Lun. Jul 22nd, 2024

WASHINGTON (AP) — Un índice de la tasa de inflación que es monitoreado de cerca por la Reserva Federal de Estados Unidos cayó el mes pasado a su nivel más bajo desde abril de 2021, empujado a la baja por los precios más bajos de la gasolina y el aumento más lento de los costos de los alimentos.

Al mismo tiempo, los consumidores apenas aumentaron su gasto el mes pasado, impulsándolo apenas un 0,1 %, después de un aumento sólido en abril, del 0,6 %.

El índice de inflación mostró que los precios subieron un 3,8% en mayo en comparación con su nivel 12 meses antes, una caída frente al aumento interanual del 4,4% en abril. Y de abril a mayo, los precios aumentaron apenas un 0,1%.

Aun así, el avance del mes pasado en la reducción de la tasa general de inflación se vio atenuado por una lectura elevada de los precios “subyacentes”, una categoría que excluye los costos volátiles de los alimentos y los energéticos. Eso resaltó la creencia de la Fed de que necesitará seguir aumentando las tasas de interés para abatir la tasa de inflación alta.

Los precios subyacentes subieron un 4,6% en mayo respecto al año anterior, ligeramente por debajo del aumento anual del 4,7% en abril. Fue el quinto mes consecutivo en que la cifra subyacente fue de 4,6% o 4,7%, una señal de que la racha de 10 aumentos de tasas de la Fed en los últimos 15 meses no ha controlado todas las categorías de precios. De abril a mayo, los precios subyacentes aumentaron un 0,3%, un ritmo que, de mantenerse, mantendrá la inflación muy por encima del objetivo del 2% de la Fed.

Por antilope

Deja una respuesta