Desde Cuba

Cuba no podrá comercializar sus vacunas a través del mecanismo COVAX por no estar aprobadas por la OMS

La OPS aclara que, no obstante, cada organismo regulador tiene autoridad en su país para otorgar o denegar las licencias de productos farmacéuticos

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió que las vacunas contra el coronavirus desarrolladas en Cuba no tienen el aval de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y no pueden ser suministradas en la región a través del mecanismo COVAX, encargado del acceso equitativo a las vacunas contra el Covid-19.

Así explicó Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS, en una sesión informativa sobre la pandemia en las Américas, transmitida por el organismo regional a través de sus redes sociales.

“Para comprar una vacuna por el fondo rotatorio de la OPS, la vacuna tiene que estar autorizada, precalificada, o con autorización de uso de emergencia de la OMS. Es una garantía de la OPS para proveer de vacunas seguras y eficaces”, añadió.

El aval de la OMS es indispensable para las vacunas que se suministran por medio del Mecanismo COVAX, al que renunció el Gobierno de Cuba para adquirir fármacos seguros y que ha sido blanco de ataques de la prensa oficial de la Isla como parte de la propaganda a los productos cubanos.

La recomendación de la OMS ayuda a los gobiernos a acelerar su propia autorización regulatoria para importar y administrar vacunas contra el Covid-19. No obstante, recientemente el científico cubano Amílcar Pérez Riverol aclaró que “ninguna vacuna necesita la aprobación de la OMS para ser aplicada en ningún país. Eso es responsabilidad de las agencias reguladoras nacionales”.

Barbosa confirmó este argumento al ser cuestionado por el voto favorable de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) de México al uso de la vacuna Abdala.

“Cada organismo regulador tiene autoridad en su país y un marco legal en base al cual evalúa y otorga o deniega las licencias de los productos farmacéuticos. Sea la COFEPRIS de México, la FDA de Estados Unidos o el CECMED de Cuba. Son decisiones soberanas de cada autoridad que deben ser tomadas sobre bases transparentes y siguiendo los estándares internacionales“, dijo.

Lo que sucede en el caso de las vacunas producidas actualmente en Cuba es que “todavía no tienen la autorización de uso de emergencia de la OMS, así que no se pueden adquirir por el fondo rotatorio de la OPS“, que es el encargado del programa COVAX, aclaró Barbosa.

Petición desde La Habana

El miércoles, el presidente de la estatal Biocubafarma, Eduardo Martínez Díaz, anunció que el Gobierno de Cuba iniciará conversaciones con la OMS sobre el proceso de precalificación de las vacunas cubanas contra la Covid-19, publicó el portal oficial Cubadebate.

Martínez Díaz dijo a través de su cuenta en Twitter que el proceso se inicia después de haber recibido la autorización, por parte de las autoridades regulatorias de la Isla, para el uso de emergencia de tres de los fármacos vacunales: Soberana 02, Abdala y Soberana Plus.

“Desde la primera etapa de desarrollo de las vacunas cubanas Covid-19, BioCubaFarma ha intercambiado con la representación de la OPS/OMS en Cuba y la ha mantenido actualizada de los resultados”, añadió.

Cubadebate dijo que el Gobierno de “Cuba tiene experiencias positivas de intercambio con la Organización Mundial de la Salud para la certificación de vacunas, como por ejemplo las vacunas Heberbiovac HB y Quimi-Hib”.

Según las autoridades cubanas, las vacunas cubanas habrían contribuido a disminuir hasta en seis veces las muertes y los casos graves de Covid-19. No obstante, desde que comenzara la campaña de vacunación en territorios escogidos en la Isla, el país ha vivido su peor pico de contagios y decesos en 17 meses de pandemia.

El Gobierno de Cuba incumplió con su plan de inmunización con los productos cubanos para agosto, cuando se suponía que el 70% de la población debía estar vacunada contra el Covid-19. Ahora espera tener en noviembre al 92,6% de la población vacunada con las tres dosis y en este mes de septiembre con al menos una dosis.

La nueva estrategia de vacunación en Cuba incluye a los menores de 18 años para iniciar el curso escolar, que comenzará el próximo lunes 6 de septiembre con teleclases.

En la Isla las autoridades han introducido la vacuna china Sinopharm para “complementar” los esquemas con los productos nacionales y ya se aplica, en medio de interrogantes de los cubanos, en al menos seis municipios de la provincia de Artemisa y en Cienfuegos.

Estimado lector, actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva y sin precedentes. Ante este escenario, la gente del mundo se está despertando y reconociendo la manipulación de la información y la censura. Ser un medio de noticias independiente implica grandes desafíos. Sin embargo seguimos informando sin temor, más allá del peso que tienen los intereses comerciales y políticos que marcan la agenda de los principales medios. Por esto, hemos creado una cuenta en Square, en la que puedes aportar a nuestra misión de seguir informando con veracidad.

Related Posts

Deja una respuesta