Mar. Jun 25th, 2024

Los precios del crudo podrían alcanzar más de 300 dólares por barril si Occidente sigue adelante con su plan de sancionar los suministros energéticos rusos, advirtió Moscú en una declaración en la televisión estatal.

“Está absolutamente claro que un rechazo al petróleo ruso tendría consecuencias catastróficas para el mercado mundial”, dijo el viceprimer ministro ruso Alexander Novak. “El aumento de los precios sería imprevisible. Sería de 300 dólares por barril, si no más”.

Novak afirmó que Europa tardará más de un año en sustituir la cantidad de petróleo que importa de Rusia. Además, Europa tendrá que pagar un precio considerablemente más alto por ello.

Los políticos europeos deben “advertir honestamente” a sus ciudadanos sobre lo que pueden esperar. Afirmando que Rusia está preparada para afrontar las consecuencias de una prohibición de los suministros energéticos rusos, Novak añadió que Moscú sabe hacia dónde “redirigir” su petróleo.

En enero, Rusia era el tercer proveedor mundial de petróleo y el segundo exportador. La invasión de Ucrania ya ha sacado del mercado 8.2 millones de barriles diarios (bpd), lo que supone el 8% del suministro mundial de petróleo. Fuente: The Epoch Times en español

Esto incluye 7 millones de barriles diarios de petróleo ruso. Antes de la invasión, Rusia exportaba 4.3 millones de de barriles diarios a Europa, mientras que Estados Unidos importaba entre 600,000 y 800.000 barriles diarios de petróleo ruso.

Muchos expertos comerciales han pronosticado un aumento de los precios del petróleo si continúa la interrupción del suministro energético ruso. Los analistas del Bank of America prevén que el crudo alcance los 200 dólares por barril, estimando que la interrupción creará un déficit de 5 millones de barriles diarios en el mercado. JP Morgan prevé que el precio del petróleo alcance los 185 dólares por barril a finales de año.

Tras alcanzar un máximo de 139.13 dólares por barril el 7 de marzo, superando el anterior récord establecido en julio de 2008, el crudo Brent cotizaba a unos 128 dólares por barril a las 14:09 UTC del 8 de marzo.

Estados Unidos y la Unión Europea están estudiando la posibilidad de prohibir la energía rusa, pero están preocupados por las consecuencias de esa medida en la economía mundial, ya que el aumento de los precios del petróleo haría subir la ya elevada inflación.

Mientras tanto, Novak argumentó que Rusia tiene derecho a tomar represalias contra la decisión de Alemania de congelar la certificación del gasoducto Nord Stream 2. “En relación con (…) la imposición de una prohibición al Nord Stream 2, tenemos todo el derecho a tomar una decisión equivalente e imponer un embargo al bombeo de gas a través del gasoducto Nord Stream 1”, dijo Novak.

“Hasta ahora no estamos tomando esa decisión”, añadió. “Pero los políticos europeos con sus declaraciones y acusaciones contra Rusia nos empujan a ello”. Rusia representa el 40% del gas de Europa. Fuente: The Epoch Times en español

Por antilope

Deja una respuesta