EE.UU

Republicanos obstruyen proyecto de ley electoral de los demócratas

El miércoles, los republicanos lograron obstruir el proyecto de ley electoral “Libertad de Voto” de los demócratas, negando a la legislación los 60 votos necesarios para pasar al debate en el pleno.

El proyecto de ley habría creado nuevos requisitos para que los grupos revelen información sobre sus donantes, habría designado el día de las elecciones como un día festivo nacional y habría creado normas federales para el voto por correo, el voto anticipado y la identificación de los votantes.

El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer (D-N.Y.), criticó el voto de los republicanos y dijo: “Quiero dejar claro lo que acaba de ocurrir. Cada uno de los senadores republicanos acaba de impedir que esta cámara celebre un debate sobre los derechos de los estadounidenses a unas elecciones libres y justas”.

Los resultados de la votación no son sorprendentes, ya que el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), dejó claro que su grupo no apoyaría el proyecto de ley. El republicano de Kentucky informó el martes de su “esperanza y expectativa” de que el proyecto de ley, que calificó de esfuerzo “para que el gobierno federal se haga cargo de cómo se celebran las elecciones en todo Estados Unidos”, no lograra el apoyo de los republicanos.

Desde que tomaron el control del gobierno, los demócratas han insistido en que el derecho al voto está siendo atacado en todo el país a medida que los estados refuerzan sus leyes electorales. Estos críticos afirman que las leyes para reforzar los requisitos de identificación de los votantes o para limitar el voto en ausencia afectan de forma desproporcionada a las minorías, un argumento que la Corte Suprema rechazó en 2021 (pdf). Fuente: The Epoch Times en español

Los republicanos, por su parte, han expresado su preocupación por la amenaza de fraude electoral después de que las inconsistencias en las elecciones de 2020 dejaran a muchos escépticos. Otros, como McConnell y el senador Ted Cruz (R-Texas), han hecho hincapié en la importancia de permitir que los estados controlen sus propias elecciones en lugar de que el gobierno federal intervenga.

Este proyecto de ley, el último de una oleada de proyectos de ley electorales propuestos por los demócratas desde enero, fue elaborado como un proyecto de ley electoral de compromiso dirigido por el senador moderado Joe Manchin (D-W.Va.).

Sin embargo, los republicanos del Senado han dejado claro desde hace tiempo que se oponen unánimemente a la reforma electoral federal. A pesar de algunas esperanzas de que el proyecto de ley de compromiso de Manchin podría atraer a los 10 republicanos necesarios, los republicanos se unieron unánimemente contra el proyecto de ley.

Schumer y otros demócratas celebraron el proyecto de ley.

En Twitter, Schumer escribió que el proyecto de ley “fortificaría nuestra democracia, protegería el voto y renovaría la confianza del pueblo estadounidense en nuestras elecciones”.

En Twitter, Schumer escribió que el proyecto de ley “fortificaría nuestra democracia, protegería el voto y renovaría la confianza del pueblo estadounidense en nuestras elecciones”.

“Los demócratas están listos para tener este debate ahora mismo”, dijo Schumer a los periodistas el martes. La legislación es “un proyecto de ley que todos los demócratas del Senado apoyan con entusiasmo”. Fuente: The Epoch Times en español

Antes de la votación, el senador Dick Durbin (D-Ill.) pidió a los republicanos que al menos consideraran la moción y no utilizaran usar tácticas obstructivas, que calificó como “el arma de Jim Crow”.

Es probable que el fracaso de este proyecto de ley de compromiso reavive las peticiones de los demócratas para cambiar o abolir el filibusterismo. Estas peticiones han resonado en todo el caucus demócrata desde que obtuvo la mayoría.

La asociación de Durbin del filibusterismo con Jim Crow ha sido reafirmada a menudo por sus colegas, que han exigido el fin del proceso.

En una entrevista, el representante Jim Clyburn (D-S.C.) dijo que los proyectos de ley electorales tienen que ver con “derechos constitucionales” y “no deberían ser sometidos a filibusterismo”. El senador Jeff Merkley (D-Ore.), que presentó un proyecto de ley electoral distinto a principios de este año, advirtió en una entrevista con la CBS que sería un “Armagedón electoral” si no se cambian las reglas sobre el filibusterismo. La senadora Amy Klobuchar (D-Minn.) se mostró partidaria de cambiar o eliminar el uso de tácticas obstructivas, diciendo que “en algún momento hay que hacer las cosas”.

Sin embargo, otros miembros del caucus, entre ellos el principal negociador del proyecto de ley, Manchin, se oponen a esta medida.

Manchin ha prometido en el pasado defender el filibusterismo, rechazando los esfuerzos de su partido por eliminar o neutralizar el proceso parlamentario. Otra moderada clave, la senadora Kyrsten Sinema (D-Ariz.) ha dicho lo mismo, calificando el filibusterismo como “una herramienta” clave para proteger los derechos del partido minoritario en la cámara alta deliberativa.

Aunque ha defendido los proyectos de ley electorales de su partido, el presidente Joe Biden también ha rechazado cualquier esfuerzo por eliminar el filibusterismo, pero se ha mostrado abierto a reformar el proceso. Fuente: The Epoch Times en español

Estimado lector, actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva y sin precedentes. Ante este escenario, la gente del mundo se está despertando y reconociendo la manipulación de la información y la censura. Ser un medio de noticias independiente implica grandes desafíos. Sin embargo seguimos informando sin temor, más allá del peso que tienen los intereses comerciales y políticos que marcan la agenda de los principales medios. Por esto, hemos creado una cuenta en Square, en la que puedes aportar a nuestra misión de seguir informando con veracidad.

Related Posts

Deja una respuesta