Desde Cuba

Productores de leche expresan su indignación ante los impagos del Gobierno cubano

Los ganaderos no están recibiendo el pago en divisas que se les prometió por cada litro extra

Decenas de productores en Cuba no han recibido el pago que el Estado les prometió en moneda libremente convertible (MLC) por cada litro de leche que entregaran por encima de su plan mensual. Las autoridades alegan problemas burocráticos bancarios, mientras los ganaderos ven con indignación cómo se desvanece el principal estímulo que tenían para aumentar sus rendimientos, en un momento en que la producción de leche pasa por una profunda crisis.

En Ciego de Ávila las entregas de leche en los últimos meses han decaído considerablemente. Según publicó el pasado viernes el diario provincial Invasor, de los 18 millones de litros pactados para ser entregados este año por el sector privado, menos de la mitad había llegado a la industria láctea estatal.

Los ganaderos que han cumplido con la entrega mensual debían recibir por cada litro de leche extra 0,20 centavos de dólar y 9 pesos adicionales. Sin embargo, las divisas brillan por su ausencia y los campesinos se quejan de que los insumos agrícolas están muy caros y en una moneda que no tienen. Además, el precio de la leche sigue siendo muy bajo.

Los ganaderos que han cumplido con la entrega mensual debían recibir por cada litro de leche extra 0,20 centavos de dólar y 9 pesos adicionales. Sin embargo, las divisas brillan por su ausencia

La causa del impago, según funcionarios del Ministerio de la Agricultura, la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños y la industria láctea, es la ausencia de tarjetas para transferir el dinero.
Para intentar solucionarlo, en la provincia se acordó que un representante de cada centro de producción fuera a la entidad bancaria con los datos de los ganaderos para agilizar el trámite. Pero han pasado varios meses y nada ha cambiado.
Directivos de Lácteos de Las Tunas, donde el problema se repite, aseguraron recientemente a la prensa oficial que el dinero está disponible, pero siguen esperando a que la sucursal bancaria determine cómo pagar a los campesinos, que ya debían tener creada su cuenta en MLC.
El Banco de Crédito y Comercio (Bandec) explicó que no se le había entregado el listado completo de los productores beneficiados para abrir sus cuentas, pero según Periódico 26, algunos campesinos que ya cuentan con sus tarjetas magnéticas no han recibido un solo centavo.
“En los municipios donde más se avanza es en Colombia y Amancio, pero otros no tienen ninguna, y hemos insistido con los directores de las sucursales para que contacten con la Agricultura, pues solo se han hecho poco más de cien cuentas”, dijo a Granma Orlando Iglesias Carralero, subdirector provincial de Bandec.
Francisco Parra, un campesino de Las Tunas, dijo a la prensa provincial recibir el pago en MLC beneficiaría a los productores, que podrían adquirir “insumos indispensables para la higienización del termo frío”. “Eso nos impulsa, porque haremos más en mejores condiciones”, sin embargo, “si no nos pagan, ¿cómo lo conseguiremos?”.
Al igual que Parra, el ganadero Alfredo Ortiz “sobrecumplió” su plan de entrega. Hasta el cierre de agosto había vendido a la Empresa de Productos Lácteos de Las Tunas 17.800 litros de leche, casi 4.000 más que los contratados.
“Mi interés es para comprarle aditamentos a mi tractor y la única vía es esa. También quisiera adquirir otros instrumentos importantes que se venden en esa moneda, de ahí la necesidad de que obtenga el MLC”, explicó Ortiz, que persiste en que es la empresa láctea la que “tiene que revertir la situación” y pagar a los campesinos. “Nosotros estamos produciendo”.

“Mi interés es para comprarle aditamentos a mi tractor y la única vía es esa. También quisiera adquirir otros instrumentos importantes que se venden en esa moneda, de ahí la necesidad de que obtenga el MLC”

En abril pasado, el Gobierno cubano anunció 63 medidas que buscaban incrementar la producción agropecuaria en el país. En palabras del viceprimer ministro Jorge Luis Tapia Fonseca, las decisiones buscaban eliminar “todas esas estructuras intermedias” que impiden el estímulo de los productores y la comercialización.

“Lo que estamos buscando es que haya más producción y quitar un grupo de ilegalidades”, había asegurado el viceprimer ministro Tapia en abril. Según el funcionario, las medidas que se tomaban eran para estimular al productor y mejorar los ingresos de los campesinos.

Seis meses después, la esperanza de los productores ha caído de manera estrepitosa. Del entusiasmo que causó la flexibilización para vender carne de res y leche de forma privada, y el pago en divisas y pesos por cada litro de leche que venden al Estado fuera del plan contratado, solo queda indignación.

En septiembre pasado el Grupo Empresarial de Logística (Gelma) del Ministerio de la Agricultura lanzó una nueva modalidad comercial. Con un catálogo de venta en divisas centrado en el sector agrícola, la empresa estatal comenzó a ofrecer varios insumos.

Gelma justificó la decisión a través de sus redes sociales diciendo que, en medio del “desabastecimiento de las redes de comercialización, el sector requiere de un sistema que facilite a los productores acceder a insumos, equipamientos, partes, piezas y accesorios de carácter especializado, y otros surtidos, que permitan el incremento de las producciones agropecuarias”.

Estimado lector, actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva y sin precedentes. Ante este escenario, la gente del mundo se está despertando y reconociendo la manipulación de la información y la censura. Ser un medio de noticias independiente implica grandes desafíos. Sin embargo seguimos informando sin temor, más allá del peso que tienen los intereses comerciales y políticos que marcan la agenda de los principales medios. Por esto, hemos creado una cuenta en Square, en la que puedes aportar a nuestra misión de seguir informando con veracidad.

Related Posts

Deja una respuesta