Desde Cuba

Al Doctor en Medicina a Alexander Figueredo por motivos políticos le invalidan su doctorado de medicina

Acusan al doctor Figueredo Izaguirre de “realizar actos contrarios a los principios ideológicos de [la] sociedad”

Las represalias contra todo aquel que se exprese en redes contra el sistema vigente en Cuba continúan.

Este martes, una resolución firmada por el ministro de Salud, José Ángel Portal Miranda, dispone “la inhabilitación del ejercicio de [su] profesión” al doctor Alexander Jesús Figueredo Izaguirre. “Siguen las arbitrariedades y la denigración” solo porque “quiero un cambio y ver una Cuba libre”, denunció el médico.

En la notificación, las autoridades sanitarias argumentan que el médico es “responsable de difundir criterios y opiniones que menoscaban el prestigio y principios del sistema de salud y sus profesionales, exponiendo irregularidades a su modo de ver, en el sistema de la salud, las que no fue capaz de canalizar primeramente por los niveles correspondientes en aras de una oportuna solución”. Esta forma de ventilación de “carencias”, afirman las autoridades, provocaron un “daño moral al sector”.

Y se agrega que este tipo de conductas además de representar “violaciones graves de la disciplina del trabajo”, son considerados “contrarios a los principios ideológicos” y están establecidos en el artículo 25 del Reglamento Disciplinario Interno.

Apenas el pasado 26 de abril, Figueredo sufrió la “expulsión” de su centro de trabajo. Según la resolución de las autoridades sanitarias causó un “daño moral al sector” por denunciar a través de sus redes sociales la deficitaria atención en centros hospitalarios debido a la escasez de medicamentos e insumos clínicos y el maltrato que sufren los galenos en las misiones en Venezuela.

A través de un post, el especialista en Medicina General Integral y residente de Urología dio lectura a los puntos en que le señalan que su forma de pensar fueron motivos de la sanción. Recordó que en Cuba “llevamos 62 años exponiendo todo lo que está mal hecho y no se le acaba de dar solución porque simplemente para la dictadura los problemas que existen son porque hay un embargo”.

Figueredo ve su inhabilitación como “una estrategia más para sacar del paso a los disidentes y obligar a que se vayan del país”

Al daño moral al que nuevamente se hace referencia en la notificación por presuntamente “manipular” la información, el sanitario con 15 años de profesión responde: “Ahí están las evidencias, pueden venir a los hospitales que se caen a pedazos”.

Señala que la verdadera causa que provoca el desabastecimiento en centros de trabajo es la “negligencia” de la dirección nacional de Sud y que “en vez de comprar ambulancias se compran carros de turismo y que en vez de arreglar hospitales hacen hoteles. Esa es la verdadera causa, no un bloqueo”.

Figueredo ve su inhabilitación como “una estrategia más para sacar del paso a los disidentes y obligar a que se vayan del país”. A la vez, reconoce tener “miedo” porque “me van a meter preso, me van a meter 30 años por las costillas simplemente por querer un cambio”. El acoso es tal, que está pensando en el exilio. “Hay que irse ahora para no llorar, porque es una impotencia que tengo dentro”.

Recuerda Figueredo que otros médicos, como Manuel Guerra, también han sido violentados por querer una mejor Cuba. Este doctor, que forma parte del equipo de coordinadores de la Plataforma Archipiélago, fue expulsado el pasado 20 de octubre de su centro de trabajo por motivos ideológicos.

Guerra fue uno de los médicos que respondió al primer ministro Manuel Marrero cuando en agosto pasado acusó al personal de Salud de realizar una labor deficiente, lo que supuestamente provocaba constantes quejas de los pacientes. “Marrero, ¡cuánta indignación! ¡Cómo va a culparnos a los médicos de sus barrabasadas!”, escribió.

Figueredo también hizo referencia al médico originario de Holguín Alexander Raúl Pupo Casas, despedido por exponer su opinión sobre la situación política en la Isla. Por este motivo las autoridades del hospital Ernesto Guevara en Las Tunas lo sacaron de su servicio para “reubicación” a finales de septiembre pasado. Al especialista le impidieron continuar su postgrado en Neurocirugía.

Estimado lector, actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva y sin precedentes. Ante este escenario, la gente del mundo se está despertando y reconociendo la manipulación de la información y la censura. Ser un medio de noticias independiente implica grandes desafíos. Sin embargo seguimos informando sin temor, más allá del peso que tienen los intereses comerciales y políticos que marcan la agenda de los principales medios. Por esto, hemos creado una cuenta en Square, en la que puedes aportar a nuestra misión de seguir informando con veracidad.

Related Posts

Deja una respuesta