todavía estaba vivo.

El extraño final de la operación  

El comisario que realizó las llamadas y el primer pedido de socorro de Moïse dijo que cuando llegó a la residencia del presidente, Hérard, jefe de seguridad ya estaba allí con sus agentes en medio de la calle.

Tanto el equipo de Hérard como las unidades de la policía se dirigieron juntos a la residencia del presidente pero fueron detenidos por un grupo de hombres fuertemente armados, quienes finalmente fueron los asesinos del presidente y que les gritaban “Operación de la DEA, retrocedan”.

Extrañamente, Hérard y los oficiales que fueron a proteger al presidente, obedecieron y retrocedieron a los gritos de los mercenarios.

Cuando los mercenarios colombianos se comenzaron a retirar y las fuerzas de seguridad del presidente lograron ingresar a la residencia, Moïse yacía muerto en su habitación y su esposa herida en un pasillo. Sus hijos no fueron heridos.

Las tres ‘capas’ de seguridad que fallaron en proteger al presidente

Por rutina, el equipo de seguridad de la residencia del presidente cuenta con 24 oficiales, pero la policía haitiana se ha negado a confirmar cuántos estaban el día de su asesinato en el lugar.

La primera capa de seguridad del presidente es el equipo dirigido por Dimitri Hérard, que es un oficial veterano de la policía nacional. Hérard ha sido arrestado en conexión con el asesinato.

La segunda capa es el Equipo de Contra Asalto y la tercera y más cercana a la presidente, es la Unidad de Seguridad Presidencial.

Ninguno de los oficiales de las tres capas de seguridad presidencial fue heridos durante el incidente y hasta el momento hay unos 20 individuos de estas unidades que han sido arrestados, están siendo interrogados o recibieron algún tipo de sanción.

Con la colaboración del FBI, 18 de los mercenarios colombianos y dos haitianos-estadounidenses que se cree que están implicados en el atentado fueron arrestados. Tres mercenarios colombianos han muerto y cinco siguen prófugos.

Cuales son las teorías sobre el motivo del asesinato

Existe evidencia de que los mercenarios colombianos, algunos de ellos entrenados por el Pentágono, fueron contratados por una empresa de seguridad llamada Unidad Antiterrorista Academia Federal LCC o CTU Security con sede en Miami cuyo dueño es un venezolano llamado Antonio Intriago.

Christian Emmanuel Sanon acusado de ser el autor intelectual encargó el asesinato a Intriago quien hizo varios viajes de reconocimiento a Haití antes de llevar a cabo la operación.

Sanon, Gilbert Dragon, excomisario de policía, y Reynaldo Corvington, acusado de dar refugio a los asesinos fueron arrestados como principales responsables del asesinato.

Los investigadores haitianos creen que ellos se reunieron en Florida y República Dominicana para planificar ‘cómo reconstruir Haití’ cuando Moïse no estuviera más en el poder.

Sin embargo, no se presentaron pruebas claras sobre quién y por qué se ordenó el asesinato y cómo pudieron los asesinos pasar un control de seguridad de tres niveles.

Estimado lector, actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva y sin precedentes. Ante este escenario, la gente del mundo se está despertando y reconociendo la manipulación de la información y la censura. Ser un medio de noticias independiente implica grandes desafíos. Sin embargo seguimos informando sin temor, más allá del peso que tienen los intereses comerciales y políticos que marcan la agenda de los principales medios. Por esto, hemos creado una cuenta en Square, en la que puedes aportar a nuestra misión de seguir informando con veracidad.

Related Posts

Deja una respuesta