Internacional

Los cocaleros de Bolivia encuentran que la explotación reemplaza el abuso

Un cocalero de Bolivia vive en la pobreza, mientras otros se enriquecen con sus cultivos. Anteriormente, él y su familia sufrieron la persecución de la policía, que, con la elección de los socialistas, fue sustituida por lo que él considera una explotación por parte del gobierno.

Agustin Calichu, de 60 años, trabaja como cocalero desde los 20 años en su plantación a tres kilómetros de la localidad de Villa Tunari, situada en la región del Chapare, en la Amazonía boliviana.

El Chapare se encuentra en el departamento de Cochabamba, donde el cultivo de coca es legal hasta 200 metros cuadrados de cultivo por familia. Chapare tiene una historia de producción de hoja de coca para su uso en estupefacientes y medicina tradicional.

La granja de Agustín comprende un total de 12.3 acres divididos entre diferentes cultivos, incluida la coca. Su hijo, Victor, se reunió con un reportero fuera de la pequeña casa de la familia, de una sola planta y con techo de lámina. La esposa de Victor Calichu, sus tres hijos y su padre comparten la casa. El único vehículo en la entrada de tierra pertenece al joven, que trabaja como taxista en Villa Tunari, además de ayudar a su padre en la granja.

Mostró una variedad de cultivos en la granja de su familia, como maíz, papas y papaya. Después de una caminata de 30 minutos por la selva, Victor Calichu reveló la parte más alejada de las tierras de su familia, que es donde cultivan plantas de coca. Su padre estaba trabajando en el campo con un machete. Fuente: The Epoch Times en español

Agustin Calichu recordó las violentas redadas policiales. Fuente: The Epoch Times en español

Agustin Calichu en el campo de coca de su familia el 16 de septiembre de 2021. (Autumn Spredemann/The Epoch Times) Fuente: The Epoch Times en español

“Nos trataban peor que a los perros. La policía invadía nuestras granjas [en el Chapare] sin una orden judicial y ataba a los hombres en el suelo mientras los golpeaban. Exigían saber dónde estaban las drogas. Solo éramos agricultores, no teníamos drogas”, dijo a The Epoch Times. “Ni siquiera puedo hablar de lo que hicieron a nuestras mujeres”.

Un grupo especial antinarcóticos de la policía, llamado Unidad Móvil Policial para Áreas Rurales (UMOPAR), opera en la región del Chapare desde 1983. Debido a la alta concentración de tráfico de cocaína cerca de la ciudad de Chimoré, la fuerza comenzó a allanar y quemar granjas de coca en los alrededores, según Agustin Calichu.

The Epoch Times se puso en contacto con la oficina de la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico (FELCN), que es la división de narcotráfico de la policía responsable de UMOPAR, para pedir comentarios y le dijeron que su oficina “no tiene conocimiento de ninguna acción no autorizada contra los cocaleros” perpetrada por UMOPAR.

El exministro de la Presidencia, Carlos Romero, abordó el tema de las violaciones a los derechos humanos cometidas por las UMOPAR durante una sesión de la Asamblea Legislativa Plurinacional el 21 de marzo de 2019. Romero dijo que desde 1996 hasta 2005 se cometieron violaciones a los derechos humanos en el Chapare, entre ellas 60 personas asesinadas y 523 detenidas. Romero también afirmó que se produjo una crisis económica para los productores de coca.

El discurso de Romero se centró en las violaciones a los derechos humanos de los cocaleros durante ese período de nueve años, pero un exmiembro de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), que es una fuerza militar antinarcóticos que trabaja en conjunto con UMOPAR, afirma que la quema ilegal de cultivos de coca en el Chapare seguía ocurriendo en 2008. Fuente: The Epoch Times en español

Juan Carlos Siles, de 32 años, tenía 19 años cuando trabajó con la FTC en el Chapare.

“No deberíamos haber estado allí. No teníamos permiso, ni siquiera era legal”, dijo Siles a The Epoch Times.

“Algunos [agricultores] corrían y otros nos insultaban, pero las mujeres nos rogaban que no quemáramos su coca. Recuerdo el Día de la Madre de ese año porque una mujer de la misma edad que mi propia madre nos suplicaba, mientras lloraba, que no quemáramos sus plantas de coca”, dijo Siles.

Siles también confió que después de tres meses de trabajo en el Chapare con la FTC erradicando plantas de coca en granjas, su unidad solo encontró droga en dos ocasiones.

El resto eran agricultores ordinarios como Agustin Calichu. Fuente: The Epoch Times en español

“Nosotros no cultivamos drogas. Producimos cultivos. La coca se utiliza para muchas cosas, como medicina natural. Lo que hacemos es legal, pero aun así UMOPAR quemó nuestra granja. Quemaron todo, incluso los cultivos que no eran de coca”, dijo Agustin Calichu. Fuente: The Epoch Times en español

Victor Calichu añadió que las redadas fueron la razón por la que los cocaleros comenzaron a cultivar en lo profundo de la selva. Esto hizo que la tarea de encontrar arbustos de coca fuera un desafío.

Agustin Calichu dijo que hubo un poco de esperanza una vez que Evo Morales, del partido Movimiento por el Socialismo (MAS), fue elegido presidente en 2006 y las violentas redadas policiales en su granja cesaron. Morales era un jefe sindical de los cocaleros. Su llegada al poder se tradujo en un menor número de redadas violentas de la policía contra los campesinos.

Morales también echó a funcionarios de la Administración de Control de Drogas​ de Estados Unidos en 2008.

Los reportes de los medios de comunicación sugieren que el MAS ha ganado millones con la venta de hojas de coca a los narcotraficantes. En comparación, el anciano dijo que solo le pagan entre 8 y 9 dólares por kilogramo de hojas de coca que vende a las personas que llegan a su granja conduciendo vehículos del gobierno. Fuente: The Epoch Times en español

Estimado lector, actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva y sin precedentes. Ante este escenario, la gente del mundo se está despertando y reconociendo la manipulación de la información y la censura. Ser un medio de noticias independiente implica grandes desafíos. Sin embargo seguimos informando sin temor, más allá del peso que tienen los intereses comerciales y políticos que marcan la agenda de los principales medios. Por esto, hemos creado una cuenta en Square, en la que puedes aportar a nuestra misión de seguir informando con veracidad.

Related Posts

Deja una respuesta