Desde Cuba

Situacion tensa en Sancti Spiritus por falta de camas

La prensa local sigue mostrando el lado más oscuro del covid-19 en Cuba y se aleja del triunfalismo que mantienen los medios nacionales sobre el decursar de la pandemia en la Isla. Un reportaje publicado este sábado en el diario Escambray, de Sancti Spíritus, describe los problemas para obtener una cama hospitalaria en el territorio.

El artículo se centra en los problemas para lograr un ingreso y el tiempo que los pacientes deben esperar para acceder a una sala hospitalaria. La historia de Tomás Simón Serrano, quien pasó 37 horas sentado en uno de los bancos del Cuerpo de Guardia de Infecciones Respiratorias Agudas del Hospital General Provincial Camilo Cienfuegos, da inicio al texto.

“Cuando llegaron al hospital se encontraron con que no había cama y tuvo que estar en espera en un salón. Le decían que había que esperar las altas, los PCR que dieran negativo para ver si cogían cama. Conclusión: llegaron desde el lunes a las nueve de la mañana y alcanzaron cama el martes a las diez de la noche”, detalla.

Pero la historia de Serrano es una de tantas. En la consulta del Hospital Pediátrico Provincial también se acumulan las “madres con niños en brazos horas y horas” a la espera de un medio de transporte que “para trasladarlos a un centro de aislamiento, niños con suero encima de los padres mientras aguardan por el ingreso tiempo después”, explica el texto.

Tomás Simón Serrano pasó 37 horas sentado en uno de los bancos del Cuerpo de Guardia de Infecciones Respiratorias Agudas del Hospital General Provincial Camilo Cienfuegos

Aunque las cifras oficiales, que cada jornada difunde el Ministerio de Salud Pública, muestran que los casos contagiados en Sancti Spíritus no superaban el millar este sábado, la realidad ha obligado a aumentar las capacidades de ingreso en “las instituciones asistenciales, la extensión de salas de hospitalización a centros educacionales, la habilitación de camas hasta en los círculos infantiles o la reorganización de no pocos servicios de salud”.
“Si los números dieran abasto podría creerse que las más de 3.000 camas destinadas en la provincia a la hospitalización de casos sospechosos y confirmados con la covid-19 son suficientes. Pero fuera del papel lo que parece un dato promisorio suele restarse ante la multiplicación de enfermos por día”, advierte el reportaje.
Solo para el aislamiento de los pacientes positivos han tenido que ser habilitados en territorio espirituano, según datos de la Dirección Provincial de Salud, 39 centros con 2.490 capacidades y para sospechosos 27 con 1.116 posiciones. Pero “ni aun así quiere decir que de la ecuación egreso-ingreso se despeje y que exista una cama para el que lo requiera”.
Este sábado, en la provincia se detectaron 905 nuevos casos positivos pero los problemas para acceder a una prueba PCR hace que muchos de los contagiados ni siquiera ingresen a las estadísticas oficiales.
El pasado lunes, las 147 camas destinadas para enfermos de covid-19 en el hospital Camilo Cienfuegos estaban llenas y también las 40 de su terapia intensiva. Como promedio en ese hospital ingresan diariamente, solo por covid-19, alrededor de 75 personas. En el Pediátrico los números rondan los 60 y sus camas también estaban llenas la semana pasada.
Escambray advierte que los hospitales “colapsan”, una palabra que las autoridades del Minsap evitan usar, en parte porque “las cifras de contagiados por día y los convalecientes de la covid-19 cuyas secuelas siguen requiriendo de atención hospitalaria como los enfermos que, dada su evolución clínica, tienen que permanecer acostados en una cama por varias jornadas”.
Las escenas de pacientes sin camas hospitalarias, carentes de oxígeno medicinal o con síntomas graves en sus casas cada vez se cuelan más en las redes sociales y los medios locales cubanos, poniendo en jaque la versión más maquillada que promueven los altos funcionarios

El reportaje de Escambray ha azuzado las críticas de los lectores que no han perdido oportunidad para recordar que lo descrito se parece bastante a lo que describían “en el noticiero contando las calamidades de otros países y nosotros orgullosos de que eso en Cuba no sucede porque somos los buenos del mundo y nada más lejos de la realidad, solo era cuestión de tiempo”, reclamó un internauta.

Las escenas de pacientes sin camas hospitalarias, carentes de oxígeno medicinal o con síntomas graves en sus casas cada vez se cuelan más en las redes sociales y los medios locales cubanos, poniendo en jaque la versión más maquillada que promueven los altos funcionarios y los medios de tirada nacional.

La prensa provincial lleva semanas moviendo ficha. Hace unos días el diario de Ciego de Ávila confirmaba la falta de oxígeno y precaria situación en la zona y poco después fue el 5 de Septiembre, periódico cienfueguero oficial, el que hablaba de un “escenario sin precedentes” en un artículo titulado Covid-19 en Cienfuegos: la verdad sobre la mesa.

El diario denunció entonces que faltaban pruebas diagnósticas, se acumulaban las PCR sin resultados, había un mal manejo de los casos en atención primaria según su riesgo y que terminaban graves en los hospitales por la falta de rastreo. A esto se sumó la falta de oxígeno medicinal -a pesar de la incorporación de las Fuerzas Armadas y de Rusia a la producción- y la escasez de medicamentos o materiales sanitarios.

A todo esto hay que agregar, puntualizó el diario, que lo prometido por el Gobierno no siempre llega. “Debo decirles que hay problemas con la comida, que en no pocos casos se ha dado el desayuno a deshora y el almuerzo sale en la tarde. También pasa que después del egreso las personas deben esperar hasta tres y cuatro horas por el transporte (…)”, denunció un ciudadano.

Ahora, en el centro de los reclamos están las camas, una simple estructura de madera que puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

Estimado lector, actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva y sin precedentes. Ante este escenario, la gente del mundo se está despertando y reconociendo la manipulación de la información y la censura. Ser un medio de noticias independiente implica grandes desafíos. Sin embargo seguimos informando sin temor, más allá del peso que tienen los intereses comerciales y políticos que marcan la agenda de los principales medios. Por esto, hemos creado una cuenta en Square, en la que puedes aportar a nuestra misión de seguir informando con veracidad.

Related Posts

Deja una respuesta