Mar. Jun 25th, 2024

Carlos Leonardo Vázquez entró a territorio español en septiembre de 2019 para supuestamente asistir a un taller universitario

El doctor Carlos Leonardo Vázquez González, agente Fernando de la Seguridad del Estado cubana, insistió en conocer al ex presidente español Felipe González mientras participaba en un taller en la Universidad de Saint Louis en Madrid. El oncólogo regaló al político socialista una caja con habanos que trajo de Cuba.

Vázquez entró a territorio español en septiembre de 2019 para supuestamente asistir al taller «El papel de las fuerzas armadas en un proceso de transición», auspiciado por la filial madrileña de la universidad estadounidense. Pero en realidad, como reveló Televisión Cubana el pasado lunes, estaba haciendo labores de inteligencia.

El doctor recabó información sobre el evento y, especialmente sobre el dramaturgo Yunior García Aguilera, a quien ahora acusa de ser un líder fabricado fuera de la Isla y de haberse comprometido en Madrid a consagrarse a «la contrarrevolución» tras su regreso a Cuba.

El doctor recabó información sobre el evento y, especialmente sobre el dramaturgo Yunior García Aguilera, a quien ahora acusa de ser un líder fabricado fuera de la Isla

La prensa oficial señala la presencia de Felipe González, antiguo aliado del régimen cubano, presentado ahora como el creador de un grupo criminal dedicado a eliminar físicamente a los terroristas vascos de ETA en los años 80.
Durante el taller Vázquez mostró un gran interés en acercarse a González. «Era la última jornada y yo estaba en otra sala conversando cuando el doctor vino y me insistió en que le presentara al ex presidente», recuerda el periodista Reinaldo Escobar, jefe editorial de 14ymedio y quien participó también en este taller.
«Sabía que yo conocía a Felipe González de viajes anteriores y me insistió mucho en que los presentara», explica. «Me llamó la atención su persistencia porque durante los días anteriores era un secreto a voces en el grupo que Vázquez se comportaba raro y siempre estaba tomando fotos de los demás. Hasta hacíamos bromas cuando él se acercaba, nadie confiaba en él».
A la izquierda, el periodista Reinaldo Escobar, en el centro Felipe González y a la derecha, el agente 'Fernando'. (14ymedio)

Escobar llevó al oncólogo frente al ex presidente español, los presentó y prestó su cámara a un tercero para que tomara fotos del momento. «Le hice lo mismo que él le había estado haciendo a los demás: sacarle numerosas fotos», explica. Vázquez le regaló entonces a González una pequeña caja de cartón con 10 mini Cohiba.

«Felipe González se sorprendió un poco porque aquel regalo no fue dado a título del grupo sino que era algo personal del doctor y que no había mencionado previamente a los demás. Fue muy raro y el ex presidente se quedó con la caja en la mano sin saber muy bien cómo reaccionar. Una situación algo incómoda».

«Después el doctor no se le quitaba de al lado, era evidente que tenía un gran interés en González y hasta le sugirió que se fumara un tabaco allí mismo –me llamó la atención que un oncólogo incitara a fumar– pero el político solo se sonrió. Era un lugar cerrado y estaba prohibido fumar, pero no dejó de sorprenderme la machaconería con que le decía que los probara, qué eran de los mejores de Cuba».

«Después el doctor no se le quitaba de al lado, era evidente que tenía un gran interés en González y hasta le sugirió que se fumara un tabaco allí mismo»

En retrospectiva, después de ver el programa de Televisión Cubana, Escobar se pregunta si el agente encubierto Fernando actuaba por cuenta propia o si obedecía órdenes de los servicios de inteligencia de la Isla cuando se acercó al expresidente español.

Yunior García Aguilera, que se ha burlado del presunto agente, ha señalado en su cuenta de Facebook que, cuando hace un año empezó a ser atacado por su presencia en este evento, el doctor le escribió pidiéndole que no mencionara su nombre «por nada del mundo», a lo que él le tranquilizó.

Aunque no recuerda muy concretamente su presencia, sí señala como llamativo que se dedicase a hacer múltiples fotos y estuvo en silencio, lo que motivó ciertas bromas entre los asistentes. El dramaturgo no le desea ningún mal, pero sí espera que sea «mejor médico que agente encubierto» y que no «ande por ahí delatando a los médicos y enfermeros de su hospital y que sus compañeros no se aparten demasiado cuando vayan a ser honestos con la terrible situación de nuestros hospitales».

Por antilope

Deja una respuesta