Lun. Jun 17th, 2024

A la cubana Mari Batista se le está acabando el tiempo para despedirse de su padre en fase terminal en Estados Unidos. Según los médicos, le quedarían tres semanas y ya está en estado de rigidez.

«Hace 28 años que no veo a mi papá. Mi papá está en enfermedad terminal. No me voy a quedar, no necesito quedarme. Lo único que les pido es que me ayuden a tramitar mi visa para poder despedirme de mi papá, para estar con mis hermanos en el funeral».

«El médico dice que en tres semanas mi papá completará su estado de rigidez y fallecerá. Por favor, lo único que les pido es que me ayuden, que me dejen llegar a donde está él, que me dejen despedirme de él y que me dejen estar con mis hermanos en su dolor».

«Por favor, es lo único que les pido. No me voy a quedar, tengo una familia aquí en Cuba que por eso he permanecido 28 años. Una familia que está enferma, con enfermedades muy costosas y por eso no me he podido ir»

«Por favor, ayúdenme. Lo único que quiero es despedirme de mi papá», confesó la cubana entre lágrimas.

Batista lleva casi 30 años sin ver a su padre, quien solo sabe llorar cuando se ven por videollamada. La familia no ha podido conseguir una visa humanitaria para EE. UU. pese a acercarse a políticos en Florida.

Su padre, Ramón Batista, tiene 81 años ya cumplidos y desde hace unos siete le detectaron Alzheimer, contó a nuestro medio por teléfono Mariluz Batista, quien cuida de él en Kendall.

«Está conmigo en casa. Estoy esperando nada más que fallezca. El problema es que es como una lucecita que tiene adentro y yo sé que quiere verla a ella. No lo dice porque no habla, pero me doy cuenta porque cuando le habla. Yo quería que viniera aunque sea una semana».

Según un diagnóstico de Navarro Medical Centers, enviado por la familia, «el hombre tiene Ateroesclerosis cerebral. También padece demencia vascular, cardiopatía aterosclerótica y un AIT previo. Tiene deterioro funcional, cognitivo y nutricional. Es totalmente dependiente de todas sus ADIS. Un catéter de condón está colocado. El paciente, Ramón Batista, tiene una enfermedad terminal y lo más probable es que tenga un pronóstico de seis meses o menos si la enfermedad sigue su curso esperado».

Por antilope

Deja una respuesta