EE.UU

Jefe de Defensa ordena nueva revisión de ataque erróneo con aviones no tripulados estadounidenses

El secretario de Defensa, Lloyd Austin, ordenó una revisión de alto nivel de la investigación que encontró que 10 civiles afganos, incluidos siete niños, murieron en un ataque con aviones no tripulados estadounidenses el 29 de agosto en Kabul que el Pentágono dijo inicialmente que había matado a un combatiente del Estado Islámico. El revisor debe considerar si se justifica alguna acción disciplinaria militar.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, dijo el lunes que Austin le dijo a la Fuerza Aérea que nombrara a un oficial con rango de tres o cuatro estrellas para revisar la investigación del Comando Central, que examinó en detalle la cronología de los eventos que condujeron a la tragedia. Los principales hallazgos fueron que solo civiles afganos murieron y que el ejército estadounidense se había equivocado en su creencia de que el Toyota Corolla blanco que rastreó durante horas y luego golpeó con un misil Hellfire era una amenaza válida.

Las discrepancias entre las afirmaciones iniciales de los militares sobre el ataque y los hallazgos en el terreno surgieron rápidamente. The Associated Press y otras organizaciones de noticias informaron que el conductor del vehículo atacado era un empleado de larga data de una organización humanitaria estadounidense. No hubo señales de una gran explosión secundaria, a pesar de la afirmación del Pentágono de que el vehículo contenía explosivos.

El jefe del Comando Central, el general Frank McKenzie, anunció el viernes que su investigación había determinado que el vehículo atacado por el avión no tripulado había sido visto inicialmente en un conocido complejo del Estado Islámico en Kabul y fue rastreado por la inteligencia estadounidense durante ocho horas. McKenzie dijo que la inteligencia sobre el vehículo resultó ser trágicamente errónea.

El ejército inicialmente afirmó que al menos un combatiente del Estado Islámico había muerto en el vehículo, pero la investigación de McKenzie encontró que solo civiles inocentes fueron asesinados. McKenzie asumió la culpa del error y se disculpó.

“Este ataque en particular ciertamente fue un terrible error y ciertamente lo lamentamos, y he sido muy claro en que asumimos toda la responsabilidad por ello”, dijo en una conferencia de prensa del Pentágono.

Austin aludió el viernes a su solicitud de una revisión, diciendo en una declaración escrita que quería estar seguro de que el Comando Central había considerado “todo el contexto e información disponibles” sobre el ataque equivocado y que la responsabilidad se considerara por completo.

La decisión de exigir una revisión es un reflejo de la gravedad de los errores cometidos en las últimas horas de la retirada militar estadounidense de Kabul, que incluyó una evacuación apresurada de más de 120.000 afganos, estadounidenses y otros. La evacuación se llevó a cabo bajo la amenaza de un ataque por parte de la filial del grupo Estado Islámico en Afganistán, que había llevado a cabo un atentado suicida mortal fuera del aeropuerto tres días antes del ataque erróneo con aviones no tripulados.

Kirby dijo que la revisión de la Fuerza Aérea estudiará la minuciosidad de la investigación del Comando Central y recomendará si cualquier persona involucrada debe rendir cuentas.

“Si hay que rendir cuentas, las decisiones sobre quién y qué se haría sería una consideración separada”, dijo Kirby.

La revisión se completará dentro de los 45 días posteriores al nombramiento de un oficial de revisión, dijo Kirby.

© Copyright 2021 The Associated Press. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, transmitido, reescrito o redistribuido.

Estimado lector, actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva y sin precedentes. Ante este escenario, la gente del mundo se está despertando y reconociendo la manipulación de la información y la censura. Ser un medio de noticias independiente implica grandes desafíos. Sin embargo seguimos informando sin temor, más allá del peso que tienen los intereses comerciales y políticos que marcan la agenda de los principales medios. Por esto, hemos creado una cuenta en Square, en la que puedes aportar a nuestra misión de seguir informando con veracidad.

Related Posts

Deja una respuesta