Mar. Jun 25th, 2024

La Embajada de Estados Unidos en Cuba anunció el viernes que el Parole Humanitario se ha convertido en una de las vías más seguras de emigración hacia los Estados Unidos y reiteró a los patrocinadores que el proceso puede tardar 90 días.

La representación diplomática divulgó información del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) y precisó que es importante no duplicar las peticiones Formulario I-134A, Solicitud en Línea para Convertirse en Persona de Apoyo y Declaración de Apoyo Financiero, pues ésto sólo atrasaría el proceso.

El primer paso de esta reclamación es que la persona de apoyo, que reside en Estados Unidos y se compromete a proporcionar respaldo financiero al viajero, presente este formulario a USCIS para cada beneficiario que busca apoyar, incluidos los niños menores.

La Embajada recomienda «no enviar varias veces su petición si no ha cumplido con el plazo de 90 días» y aclara que el tiempo de procesamiento de la solicitud «puede tomar más de ese tiempo».

“Por lo general, la División de Asuntos Humanitarios (HAB) de USCIS adjudica las peticiones de permisos de permanencia temporal dentro de los 90 días posteriores a su recibo”, asegura el post.

El Departamento de Seguridad Nacional anunció en enero el nuevo proceso que beneficia también a ciudadanos de Haití, Nicaragua y Venezuela con la autorización adelantada para viajar a Estados Unidos y permanecer por un período de hasta dos años por razones humanitarias urgentes o un beneficio público significativo.

La Administración del presidente Joe Biden se comprometió a conceder Parole Humanitario hasta a 30.000 personas de Cuba, Venezuela, Nicaragua y Haití cada mes.

Hasta el 7 de marzo, unos 10.000 cubanos han utilizado con éxito el programa para entrar en Estados Unidos, según declaró el Subsecretario de Estado de EEUU Brian A. Nichols en una charla sobre la Política hacia Cuba en la Universidad Internacional de Florida.

El funcionario afirmó que con esta iniciativa se han beneficiado cubanos de toda condición, incluidos miembros de la comunidad de derechos humanos.

«Me complace informar que desde el lanzamiento del programa de libertad condicional en particular, el número de migrantes cubanos que intentan una peligrosa migración irregular ha caído en picada», declaró Nichols.

Las cifras de los últimos meses demuestran que la enorme ola migratoria de cubanos a Estados Unidos, que en 2022 llevó a más de 300 mil inmigrantes de Cuba a territorio estadounidense, se mantiene perdiendo fuerza.

Un total de 6.548 cubanos llegaron a los distintos puntos fronterizos en el mes de febrero, según datos publicados por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés).

La cifras correspondientes a febrero son inferiores a las reportadas en enero, cuando 11.891 cubanos se presentaron ante las autoridades estadounidenses de frontera. Ambos números representan un patrón de drástico descenso en los cruces fronterizos desde diciembre de 2022, mes en que cruzaron 44.078 cubanos.

Por antilope

Deja una respuesta