Amnistía Internacional pide ingresar en Cuba para verificar la situación de los detenidos en las protestas - La Nueva Cuba
Desde Cuba

Amnistía Internacional pide ingresar en Cuba para verificar la situación de los detenidos en las protestas

Los mayores gritos de la protesta del 11J “fueron políticos: ¡Libertad! y ¡Abajo la dictadura!”, dijo el CCDH

Amnistía Internacional (AI) pidió este sábado al Gobierno cubano que le permita ingresar al país para verificar la situación de las personas detenidas el pasado 11 de julio (11J) tras las protestas que se generaron en la Isla.

“Por años, en AI hemos solicitado ingreso a Cuba, sin éxito. Hoy reitero mi solicitud al (presidente) Miguel Díaz-Canel de entrar al país para verificar la situación de personas presas injustamente por ejercer su derecho a protestar”, señaló Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de AI en su cuenta oficial de Twitter.

Asimismo, compartió una carta enviada el pasado 5 de agosto a las autoridades cubanas en la que solicita que brinden información relativa al número de personas que fueron detenidas en las protestas.

En la misiva, la organización pidió información sobre el número de personas que, hasta la fecha, han sido puestas en libertad, “y cuántas permanecen bajo custodia del Estado y en proceso de investigación”.

El pasado 11 de julio, cientos de cubanos salieron a las calles a protestar contra el Gobierno con gritos de “abajo la dictadura”, “libertad”, “no tenemos miedo” y culpan al régimen de la escasez de alimentos, productos básicos y medicinas, la proliferación de tiendas de pago exclusivo en divisas y los habituales cortes de luz.

La organización pidió información sobre el número de personas que, hasta la fecha, han sido puestas en libertad, “y cuántas permanecen bajo custodia del Estado”

Cuba pasa por una grave crisis económica, con sus arcas vacías e incapaz de hacer frente a sus deudas, a lo que se suma además un peligroso auge de los casos de covid-19 en las últimas semanas.
Durante y después de las protestas, que incluyeron desde manifestaciones pacíficas hasta enfrentamientos con la policía y saqueos en algunas localidades, se produjo una ola de detenciones a los participantes y supuestos instigadores, entre ellos ciudadanos anónimos, artistas, activistas opositores y periodistas independientes.
El Gobierno no ha ofrecido datos sobre detenidos y se desconoce cuántos hay, si bien organizaciones han hecho sus propios estudios que los cifran desde más de cien hasta miles en todo el país.
De acuerdo con autoridades judiciales, hasta el pasado 5 de agosto 62 personas han sido juzgadas por su participación en las protestas, pero aún se desconoce la cifra oficial de detenidos.
En ese contexto, AI pidió en su carta que el Gobierno cubano envíe información relativa a la ubicación específica de los centros de reclusión dónde se encuentran detenidas las personas, así como el desglose por cárcel u otro lugar de detención en diferentes puntos del país.
Finalmente, solicitó que las autoridades indicaran las acusaciones penales formuladas, desglosadas por número de personas detenidas y desglosadas por género o sexo.
Los mayores gritos de la protesta del 11J “fueron políticos: ¡Libertad! y ¡Abajo la dictadura!”, insistió, por su parte, el Centro Cubano de Derechos Humanos (CCDH), dirigido por la opositora Martha Beatriz Roque.
“El sentimiento de indefensión sobre cualquier tipo de derecho, que hasta ahora pertenecía en mayoría a la oposición, se ha extendido al tejido social”

En su más recuente informe, la organización con sede en La Habana, alegó que, si existía poca evidencia de las violaciones de los derechos humanos en Cuba, los sucesos durante las manifestaciones y días posteriores, “han dejado claro la forma en que la dictadura quebrante las propias leyes que ha dictado y cómo maneja por detrás del escenario a los que participaron en estas protestas y a sus familiares”.

De la misma forma que cuentan innumerables personas “cómo han sido golpeadas y torturadas”, el régimen “desmienten que esto suceda y quieren hacer ver que todas las detenciones se han hecho con garantías procesales”. Sin embargo, insiste el CCDH, “los muchos videos, fotos y testimonios subidos a las redes, se inclinan a dar la razón a los manifestantes”.

“El sentimiento de indefensión sobre cualquier tipo de derecho, que hasta ahora pertenecía en mayoría a la oposición, se ha extendido al tejido social, y son muchas las familias que han sentido en su propia carne ‘no poder hacer algo’, ni siquiera saber dónde están sus seres queridos”, denuncia la organización.

A la par de las detenciones y la represión por las protestas del 11J, el CCDH indicó que continuó el hostigamiento y el cerco policial a artistas, activistas y periodistas independientes, como sucede con los reporteros Luz Escobar, del diario 14ymedio, y de Héctor Luis Valdés Cocho, de ADN Cuba, quien también fue detenido el pasado mes.

Estimado lector, actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva y sin precedentes. Ante este escenario, la gente del mundo se está despertando y reconociendo la manipulación de la información y la censura. Ser un medio de noticias independiente implica grandes desafíos. Sin embargo seguimos informando sin temor, más allá del peso que tienen los intereses comerciales y políticos que marcan la agenda de los principales medios. Por esto, hemos creado una cuenta en Square, en la que puedes aportar a nuestra misión de seguir informando con veracidad.

Related Posts

Deja una respuesta