Desde Cuba

Observatorio Cubano de Conflictos: La represión ya no basta para “inmovilizar” a la población

“Otra explosión nacional no es solo posible sino muy probable”

El observatorio Cubano de Conflictos (OCC) informó que Cuba concluyó el mes de agosto con 297 protestas públicas, a pesar de la represión ejercida por las autoridades.

Para la organización, la alta cifra de manifestaciones ciudadanas es muestra de la influencia que tuvo el levantamiento nacional del pasado 11 de julio, donde más de 180,000 ciudadanos salieron a las calles en 49 ciudades de todo el territorio.

De acuerdo con el OCC, las demostraciones de inconformidad han sido una constante durante agosto, a pesar de los múltiples reportes de detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas, y condenas a los participantes del 11J.

“El mes de julio no se toma como referencia comparativa por haber sido el marco de un acontecimiento inusitado en los 62 años del castrismo en el poder: un levantamiento popular que convocó simultáneamente a 187.000 cubanos y totalizó 584 protestas públicas”, explica el OCC.

Sin embargo, destaca el alto número de protestas públicas en un periodo de aparente pasividad, tras ser sofocadas las protestas de la segunda semana de julio.

“Por la tensa calma impuesta por la represión masiva, las protestas continuaron creciendo en agosto, con 48 más que en junio (249), a razón de nueve diarias. La tendencia a crecer cada mes se ha mantenido desde que el OCC comenzó a contabilizarlas en septiembre de 2020. Desde entonces se han registrado 2,109 de estos actos contestatarios”, añadió el informe.

El “conflictómetro” del OCC de agosto identificó que 175 de las manifestaciones estuvieron vinculadas a la exigencia de derechos económicos, sociales y culturales, mientras que las 122 restantes estuvieron relacionadas con derechos políticos y civiles.

El observatorio señaló que las primeras han sido mayoría por el descontento de la población ante la crisis sanitaria y el colapso del sistema de salud pública de la Isla.

“Las numerosas demandas de los cubanos alrededor de este tema encierran un alto significado político, al poner al desnudo a una oligarquía que a través del grupo militar-empresarial GAESA maneja la mayor parte del ingreso anual en divisas y no lo entrega al Gobierno para impulsar el desarrollo, la producción de alimentos y medicinas o el equipamiento y avituallamiento del sistema de salud nacional”, indica el informe.

El documento mencionó el amplio rango de medidas represivas contra la población que se desplegó durante las protestas, y cómo el contraste de los recursos dedicados a este fin, en comparación con los utilizados para solucionar los problemas del país, también contribuyó a alebrestar a los manifestantes.

En este sentido, destacó que la represión de los últimos meses no ha sido exclusiva de opositores y activistas, sino que ha abarcado también a ciudadanos comunes.

“Cuando las personas son llevadas masivamente a una situación existencial extrema en que pueden morir por falta de atención médica y alimentos, el terror ya no resulta eficaz para inmovilizarlas”, sentenció el observatorio.

“Otra explosión nacional no es solo posible sino muy probable, aunque la próxima vez puede que tenga otras características”, concluyó.

Estimado lector, actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva y sin precedentes. Ante este escenario, la gente del mundo se está despertando y reconociendo la manipulación de la información y la censura. Ser un medio de noticias independiente implica grandes desafíos. Sin embargo seguimos informando sin temor, más allá del peso que tienen los intereses comerciales y políticos que marcan la agenda de los principales medios. Por esto, hemos creado una cuenta en Square, en la que puedes aportar a nuestra misión de seguir informando con veracidad.

Related Posts

Deja una respuesta