Ohtani, el pitcher dominante y toletero explosivo que ha cautivado a fanáticos en dos continentes, fue proclamado com el Jugador Más Valioso del Clásico y sujetó el trofeo contra su pecho

MIAMI (AP) — Shohei Ohtani emergió del bullpen y ponchó a Mike Trout, su compañero de los Angelinos de Los Ángeles en el duelo que todo el planeta del béisbol ansiaba presenciar, y condujo a Japón a la victoria 3-2 ante el reinante campeón Estados Unidos para conquistar la noche del martes su primer título en un Clásico Mundial de béisbol desde 2009.

«Ya fuera que lo sacara out o me diera un hit, no quería tener ningún arrepentimiento. Quería tirar mi mejor lanzamiento», dijo Ohtani.

Ohtani, el pitcher dominante y toletero explosivo que ha cautivado a fanáticos en dos continentes, fue proclamado com el Jugador Más Valioso del Clásico y sujetó el trofeo contra su pecho

Ohtani se embasó con un sencillo al cuadro interior en el séptimo inning como bateador designado y luego se enfiló hacia al jardín izquierdo para calentar el brazo en el bullpen de Japón y tener su tercera aparición en el montículo en el torneo.

Con su recta de 100 mph, el derecho abrió la parte baja del noveno con un boleto a Jeff McNeil, campeón de bateo en la Liga Nacional el año pasado, pero luego hizo que Mookie Betts bateara para un doble play.

Luego llegó el turno para Trout, el capitán de Estados Unidos y tres veces ganador del premio al Jugador Más Valioso.

«Pude verlo que respiró profundo para controlar sus emociones», dijo Mark DeRosa, el mánager de Estados Unidos. «No me puedo imaginar estar en ese momento. Los dos mejores jugadores del planeta frente a frente como compañeros en ese momento».

Ohtani ponchó a Trout, haciéndole abanicar un lanzamiento rompiente con la cuenta llena.

El único salvado previo de Ohtani fue en la postemporada de Japón en 2016.

Ohtani bateó para .435 con un jonrón, cuatro dobles, ocho impulsadas y 10 boletos en la marcha invicta de Japón en la quinta edición del Clásico. Al levantar su tercera corona, los japoneses emularon la gesta de la República Dominicana en 2013 como los únicos campeones invictos.

Desde la lomita, Ohtani registró foja de 2-0 con un salvado y una efectividad de 1.86, además 11 ponches en 9 2/3 innings.

Japón esculpió una marca de 7-0 y superó en carreras 56-18 a sus rivales al alcanzar la final por primera vez tras ganar las primeras dos ediciones del Clásico, 2006 y 2009. Ninguna otra nación ha ganado el título en más de una ocasión.

Estimado lector, actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva y sin precedentes. Ante este escenario, la gente del mundo se está despertando y reconociendo la manipulación de la información y la censura. Ser un medio de noticias independiente implica grandes desafíos. Sin embargo seguimos informando sin temor, más allá del peso que tienen los intereses comerciales y políticos que marcan la agenda de los principales medios. Por esto, hemos creado una cuenta en Square, en la que puedes aportar a nuestra misión de seguir informando con veracidad.

Por cubabella

Deja una respuesta