Web Analytics Made Easy -
StatCounter
Sur de Florida

Un fuerte impacto de la pandemia en sector inmobiliario del sur de Florida

11 de julio de 2020 – 09:07  – Por LEONARDO MORALES

Según Freddie Mac, la tasa de interés de una hipoteca de tasa fija a 30 años en Florida promedió un 3,31% en abril, inferior al 4,14% en igual mes del 2019

MIAMI– Cuando la pandemia comenzó a esparcirse por diversos estados del país, los contagios y las muertes fueron una prioridad para Washington, pero la gran preocupación por la economía condujo a la Casa Blanca a aprobar ayudas financieras de emergencia.

Con un nuevo incremento ahora del número de contagios y hospitalizaciones por el virus, crece nuevamente la preocupación por si miles de pequeñas y medianas empresas del sur del estado podrán soportar un repunte de la pandemia. El turismo, los servicios y el sector inmobiliario se encuentran en una situación adversa para emprender una recuperación sostenida.

Con un nuevo incremento ahora del número de contagios y hospitalizaciones por el virus, crece nuevamente la preocupación por si miles de pequeñas y medianas empresas del sur del estado podrán soportar un repunte de la pandemia. El turismo, los servicios y el sector inmobiliario se encuentran en una situación adversa para emprender una recuperación sostenida.

“El impacto negativo de la pandemia se ha visto en general, tanto en sectores de menos ingresos como en los de mayor poder adquisitivo e igual en la parte comercial como residencial. El confinamiento y el cierre de negocios, que conllevó a un aumento notable del desempleo son factores que han afectado a todos”, afirma Katherine Amador, una experta en bienes raíces y miembro del equipo de trabajo de la oficina Berger Singerman en Miami.

Amador cuenta además con una amplia experiencia en grandes transacciones inmobiliarias corporativas y representa a clientes multimillonarios y a desarrolladores e inversionistas regionales e internacionales atraídos por la ventajas económicas en Florida.

Katherine Amador ha trabajado en estrecha colaboración con los principales bufetes de abogados de más de 15 países de Centroamérica y Sudamérica para ayudar a los clientes de empresas en asuntos locales.

La transformación de Miami

En los últimos 10 años, Miami ha experimentado una vertiginosa transformación en zonas como el Downtown y Brickell, ahora muy propensas a sufrir en medio de una recesión causada por el SARS-COVID-2.

“Compradores y vendedores de propiedades han detenido sus planes en el sur de Florida debido a la incidencia de la pandemia en el sector inmobiliario y a la incertidumbre sobre una posible salida a la crisis generada por el virus. En Brickell por ejemplo hemos visto una caída importante en las ventas de condominios en abril en comparación con el 2019. El descenso ha sido de un 36%, al tiempo que las ventas residenciales de viviendas unifamiliares en todo el estado cayeron un 20,7%, según Florida Realtor’s Data”, explica Amador.

“Aunque las ventas han bajado en relación con el año pasado, los precios de las viviendas unifamiliares se han incrementado un 6%. El valor de los condominios también indica que los precios son estables. Un factor favorable para los compradores es que las tasas de interés en la Florida son muy bajas”, agrega la experta.

Según Freddie Mac, la tasa de interés de una hipoteca de tasa fija a 30 años promedió un 3,31% en abril del 2020, inferior al 4,14% del mismo mes del 2019.

“En las últimas semanas, Mortgage Bankers Association ha reportado aumentos en el número de solicitudes de préstamos presentadas para las compras de viviendas en Estados Unidos, y esto es un buen indicativo”, dice Katherine.

Sin dudas, el programa de ayuda del gobierno federal propuesto por la Administración Trump y aprobado en ambas Cámaras legislativas ha reducido el golpe financiero sufrido por decenas de miles de empresas en todo el país, sin embargo se considera insuficiente para contener buena parte de los daños económicos que dejará la pandemia

Condominios viejos y nuevos sufren por igual

Amador considera que “en el área comercial hay inversionistas que esperan al final del 2020, porque en esa fecha muchos dueños de propiedades comerciales atravesarían una situación difícil. Con el apoyo de los préstamos y cooperación de los bancos mediante ciertas concesiones por la crisis sanitaria, los propietarios han podido sobrevivir estos meses, pero al pasar el tiempo y en el centro de una recesión y regulaciones sanitarias, no todos podrán salir por sí mismos del problema”.

Con un desempleo años atrás por debajo del 4% en Florida, Miami ha sido muy beneficiada con el “Boom” de nuevas construcciones tras la gran recesión del 2008. Decenas de poderosas compañías urbanizadoras han completado proyectos de construcción residenciales y comerciales en esta ciudad. Pero, el cierre temporal de miles de empresas de producción e importadoras retrasó el abastecimiento de materiales.

Una reciente encuesta a contratistas reveló que más de la mitad de las constructoras estadounidenses entrevistadas detuvieron o suspendieron proyectos, y más de dos tercios experimentaron retrasos debido a la escasez de materiales y de equipos de protección.

“Los condominios nuevos y viejos en el sur de Florida han sufrido por igual esta crisis, comenta Katherine. Muchos proyectos que estaban por comenzar antes de la pandemia y no pudieron hacerlo, se cancelaron. Los que estaban en ejecución tuvieron que lidiar con las recomendaciones de las autoridades locales, limitación de materiales, retrasos en inspecciones y aprobaciones de permisos de construcción. Todo eso ha impactado la construcción y las remodelaciones.

Un giro en las tendencias de inversión

La pandemia también ha provocado un giro en las tendencias de inversión, como los espacios de oficinas. Al comprobar que millones de personas pudieron mantenerse trabajando desde su casa, un sin número de compañías decidirán continuar con esta forma de trabajo que representa considerables ahorros. Por un lado esto beneficia a unos, pero perjudica a otros. Es muy probable, además- que los conceptos de oficinas también cambien tras la crisis sanitaria; por el momento hay cautela entre inversionistas y gran preocupación para dueños de espacios comerciales, oficinas y grandes centros minoristas.

Los centros comerciales han sido golpeados con severidad porque el confinamiento les demostró a los escépticos en compras por internet que en situaciones extremas, esa forma de adquirir productos es la única opción viable. Esto es algo que determinará también los proyectos en el futuro.

“El cierre de tiendas y la reducción de la cantidad de locales comerciales porque las personas ya se están acostumbrando a comprar por internet definirá el futuro inmediato, considera Amador, quien también manifiesta que veremos sin duda un aumento en los casos de bancarrota”.

Según Bisnow Commercial Real Estate, los dueños de propiedades de la red minorista reportaron una recaudación de alquiler de apenas el 60% en junio del 2020.

“Los propietarios de grandes centros comerciales prefieren ahora negociar con los buenos inquilinos e importantes compañías antes de quedarse con grandes espacios vacíos”, concluye Amador.

El retorno al cierre o reducción de los servicios en negocios de Miami-Dade, anunciado por el alcalde Carlos Giménez, vuelve a cercenar la esperanza para dueños de pequeñas y medianas compañías de salir con prontitud de la recesión económica en el sur de Florida. Si durante los más de dos meses, miles de negocios sobrevivieron con ayudas federales y a duras penas, una segunda vuelta de regulaciones estrictas sería una estocada final para el colapso de muchas empresas, en especial restaurantes.

0Shares

Related Posts

Deja una respuesta