Desde Cuba

Triste! Una niña cubana pinta una tarjeta MLC para su madre

La imagen llegó a las redes sociales para darle una bofetada sin manos a la dictadura. Es un dibujo, sí, hecho por una niña cubana, además, que busca arrancarle una sonrisa a su madre inventando su propia tarjeta MLC.

En medio de los reclamos de padres cubanos, la dictadura hace oídos sordos y mantiene este mecanismo para adquirir moneda dura sin importar cuánto se ve afectada la población.

La conmovedora imagen fue compartida recientemente por la activista cubana Anamely Ramos González, quien aseguró que se trata de la creación de una pequeña de apenas 9 años.

Sus palabras íntegras a continuación:

Esta imagen me la mandan ahora. Una niña de 9 años le hace a su mamá una tarjeta en MLC para que pueda comprar en la tienda. Son de ese segmento de pueblo cubano que a veces se nos olvida y que no tiene quién les mande dinero de afuera, ni acceso a esos productos restringidos.

o fui una niña que creció en el período especial. Recuerdo muy bien el cambio brusco que sucedió a finales de los 80 y también recuerdo las largas colas que debía hacer con mi madre y mi hermanito de meses para comprar hamburguesas, porque he de decir que al menos había hamburguesas. La parte más importante de mi aporte era venderlas luego en la cuadra. Me daba pena al ppio pero desde que era muy pequeña yo tuve eso de hablar con la gente, así que me sobrepuse a la pena inicial y empecé a aprender de las maneras de mis vecinos. Nunca he hablado de esto con nadie pero juro que recuerdo la mirada de la vecina rusa que siempre compraba y que en mi imaginario de niña era rica, con su casa llena de objetos finos que no se podían tocar. Muy diferente la vecina viejita y negra de la casa de la esquina, que compraba muy pocas veces pero siempre sonreía mucho pues le resultaba muy gracioso cómo yo llegaba con mi bandeja de hamburguesas, más grande que mis manos.

Si me extiendo con esta anécdota personal es para explicar por qué nunca me cerró todo eso de la justicia social cubana. Sonaba hasta lindo y daban ganas de creérselo pero me bastó un mínimo de honestidad y examen interno para darme cuenta de la farsa. Yo tenía las hamburguesas, pero todos podemos echar mano a eventos y recuerdos personales para mirar de frente a la realidad y nombrar las cosas.

Eso de la justicia social es una de las mentiras más grandes y dolorosas que nos han vendido. Son doblemente culpables: por la miseria y por secuestrar el discurso de la igualdad y de la solidaridad. Son doblemente culpables porque todavía hoy, en medio de sus yates, carros lujosos, estadías en otros países e hijos que no se pueden mezclar con la plebe y que crecen sin desarrollar ningún talento y sin tener a quien admirar; pretenden venir a dar lecciones de “amor”, de “tolerancia” y de “paz”.

Hipócritas es poco. Ustedes hipotecaron el alma hace tiempo.

Hoy salió un video de Carlos Lage. Era de esperarse: ya no les queda nadie, han tenido que empezar a resucitar fantasmas. Pero este post no es de eso, sino de los entusiastas de oficio, aupadores profesionales, que han sacado debajo de la manga una tríada que da miedo: soberanía- socialismo- cambios.

¿Serio?

¿En la Cuba de las tarjetas MLC? ¿De la ciudad en ruinas y las madres ocupa? ¿De los brazos marcados por números en las colas de más de dos días para comprar un paquete de pollo de más de 10 dólares que viene de, parapapannnn: Estados Unidos? ¿Donde una libra de ají vale 120 pesos? ¿Donde no hay café, ni cigarros, ni condones? ¿En la Cuba de los juicios sumarios sin defensa? ¿Donde salir con un cartel o a decir Patria y vida puede costarte 6 años de cárcel? ¿Donde sujetos execrables te amenazan, golpean y hasta pueden sacarte de tu casa desnudo en plena noche?

¿En qué parte de Europa viven los que hacen chistes como esos?

¿Es que la palabra vergüenza no significa nada para ustedes, ya?

Curiosamente uno de estos sujetos decía hace muchos años algo como:

“Desde una mesa repleta cualquiera decide aplaudir la caravana en harapos de todos los hombres.”

Lo mejor de la historia es que es implacable y no hay peor castigo que traicionarse a sí mismo.

Sobre la jugada desesperada del momento, no mucho que agregar. Nuestros objetivos deben seguir siendo los mismos y no podemos entretenernos: más derechos, más libertades, más humanidad, para todos los cubanos.

Solo un pequeño detalle: cuando Lage y compañía cayeron en desgracia, pusieron un video infame, lleno de imágenes privadas grabadas sin autorización, ect donde quedaba demostrada la naturaleza autoritaria del Estado. En una especie de juicio militar informal Raul Castro preguntaba a un grupo de represores de poca monta si alguien allí tenía algo bueno que decir de los sujetos linchados esta vez. Nadie dijo una palabra. Todos bajaron la cabeza. Seguro muchos de ellos eran sus amigos o simulaban serlo. Seguro algunos de ellos intentarán hoy volver a ser sus amigos.

¿Es a eso a lo que nos invitan a participar? ¿Esa es la propuesta que tiene hoy el poder en Cuba y quienes dicen que necesitamos “cambios desde el amor”? ¿Esa madeja de falsas lealtades, cero transparencia, rejuegos sucios, más simulación y más chantaje, es el futuro para ustedes?

Dejen el descaro.

Dan pena. Acaben de entender que son el pasado y que ya perdieron. Lo único minimamente digno es irse del poder sin causar más daño del que ya han hecho.

Estimado lector, actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva y sin precedentes. Ante este escenario, la gente del mundo se está despertando y reconociendo la manipulación de la información y la censura. Ser un medio de noticias independiente implica grandes desafíos. Sin embargo seguimos informando sin temor, más allá del peso que tienen los intereses comerciales y políticos que marcan la agenda de los principales medios. Por esto, hemos creado una cuenta en Square, en la que puedes aportar a nuestra misión de seguir informando con veracidad.

Related Posts

Deja una respuesta