Icono del sitio La Nueva Cuba

El Prelado de Santiago de Cuba compara la ley del matrimonio igualitario con la de la esclavitud

‘La unión de dos personas del mismo sexo no es una familia, aunque se quieran’, afirma el católico cubano.

Durante la homilía del pasado 26 de diciembre, día de la Sagrada Familia, el monseñor Dionisio García Ibáñez, arzobispo de Santiago de Cuba, arremetió contra el matrimonio igualitario y comparó a la ley que lo permitiría con la que amparó la esclavitud hasta el siglo XIX, por injustas.

“Desgraciadamente es así hermanos. Se pueden buscar muchas teorías, se pueden legislar leyes; y no porque se legisle una ley se tiene que decir que es justa. En la vida, en la historia, muchas leyes han sido infames, por ejemplo, la ley de la esclavitud, y otras muchas más”, afirmó el católico en una misa dedicada por completo a las familias cubanas.

“Yo espero que, dentro de unos años, de la misma manera que hoy nos damos cuenta que estamos destruyendo la naturalezadentro de algunos años nos demos cuenta que estamos destruyendo la familia; y que, al destruir la familia, estamos destruyendo la célula fundamental de la sociedad”, agregó.

El sacerdote cubano dijo que la defensa del matrimonio entre personas de un mismo sexo responde a “la arrogancia de algunos que, de la misma manera que se ha destruido prepotentemente la naturaleza, ahora están empeñados en destruir a la familia natural como Dios la hizo, como Dios la creó”.

“Nos estamos preocupando mucho por ese mundo exterior que no queremos lastimar, que procuramos no gastar los combustibles fósiles porque el cambio climático nos va a destruir y… sin embargo la base natural, dónde nace los hombres, que es la familia, dónde es concebido el ser humano, engendrado por un padre, aceptado por el seno de la madre, no lo tenemos muy en cuenta”, afirmó García Ibáñez.

El arzobispo de Santiago de Cuba cuestionó que muchas personas quieren “igualar a la familia, ésa creada por Dios, la familia natural, un hombre y una mujer que engendran; queremos equipararla a la unión de dos personas que por la propia naturaleza humana no pueden engendrar, se pueden querer, pero no pueden engendrar”.

En ese sentido criticó la crianza de los hijos de familias compuestas por dos personas de un mismo sexo, alegando que “ese pequeño niño, también naturalmente, necesita de un padre y una madre”.

La unión de dos personas del mismo sexo no es una familia, aunque se quieran (…) El creer que la familia está constituida por un hombre y una mujer, no es solamente dominio del creyente. Eso lo cree una persona creyente y un no creyente, simple y sencillamente cuando mira la naturaleza, es así, y es así. Decir lo contrario es falso y tendencioso”, añadió el clérigo cubano.

Estas declaraciones tienen lugar luego de que el anteproyecto del Código de las Familias que será sometido a consulta popular en Cuba este año haya sido aprobado enel Octavo Periodo Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

La consulta popular será del 1 de febrero al 30 abril de 2022. Los cubanos podrán opinar sobre la versión 23 del texto legal,que incluye el matrimonio igualitario, el cuidado de niños y ancianos, así como otras cuestiones del entorno familiar.

Tras la consulta popular, el Código de las Familias volverá a ser revisado y llevado a referéndum popular en una fecha todavía no especificada.

Estimado lector, actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva y sin precedentes. Ante este escenario, la gente del mundo se está despertando y reconociendo la manipulación de la información y la censura. Ser un medio de noticias independiente implica grandes desafíos. Sin embargo seguimos informando sin temor, más allá del peso que tienen los intereses comerciales y políticos que marcan la agenda de los principales medios. Por esto, hemos creado una cuenta en Square, en la que puedes aportar a nuestra misión de seguir informando con veracidad.
Salir de la versión móvil