En Nueva York suman más de 100 los menores de 18 años que presentan síntomas de una misteriosa enfermedad que está siendo asociada al coronavirus, de la que ya hay reportes en otros estados como California, Luisiana y Mississippi, y que los pediatras han bautizado con el nombre de Síndrome Multisistémico Inflamatorio. El fenómeno se había visto en algunos países europeos y en días recientes se han comenzado a registrar casos en suelo estadounidense.

Hasta ahora uno de los mayores consuelos de la pandemia había sido el hecho de que los niños solían presentar síntomas más leves y corrían menos riesgo de presentar una enfermedad severa. ¿Cambia esto ahora? Las estadísticas actuales siguen indicando que la incidencia de enfermedad severa en niños es muy baja. Explicamos qué se sabe hasta el momento.

¿En qué consiste este síndrome?

Se le conoce como Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico (PMIS por sus siglas en inglés) y según el Departamento de Salud de Nueva York, se cree que podría estar relacionado con el COVID-19, aunque la conexión todavía no está del todo clara. Se trata de una condición inflamatoria seria, con rasgos de la enfermedad de Kawasaki y del Síndrome del Shock Tóxico.

Se caracteriza por fiebre prolongada (temperatura superior a 100.4 grados Fahrenheit o 38 grados centígrados por más de cinco días) y otros síntomas como irritabilidad, dolor abdominal, diarrea, vómitos, un sarpullido, ojos enrojecidos, un ganglio linfático inflamado en un lado del cuello, labios o lengua roja (parecida a la fresa) y manos o pies inflamados y enrojecidos.

Muchos de estos síntomas se parecen a los de la enfermedad de Kawasaki, que fue descrita por primera vez en 1967 en Japón. Por lo general afecta a niños menores de 5 años, aunque es poco frecuente (se presenta en 1 de cada 10,000 menores de 5 años en Estados Unidos).

El tratamiento consiste en administrar inmunoglobulina vía intravenosa seguida de esteroides y aspirina, y suele ser efectivo si se aplica oportunamente. De no hacerlo, hay riesgo de aneurismas e inflamación de las arterias coronarias. 

“La mayoría de los niños se recupera muy bien, sin problemas a largo plazo. Para la gran mayoría es una enfermedad aguda que ocurre una vez en la infancia», explicó al diario The New York Times, el pediatra reumatólogo Philip Kahn, quien ha tratado a niños con covid-19 y este síndrome que han respondido bien al tratamiento con inmunoglobulina.

El PMIS también tiene similitudes con el Shock Tóxico, que ocurre cuando los órganos no reciben suficiente flujo sanguíneo y que puede ser mortal.

Los niños con PMIS deben recibir atención médica inmediata porque pueden empeorar rápidamente, de ahí a que autoridades como el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, estén haciendo un llamado a los padres a mantenerse alertas y llevar a sus hijos al hospital si notan fiebre prolongada y alguno de los otros síntomas.

¿Cuántos casos hay?

En Nueva York, epicentro de la epidemia en Estados Unidos, se investigan 100 casos en un amplio rango de edades que abarcan desde infantes hasta 18 años. Un niño de 5 años, uno de 7 y una joven de 18 años han muerto en ese estado, indica Associated Press.

Según la agencia de noticias, 23% de los casos se han presentado en menores de 5 años; 29% en niños entre 5 y 9; 28% en niños entre 10 y 14 años y 16% entre 15 y 19 años.

También se han documentado presuntos casos en California, Connecticut, Delaware, Illinois, Kentucky, Luisiana, Massachusetts, Mississippi, New Jersey, Ohio, Pennsylvania, Utah, Washington, y Washington, D.C.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades están estudiando la enfermedad y no han publicado estadísticas sobre su incidencia, pero emitieron una advertencia a los médicos del país para que tengan en cuenta los síntomas y los tomen en cuenta en sus diagnósticos. Se espera que la agencia sanitaria establezca una definición formal de la sintomatología, de modo a que pueda haber un rastreo oficial de los casos.

En Europa, se han reportado casos en países como Italia, España y el Reino Unido, donde para el 13 de mayo había unos 100.

En Bergamo, ciudad epicentro de la epidemia en Italia, atendieron a 10 niños con el síndrome y todos se recuperaron satisfactoriamente. Un estudio acerca de esos casos publicado esta semana en la revista científica The Lancet arroja algunas pistas que confirman el posible nexo con el nuevo coronavirus.

 La edad promedio de los pacientes fue de 7 años. Los autores aclaran que el número de casos fue bajo lo que indicaría que no es frecuente que ocurra en niños.

¿Por qué se ha asociado al coronavirus?

Muchos de los menores con PMIS han dado positivo al coronavirus o sus anticuerpos, pero no todos, lo que –según se cree– puede responder a que se trata de una enfermedad secundaria que puede desarrollarse de dos a cuatro semanas después de la infección, según lo indica un artículo de nuestra cadena hermana NBC.

“Nunca hemos visto a tantos niños con Kawasaki. Usualmente vemos a un par de niños por año, no docenas en un período de pocas semanas. Así que, dados los números y el hecho de que no es exactamente igual a Kawasaki, pareciera que es una enfermedad inflamatoria post COVID-19”, dijo a USA Today, Charles Schleien, del Northwell Health de Nueva York, donde han tenido unos 40 casos y la mayoría han dado positivo para anticuerpos del covid-19 (lo que apunta a que fueron asintomáticos) o para el covid-19.

Una de las teorías que se manejan es que cuando el cuerpo comienza a fabricar anticuerpos contra el nuevo coronavirus, estos crean una respuesta exagerada del sistema inmune. “Esto sólo ocurre en determinados individuos cuyo sistema inmune es particular. No le pasa a todo el mundo. Sigue siendo un evento muy poco común en niños”, explicó a NPR Janet Newburger, directora del programa Kawasaki del Hospital de Niños de Boston.

Siempre se ha dicho que el coronavirus afecta en menor proporción a los niños. ¿Ha cambiado esto?

Los expertos insisten en que el síndrome sigue siendo muy poco frecuente: de los millones de casos de coronavirus en el mundo, las infecciones en niños representan alrededor del 2%, según el diario británico The Guardian, y la mayoría de ellos tiene síntomas leves.

Pero, en vista de que este nuevo síndrome puede ser peligroso, los padres deben mantenerse atentos ante cualquier síntoma.

“Queremos tranquilizar a los padres: esto parece ser poco común. Aunque la enfermedad de Kawasaki puede generar daños el corazón o los vasos sanguíneos, estos usualmente desaparecen al cabo de cinco o seis semanas y los niños se recuperan completamente”, aclaró la Asociación Estadounidense del Corazón esta semana en un comunicado.

“Es importante mantener las cosas en perspectiva. Se trata de una afección muy rara y por eso los padres no deben alarmarse”, insiste Sanjav Patel, pediatra con especialización en enfermedades infecciosas del Southhampton Children’s Hospital del Reino Unido.

¿Qué porcentaje de niños presenta enfermedad severa?

En función de los datos que existen hasta el momento, aquellos que tienen una enfermedad severa son una minoría.  

Un estudio publicado el 11 de mayo en la revista JAMA Pediatrics revela que de 46 unidades de cuidados intensivos pediátricos en EEUU y Canadá analizadas entre el 14 de marzo y el 3 de abril, apenas habían encontrado 48 casos infantiles en catorce de ellas. De esos niños, 40 tenían condiciones preexistentes significativas.

“Incluso con los casos del síndrome multisistémico, si se les compara con los adultos, los niños son menos propensos a verse severamente afectados y la mortalidad es muy muy rara”, insiste Newburger al diario The New York Times. “Los padres todavía deben sentir que es muy poco usual que un niño se vea severamente afectado, pero si su hijo tiene mucha fiebre, no se ve bien y el sexto sentido paternal dice que está muy enfermo, hay que llamar al pediatra o ir al hospital”. 

Estimado lector, actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva y sin precedentes. Ante este escenario, la gente del mundo se está despertando y reconociendo la manipulación de la información y la censura. Ser un medio de noticias independiente implica grandes desafíos. Sin embargo seguimos informando sin temor, más allá del peso que tienen los intereses comerciales y políticos que marcan la agenda de los principales medios. Por esto, hemos creado una cuenta en Square, en la que puedes aportar a nuestra misión de seguir informando con veracidad.

Por cubabella

Deja una respuesta