Sáb. Abr 13th, 2024

Unos 35 trabajadores del central azucarero Mario Muñoz Monroe de la provincia de Matanzas han sido separados de su puesto de trabajo por robar azúcar del sitio o ser cómplices.

Desde la fábrica advierten que el hurto del alimento es un problema serio que se enfrenta refiere el medio local Tevé Yumurí.

Jorge Santana Hernández, director del central lamentó además que de ese grupo de personas 16, se desempeñaban en puestos calificados como puntistas, estibadores, operadores del área de evaporación, algunos con 15 y 20 años en el central.

El problema es grave, Santana Hernández ha lamentado “este asunto del robo de azúcar no nos deja trabajar, nos pasamos más tiempo detrás de los ladrones que en las cuestiones propias de la industria”.

La cuestión además ha escalado, el directivo explicó que “en años anteriores, los saqueadores solían dar los golpes en horas de la noche. Era al parecer el horario más apropiado para robar azúcar, pero en esta zafra cambiaron la manera de proceder: lo hacen a cualquier hora del día, y aprovechan sobre todo los cambios de turno”.

Como lo relata el director del central pareciera una película del oeste en plena isla.

“Vienen por lo general en grupos, encapuchados y con armas blancas, y logran sustraer decenas y hasta cientos de sacos diariamente, a pesar de que hemos reforzado la vigilancia”, advierte Santana Hernández.

En buena parte de los casos de hurto los ladrones están en contubernio con algunos trabajadores “quienes sencillamente ni los enfrentan ni alertan a la administración”.

Hemos interrumpido muchas operaciones y rescatado cantidades considerables del producto. Al final, sin embargo, nos velan y ante el menor descuido entran al central. Infinidad de veces han picado la malla y abierto boquetes en la cerca de mampostería”, explicó.

El director del central azucarero además denunció que ninguno de los bandidos o cómplices ha ido a juicios.

 “Esta lucha es de todos los días, y todavía no se ha hecho el primer juicio para condenar a los bandidos. Hay trabajadores que se nos han ido debido a las amenazas; no vi algo así en ninguno de los otros centrales en los cuales he estado. Esto hace tanto daño como los inconvenientes tecnológicos que hemos sufrido desde el inicio de la zafra”, advirtió.

Por antilope

Deja una respuesta