Vie. Abr 12th, 2024

Cuando los administradores de la escuela le dijeron a Bonnie Manchester que llamara a una alumna por “su nuevo nombre de género” y que no se lo dijera a los padres de la niña, fue la gota que colmó el vaso para esta profesora de Ludlow, Massachusetts.

“Hice lo que cualquier profesor haría y debe hacer, se lo dije a los padres”, dijo Manchester a The Epoch Times.

La niña tenía solo 11 años en ese momento y, según supo Manchester, la escuela no solo se reunía en secreto con la niña, sino que también se reunía en secreto con su hermano de 12 años en relación con su supuesto interés por presentarse como niña.

Manchester, que era profesora de estudios sociales en la Escuela Media Baird del distrito, fue despedida por informar a los padres de los niños sobre la actividad secreta de la escuela. La directora de la escuela, Stacy Monette, calificó la “conducta impropia de una profesora” de Manchester refiriéndose a sus “comunicaciones inapropiadas con los padres de una alumna”.

“Usted compartió información confidencial sensible sobre la identidad de género expresada por una estudiante en contra de los deseos de los alumnos”, escribió Monette en una carta de despido fechada el 16 de abril de 2021. Fuente: The Epoch Times en español

Monette fue nombrada directora de escuela media del año en el estado de Massachusetts por la Asociación de Administradores Escolares de Massachusetts en 2020.

Ella y otros administradores escolares no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Este es un caso que parece repetirse cada vez con más frecuencia en todo EE. UU.

El lunes, unos padres de Jacksonville (Florida) presentaron una demanda federal contra la escuela de su hija de 12 años por haber mantenido reuniones secretas con ella para animarla a identificarse como varón después de que empezara a expresar su confusión de género en la escuela. Los padres solo lo descubrieron después de que la niña tratara de suicidarse intentando ahorcarse en un baño de la escuela.

La semana pasada, una madre de Salinas (California) presentó una notificación de intención de presentar una demanda contra la Escuela Media de Buena Vista por permitir que dos profesores intentaran, según ella, “lavarle el cerebro en secreto a su hija adolescente para que se identificara como bisexual, y más tarde como transgénero”.

Y una semana antes, en Texas, una profesora anónima señaló a su escuela al divulgar a un medio de comunicación digital documentos de los programas de formación del distrito que demuestran que se decía a los profesores que mantuvieran a los padres al margen de cualquier revelación que sus hijos hicieran en la escuela sobre sus sentimientos de identidad de género. “NO se pongan en contacto con sus padres y no lo pongan en conocimiento de sus familias”, aconsejan los documentos de formación.

Mary McAlister, asesora principal de The Children and Parental Rights Campaign, dijo que su organización también representa a una familia de Nueva York que está a punto de presentar una demanda por motivos similares. Fuente: The Epoch Times en español

“Las escuelas están preparando en secreto a los niños para que sean homosexuales”, dijo McAlister a The Epoch Times, y “tienen influencias externas que les enseñan cómo hacerlo. La lección número uno es dejar a los padres fuera de juego”.

Según la demanda de Florida, que fue presentada por la organización de McAlister en nombre de los padres, la escuela retuvo la información porque sabía que los padres eran católicos y no estarían de acuerdo con la remisión de los niños.

La consejera de la escuela admitió que se había reunido en secreto con el alumno de sexto grado semanalmente durante un período de cuatro meses para discutir cuestiones de identidad de género, alega la demanda.

En el caso de California, la madre Jessica Konen alegó que dos profesores “entrenaban” a su hija para que cambiara de identidad en las reuniones del club LGBTQ+ que celebraban durante la hora del almuerzo.

En un intercambio de correos electrónicos, la niña preguntó a las maestras qué nombre debía escribir en sus carpetas escolares “en vista de que no iba con” un nombre de varón.

“Escribe lo que tu madre apruebe y lo arreglaremos cuando llegues a la escuela”, le respondió la maestra. Fuente: The Epoch Times en español

En otra demanda presentada en noviembre en Florida, el distrito escolar admitió que deliberadamente no informaba a los padres si sus hijos tenían problemas de identidad de género en la escuela porque una guía advertía que eso podría llevarlos a la calle.

El libro guía, llamado LCS Lesbian, Gay, Bisexual, Transgender, Gender Nonconforming and Questioning Support Guide, advertía de que hasta el 40 por ciento de los jóvenes sin hogar son LGBTQ+, en gran parte debido a que muchos de ellos son rechazados por sus familias.

En el caso de la escuela de Ludlow, Manchester dijo que sabía que los dos niños estaban siendo preparados por la escuela. Los tenía a ambos en su clase de educación especial y conocía a la familia. “Sabía que no había forma de que los niños pensaran esto por su cuenta”, dijo a The Epoch Times.

Antes de ser despedida, Manchester también fue objeto de una denuncia por acoso sexual que la bibliotecaria de la escuela presentó contra ella por oponerse a los libros LGBTQ+ sexualmente explícitos que encargó y colocó en la biblioteca de la escuela.

Manchester y otros 18 profesores presentaron una carta a la administración y al consejo escolar quejándose de los libros. La bibliotecaria, que se identificó como “no binaria”, ha dimitido desde entonces. El superintendente de la escuela, Todd Gazda, también dimitió por lo que calificó de “intolerancia hacia las personas LGBTQ”.

En el momento de la dimisión del superintendente, varios padres presentaron una carta en la que exigían que la escuela dejara de promover las ideas transgénero y homosexuales, y que utilizara el nombre de pila y los “pronombres reales” de los alumnos.

Los padres también exigían que la escuela “dejara de tomar represalias contra los profesores que exponen estos abusos a los padres”. Fuente: The Epoch Times en español

Por antilope

Deja una respuesta