Mar. Jun 25th, 2024

Un cubano tuvo que esperar más de dos días para ser operado en un hospital de La Habana.

«Coño. Sí, coño. Estas cosas hay que publicarlas aunque ‘el enemigo’ le saque lascas. Tengo un amigo, ex compañero de trabajo, que hace dos días se cayó bajándose de un ‘rutero’ y se fracturó las dos piernas», dijo este sábado Guillermo Soffi en Facebook.

«Lo llevaron para el Calixto García, y después de más de 48 horas. ¡Más de dos días! en una camilla en ‘observación’, donde nadie salvo su esposa lo observaba y ya con un diagnóstico, acaban de llevarlo para el salón de operaciones».

«Más de dos días sin tomar siquiera agua, en ayunas, esperando por la operación. Si eso no es criminal, díganme cómo calificarlo, hijueputas que andan por el mundo haciéndole propaganda a la ‘potencia médica'».

Soffi dijo que su amigo «es un negrón fuerte de más de 200 libras, y ya en los últimos momentos no le salía ni la voz para responderle a su mujer. Finalmente salió bien», respondió a quienes se preocuparon por la situación.

«Se han perdido muchas cosas en nuestro país. Pero una de las que más duele ver es la pérdida acelerada de los valores humanos»; «la potencia ahí está, allá los que sigan creyendo en todos los payasos que salen a decir tantas mentiras al pueblo » y «ya de Cuba nada extraña pero lo inhumano de esa situación es increíble», comentaron cubanos.

Según Yadira Matute Tejo, la madre, la menor padece desde que nació, el 8 de marzo de 2010, de una enfermedad congénita rara (Síndrome de Proteus), expresó en una carta pública a Miguel Díaz-Canel, el presidente de Cuba designado por Raúl Castro.

En una carta pública a Díaz-Canel, la madre de la niña explicó que «a la niña no se le ha realizado en sus 13 años un estudio a fondo que no sea doppler y angiotac, con los cuales no se ha resuelto la situación y reafirmo que la enfermedad no tiene cura, pero no implica que no pueda vivir con mejor calidad de vida y esperanza, además ya parte de la lesión con que nació hoy le pesa ocho libras y otra parte de su lesión está extremadamente hinchada».

«Estamos hablando de una niña que pesa 30 kg y mide poco más de un metro de altura. He recurrido a todas las instancias sin respuesta. Ya la niña no va a la escuela y no hay maestros a domicilio, según Educación, a partir de sexto grado por déficit de maestros y a nadie le preocupa si falta a la escuela o no, si aprende o no».

Por antilope

Deja una respuesta