Mar. Mar 5th, 2024

Las autoridades estadounidenses han registrado un descenso del 97% en los cruces fronterizos ilegales por parte de migrantes procedentes de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela desde que México empezó a aceptar a los ciudadanos de esas naciones que sean expulsados de Estados Unidos en virtud de una orden implementada en la pandemia de coronavirus, informó el miércoles el gobierno del presidente Joe Biden

El anuncio se produce un día después de que Texas y otros 19 estados gobernados por republicanos interpusieron una demanda para detener la concesión generalizada del permiso condicional humanitario a ciudadanos de esos cuatro países que la soliciten por internet, vuelen a Estados Unidos y encuentren un patrocinador económico.

El gobierno estadounidense señaló el 5 de enero que admitiría hasta 30.000 personas al mes de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela para que se queden en el país durante dos años con permiso para trabajar.

Al mismo tiempo, México aceptó recibir a la misma cantidad de migrantes de dichos países que hayan ingresado a Estados Unidos de manera ilegal y sean expulsados en virtud del Título 42, que les niega el derecho a solicitar asilo con el argumento de evitar la propagación del COVID-19.

Por antilope

Deja una respuesta