Mar. Mar 5th, 2024

El director ejecutivo de Moderna, Stephane Bancel, ha dicho que siente que es “un escenario razonable” asumir que las últimas etapas de la pandemia de COVID-19 están a la vista.

En una entrevista con “Squawk Box Asia” de CNBC el miércoles, el CEO de la compañía farmacéutica y biotecnológica estadounidense reiteró los comentarios hechos por otros profesionales de la salud, incluido el director regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Hans Kluge, quien sugirió que Europa podría dirigirse a un período tranquilo de COVID-19.

“Creo que es un escenario razonable”, dijo Bancel. “Hay un 80 por ciento de posibilidades de que a medida que ómicron evolucione o el virus SarsCov-2 evolucione, veremos virus cada vez menos virulentos”.

“Seguimos necesitando, sobre todo para los más mayores, creo que las personas de más de 50 años deben vacunarse, las personas de alto riesgo… tendrán que aplicarse refuerzos (de la vacuna) una vez al año”.

También dijo que hay otro “escenario del 20 por ciento en el que vemos una próxima mutación, que es más virulenta que ómicron”. Fuente: The Epoch Times en español

“Creo que el mundo tuvo suerte de que ómicron no fuera muy virulento, pero lo sigue siendo: Vemos morir a miles de personas todos los días en todo el planeta a causa de ómicron”, dijo.

Sin embargo, agregó, “este virus no va a desaparecer, como venimos diciendo casi desde el principio, este virus se quedará con los humanos para siempre, como la gripe, y tendremos que vivir con él”.

En enero, Kluge le dijo a la Agence France-Presse que la variante ómicron altamente infecciosa de COVID-19 podría infectar al 60 por ciento de los europeos en marzo antes de disminuir por algún tiempo.

Atribuyó la disminución a la inmunidad global y al aumento de las vacunas, entre otras cosas.

“Así que anticipamos que habrá un período de calma antes de que COVID-19 pueda regresar hacia el final del año, pero no necesariamente la pandemia volverá”, dijo.

Sin embargo, Kluge dijo que las naciones europeas deben continuar con sus campañas de vacunación y refuerzo con el propósito de preservar la inmunidad y mantener la vigilancia a las cepas para detectar nuevas variantes de COVID-19.

En Estados Unidos, el principal asesor médico de la Casa Blanca, el Dr. Anthony Fauci, dijo en enero que confía en que gran parte del país alcanzará un pico de la variante ómicron a mediados de febrero. Fuente: The Epoch Times en español

Si continúa un patrón de casos máximos seguido de una tendencia a la baja, dijo, todo Estados Unidos comenzará a experimentar un cambio similar.

El 9 de febrero, Fauci también insinuó que gran parte de las restricciones impuestas por el virus podrían levantarse y “pronto serán cosa del pasado“.

Un puñado de demócratas en Estados Unidos ha dicho que los estadounidenses tendrán que aprender a vivir en un mundo con COVID-19 y han comenzado a disminuir ciertas restricciones. Entre los dirigentes que han adoptado el cambio está el gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, quien ha suavizado los mandatos de mascarillas para las escuelas del estado.

Un aumento reciente en los casos de COVID-19 impulsado por la variante ómicron ha disminuido en gran parte de Estados Unidos en los últimos días. Las hospitalizaciones por el virus también han disminuido significativamente en las últimas dos semanas, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

El presidente Joe Biden dijo el 11 de febrero que la decisión de varios estados de levantar los mandatos de uso de mascarillas es “probablemente prematura”, pero señaló que es una “decisión difícil”.

Por otra parte, el 15 de febrero, Moderna anunció planes para expandir su presencia en Asia.

La compañía dijo que abrirá nuevas subsidiarias en Malasia, Taiwán, Singapur y Hong Kong a medida que continúa ampliando la fabricación y distribución de su vacuna contra el COVID-19 y futuras vacunas y terapias de ARNm. Fuente: The Epoch Times en español

Por antilope

Deja una respuesta