Desde Cuba

Prensa local destapa cómo Cuba esconde muertos del Coronavirus

Con imágenes en redes sociales sobre la preparación del terreno, muchos usuarios denunciaron la existencia de fosas comunes

Durante julio y la primera quincena de agosto la provincia de Guantánamo registró un incremento de la mortalidad por Covid-19 que hizo colapsar los deteriorados servicios necrológicos en manos del Estado cubano. Al cierre de julio, se registraron 901 muertes y a principios de agosto se contabilizaron entre 70 y 80 fallecimientos diarios, admitió el telecentro oficial Solvision.

Esta situación obligó a extender las capacidades de sepulturas en tierra de la necrópolis de Santa Juana, en Manuel Tames, pero autoridades cubanas negaron que se tratara de fosas comunes. Admitieron la excavación en hectáreas específicas para sepultar fallecidos por enfermedades infectocontagiosas.

“El cementerio de Guantánamo, que se encuentra en el centro de la ciudad, no es un secreto para nadie que está prácticamente colapsado desde el punto de vista de área, de crecimiento, al ocurrir esta pandemia”, dijo un funcionario no identificado, entrevistado por Solvision.

Nosotros teníamos identificadas en el cementerio de Santa Juana (en el municipio Manuel Tames) las áreas de enterramiento para enfermedades infectocontagiosas, aprobaba por Higiene en la provincia”, encargada de hacer estos procedimientos, añadió.

Con imágenes en redes sociales sobre la preparación del terreno, muchos usuarios denunciaron la existencia de fosas comunes. El reporte oficial lo negó y argumentó que “el terreno de granito ha convertido en azarosa y multidisciplinaria la tarea para el enterramiento”.

“Teníamos un área propia del cementerio con maleza que tuvimos prácticamente que demolerla. Trajimos una bulldozer, ampliamos el cementerio, que creció en tres hectáreas más para todo el tema de estas enfermedades”, añadió el funcionario.

Según el reporte, “ahora se trabaja en ofrecer una mejor visualidad al camposanto”.

Directivos dijeron que los 512 enterramientos efectuados en el Santa Juana Manuel Tames “se realizaron respetando los protocolos sanitarios” y afirmaron que “cada tumba está registrada con tomo y folio que identifica a los fallecidos”.

Los cuerpos fueron enterrados en sarcófagos propios teniendo en cuenta una separación de al menos un metro entre cada sepultura, señaló el reporte televisivo.

“Aquí puede venir cualquier familiar y verá la inhumación de su fallecido”, añadió uno de los funcionarios entrevistados.

Pese a las numerosas imágenes que circulan de enterramientos de varios sarcófagos en un mismo lugar, el Gobierno niega la existencia de fosas comunes en el país y las llama “fosas colectivas”.

No nos esperábamos este número de fallecidos, a cualquier hora llegaban, de noche, de día y cumplimos con el trabajo, todo se hizo normal“, dijo un sepulturero.

Los cementerios cubanos, muchos de los cuales sufren de abandono y precariedad desde hace décadas, se han visto obligados a realizar reformas y ampliación de capacidades para enterrar a los muertos por la pandemia, que en agosto pasó por su peor momento desde que se desencadenó.

Necrópolis en Madruga, Ciego de Ávila, Santa Clara y Cienfuegos, estas últimas muy afectadas por el coronavirus, también han extendido los enterramientos en tierra.

Otros servicios necrológicos también se han visto sobresaturados, como es el caso del transporte de los fallecidos.

En este tercer rebrote del Covid−19 en varias provincias, incluida Guantánamo, se movilizaron vehículos de empresas como Correos de Cuba, ETECSA y otros organismos estatales para el traslado de cadáveres.

El aumento de las muertes por Covid-19 en Bayamo provocó el traslado de los cadáveres en camiones, según imágenes compartidas en las redes sociales por varios cubanos.

La situación en Guantánamo contrasta con las estadísticas de muertes a causa de la pandemia que hace públicas el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) cubano.

El ministro, José Ángel Portal Miranda, se vio obligado a reconocer hace dos semanas que el parte de casos y fallecimientos por Covid-19 que emite cada día la entidad que dirige “es impreciso”, pues “solo ingresan los fallecidos que en el momento de su deceso tienen un PCR positivo”.

Además, Portal Miranda dijo que no todos los fallecidos alcanzan a realizarse u obtener el resultado del test PCR antes del fallecimiento, por lo que tampoco pasan a las estadísticas oficiales.

Fuente: diariodecuba.com

Estimado lector, actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva y sin precedentes. Ante este escenario, la gente del mundo se está despertando y reconociendo la manipulación de la información y la censura. Ser un medio de noticias independiente implica grandes desafíos. Sin embargo seguimos informando sin temor, más allá del peso que tienen los intereses comerciales y políticos que marcan la agenda de los principales medios. Por esto, hemos creado una cuenta en Square, en la que puedes aportar a nuestra misión de seguir informando con veracidad.

Related Posts

Deja una respuesta