EE.UU

Juez federal bloquea orden de vacunación para trabajadores sanitarios del Estado de Nueva York

Un juez federal concedió el martes una orden judicial de emergencia que impide al estado de Nueva York aplicar la nueva orden de vacunación contra el virus del PCCh (Partido Comunista Chino) para el personal de salud.

Diecisiete profesionales de la salud habían solicitado al tribunal que impidiera la aplicación de la orden de Nueva York que el entonces gobernador Andrew Cuomo anunció el 16 de agosto. La orden exigía que el personal de los hospitales y de los centros de atención a largo plazo, como las residencias de ancianos, los centros de atención a adultos y otros centros, se vacunara contra el COVID-19 para poder seguir trabajando.

Los demandantes, entre los que se encontraban médicos, enfermeras, un técnico médico y un representante médico, se enfrentaban al despido, a la pérdida de los privilegios de admisión en el hospital y a la destrucción de sus carreras a menos que consintieran en ser vacunados con vacunas que contradicen sus creencias religiosas, argumentaba la demanda.

Sus creencias religiosas obligaban a los demandantes a “rechazar la vacunación con las vacunas COVID-19 disponibles, todas las cuales emplean líneas celulares de fetos abortados en sus pruebas, desarrollo o producción”, según los documentos judiciales.

Los empleados de salud argumentaron que la orden de vacunación anularía las protecciones por creencias religiosas en virtud del Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964, a pesar de que la orden anterior de sanidad estatal, en vigor apenas unos días antes, había otorgado las mismas protecciones. Fuente: The Epoch Times en español

“Lo que Nueva York está intentando hacer es acabar con una puerta de escape de una orden de vacunación inconstitucional”, dijo el abogado Christopher Ferrara, consejero especial de la Sociedad Thomas More, en una declaración antes de que se concediera la orden judicial.

“Y lo hacen sabiendo que muchas personas tienen objeciones religiosas sinceras a las vacunas que fueron probadas, desarrolladas o producidas con líneas celulares derivadas de niños abortados”.

El juez David Hurd del Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito Norte de Nueva York, nombrado por Bill Clinton, concedió una orden de restricción temporal (pdf) la mañana del 14 de septiembre en el caso. La demanda se presentó contra la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul (demócrata).

“La orden de la vacuna se suspende” y el Departamento de Salud de Nueva York “tiene prohibido tomar cualquier acción, disciplinaria o de otro tipo, contra la licencia, la certificación, la residencia, los privilegios de admisión u otro estatus profesional o calificación de cualquiera de los demandantes a causa de su búsqueda u obtención de una exención religiosa de la vacunación obligatoria de COVID-19”, dice la sentencia de Hurd.

Ferrara se enteró de la orden judicial mientras era entrevistado por teléfono por The Epoch Times. Fuente: The Epoch Times en español

Estimado lector, actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva y sin precedentes. Ante este escenario, la gente del mundo se está despertando y reconociendo la manipulación de la información y la censura. Ser un medio de noticias independiente implica grandes desafíos. Sin embargo seguimos informando sin temor, más allá del peso que tienen los intereses comerciales y políticos que marcan la agenda de los principales medios. Por esto, hemos creado una cuenta en Square, en la que puedes aportar a nuestra misión de seguir informando con veracidad.

Related Posts

Deja una respuesta