Mar. Jul 23rd, 2024

Luiz Inácio Lula da Silva juró este domingo como presidente de Brasil con la mira puesta en la economía, la pandemia de COVID-19 y el medio ambiente como principales retos, en un ambiente político extremadamente polarizado.

Lula da Silva, de 77 años, tomó posesión junto a su vicepresidente, Geraldo Alckmin, en una ceremonia celebrada en el Cámara de Diputados del Congreso Nacional brasileño, a la que no asistió el mandatario saliente Jair Bolsonaro, quien dos días antes dejó el país rumbo a Estados Unidos.

Antes del juramento, los asistentes guardaron un minuto de silencio en tributo al recién fallecido papa emérito Benedicto XVI.

«Nuestro mensaje a Brasil es de esperanza y reconstrucción», aseguró el veterano presidente en su discurso de asunción, en el que se refirió a la «destrucción de las políticas públicas que promovían la ciudadanía, los derechos esenciales, la salud y la educación» durante la anterior administración.

Por antilope

Deja una respuesta