Por esta razón, Reynders reivindicó la reforma del Reglamento de Seguridad de Productos Generales que impulsa el Ejecutivo comunitario desde 2021 y que ahora «está alcanzando sus últimas fases antes de la adopción final», según dijo durante una visita a un laboratorio de Bruselas que realiza pruebas de seguridad y en la que estuvo presente EFE.

El titular de Justicia y Consumo presentó los resultados del informe anual de productos inseguros en la UE elaborado por la Comisión Europea. En 2022, los Estados miembros notificaron un total de 2.117 avisos de peligrosidad por productos en sus mercados, 11 de los cuales procedían de España. En el 98 % de los casos, estos productos peligrosos fueron eliminados en un plazo máximo de dos días en las plataformas de venta por Internet que los tenían en su catálogo, según destacó Reynders.

El comisario elogió «la relación basada en la voluntariedad» que mantiene el Ejecutivo comunitario con 11 plataformas de venta en línea que suscribieron con Bruselas un compromiso para retirar los productos peligrosos lo más rápidamente posible de sus webs.

El Sistema de Alertas Rápidas es el mecanismo a través del cual los Estados miembros se avisan cuando detectan un producto inseguro a la venta en sus mercados. Según explicaron a EFE fuentes comunitarias, las autoridades nacionales pueden recibir estos avisos a partir de quejas de consumidores, pruebas de seguridad realizadas por los propios organismos públicos o por la industria que produce un producto.

Por antilope

Deja una respuesta