Sáb. Jul 20th, 2024

Con la llegada del equipo femenino de softbol Sub-12 de la Liga Pequeña de  Cuba (Palmar) a Miami en un vuelo con destino a Puerto Rico para un torneo, la delegación sufrió una deserción. Este tipo de incidentes se ha vuelto muy común en los últimos tiempos para estas delegaciones.

Según el medio The Cuban Baseball Digest, la persona que desertó del equipo cubano Sub-12 fue una de sus entrenadoras, Annia Hernández Peñalver, quien abandonó la delegación aproximadamente a las 3PM (hora de Miami) y se entregó a las autoridades de Aduanas y Protección Fronteriza para iniciar el proceso de solicitud de asilo político en los Estados Unidos.

El equipo, que perdió su vuelo de conexión en Miami, está programado para partir mañana hacia San Juan y participará en un torneo que comenzará mañana en Guanica, Puerto Rico. El equipo femenino jugará en el torneo de la Región Latinoamericana programado del 8 al 13 de julio y regresará a la isla al finalizar.

En medio de una creciente crisis humanitaria en  Cuba, la escasez de alimentos y los apagones han provocado que muchos profesionales del deporte cubano abandonen la isla. Las deserciones de jugadores y entrenadores de delegaciones deportivas se han convertido en un tema recurrente y seguirán ocurriendo mientras persista la crisis económica en el país. Peñalver no es la primera ni será la última en desertar de una delegación cubana en el futuro cercano.

La constante deserción de atletas cubanos es un reflejo de la desesperación causada por las difíciles condiciones en la isla. La búsqueda de mejores oportunidades y condiciones de vida en el extranjero es una tendencia creciente entre los deportistas cubanos, especialmente hacia los Estados Unidos. Esta situación evidencia la grave crisis económica y social que enfrenta  Cuba y subraya la necesidad de soluciones urgentes para mejorar la calidad de vida en el país.

Por antilope

Deja una respuesta