Sáb. Abr 13th, 2024

El senador estadounidense Marco Rubio presentó esta semana tres proyectos de ley que buscan «hacer frente al criminal régimen cubano», según divulgó el jueves la oficina del republicano.

El legislador cubanoamericano anunció la creación de un proyecto de ley para garantizar que los patrocinadores estatales del terrorismo y las organizaciones terroristas tengan prohibido interactuar con el Secretario de Seguridad Nacional de los Estados Unidos a través del Programa Internacional de Seguridad Portuaria y la nueva presentación de la Ley de Lucha contra la Opresión hasta el Final del Reinado de Castro (FORCE) y la Ley de protección contra los tiranos mediante la restauración del acceso a Internet y el rendimiento de la interconectividad vital en áreas designadas (PATRIA Y VIDA).

En relación al primer proyecto, denominado Ley de Cumplimiento de la Seguridad Portuaria Internacional y copatrocinado por el senador republicano por la Florida, Rick Scott, el comunicado recuerda que «hace dos semanas, los agentes cubanos tenían programado reunirse con la Guardia Costera de los EE. UU. y recorrer múltiples instalaciones en los Estados Unidos. Como funcionarios de un país designado como Estado Patrocinador del Terrorismo, la presencia de esos agentes de inteligencia cubanos habría representado una amenaza directa para la seguridad nacional de los Estados Unidos».

En esa ocasión un vocero del Departamento de Estado, en un correo electrónico enviado a Radio y Televisión Martí, explicó que la visita de los cubanos era parte del Programa de Seguridad Portuaria Internacional, “que busca reducir el riesgo para los intereses marítimos de Estados Unidos, incluidos los puertos y barcos de Estados Unidos y facilitar el comercio marítimo seguro a nivel mundial”.

“Funcionarios estadounidenses habían visitado recientemente Cuba como parte de este programa y funcionarios cubanos han visitado previamente Estados Unidos como parte de este programa en 2019”, precisó entonces el vocero, añadiendo que la Guardia Costera lleva a cabo evaluaciones de puertos extranjeros y proporciona reciprocidad de acceso para avanzar en la misión antiterrorista y de seguridad nacional.

En el comunicado, Rubio considera que invitar a agentes de un Estado Patrocinador del Terrorismo a recorrer las instalaciones de seguridad de EEUU «es tonto y peligroso».

«La dictadura cubana es enemiga de los Estados Unidos y ayuda activamente a los tiranos en todo el mundo. Si esta administración no hace frente al régimen criminal cubano, lo haré yo», afirmó Rubio.

De acuerdo al comunicado, la nueva legislación «garantizaría que los puertos controlados por Patrocinadores Estatales del Terrorismo y las Organizaciones Terroristas se consideren automáticamente como que no tienen medidas antiterroristas efectivas, a través del Programa de Seguridad Portuaria Internacional, y que la Guardia Costera de los EEUU no comparta los protocolos de seguridad portuaria».

Sobre las legislaciones sometidas nuevamente, FORCE fue presentada en marzo de 2021 por los senadores Rubio, Scott y Ted Cruz para asegurar que Cuba se mantenga en la lista de patrocinadores del terrorismo hasta que libere a todos los presos políticos y que tenga una transición a un sistema que garantice los derechos básicos del pueblo, que haya elecciones libres, justas y democráticas; y PATRIA Y VIDA fue presentada por primera vez en noviembre de 2021 y demanda al gobierno federal la creación de una estrategia para proteger la libertad de Internet en todo el mundo, así como fortalecer el apoyo para tecnologías que permiten a los usuarios evadir la censura y las restricciones respaldadas por gobiernos extranjeros.

El mes pasado el Departamento de Estado de EEUU divulgó un informe en el que mantiene la designación de Cuba como Estado Patrocinador por considerar que La Habana brindó apoyo de forma reiterada a actos de terrorismo internacional desde que su designación de Estado Patrocinador del Terrorismo había sido rescindida en 2015.

Recientemente, la congresista demócrata por California, Barbara Lee, declaró en una audiencia en el Congreso que una de las maneras de ayudar al pueblo cubano empieza «por sacarlos de la lista de patrocinadores estatales del terrorismo, porque no son terroristas».

En junio de 2022, decenas de legisladores demócratas pidieron a Biden que eliminara políticas específicas que dificultan la cooperación médica, incluida la inclusión de Cuba de la lista de patrocinadores del terrorismo.

Por su parte, el régimen de La Habana ha reiterado en numerosas ocasiones que la permanencia en esta lista es uno de los principales obstáculos para una eventual mejoría de sus relaciones con Washington.

Por antilope

Deja una respuesta