Web Analytics Made Easy -
StatCounter
Sur de Florida

Los Hospitales del Sur de Florida trabajan a tope de sus capacidades

Doctores urgen a la comunidad a usar mascarillas y cumplir todas las medidas de la “nueva normalidad” para revertir la actual situación en los hospitales

MIAMI.- Carlos Migoya, presidente del Jackson Health System, aseguró que los hospitales y centros de su institución todavía tienen camas UCI disponibles y que cuentan con diferentes planes para enfrentar la pandemia.

Migoya realizó tales afirmaciones, este jueves 16 de julio, en la reunión de la Junta de Comisionados del Condado Miami-Dade que trató el tema del coronavirus

“Aunque la cifra de pacientes de COVID ha ascendido bastante, hasta ahora lo vamos manejando aceptablemente ya que el número de altas hospitalarias es igual a los pacientes que ingresan”.

El ejecutivo aseguró que “podemos seguir trabajando a este nivel perfectamente por cuatro o cinco semanas”.

Señaló, sin embargo, que el verdadero reto es conocer ”cuándo comenzaremos a notar los efectos de las medidas restrictivas tomadas la pasada semana”. Se refería a la ampliación del toque de queda y el cierre de los salones de los restaurantes, entre otras.

“Si las medidas tienen el impacto deseado en el índice de infectados, entonces, a partir de la próxima semana, iremos viendo cómo los casos comienzan a descender”, subrayó.

Desde el punto de vista de hospitalización, si todo marcha bien, “deberíamos alcanzar el pico, más o menos, después de la primera semana de agosto, sobre el 7 y 10 de ese mes.

Sin embargo, reconoció que los hospitales del sistema Jackson están cortos de remdesivir, uno de los medicamentos que se utilizan en el tratamiento de los pacientes de COVID.

“Hemos comprado el pasado sábado con la esperanza de que nos durara una semana. Y se agotó. Recibimos otro envío el miércoles, que debió durar hasta el viernes, y se acabará hoy jueves. Esto sucede por la cantidad de pacientes que estamos manejando”.

El ejecutivo quiso dejar claro que “estamos mejor ahora que en abril, en mayo y en junio. Cada día adquirimos más experiencia, lo que nos permite ser más eficientes. No solamente con los suministros de medicamentos, sino además, con los diferentes tratamientos y procedimientos que les practicamos a nuestros pacientes de UCI”.

Por ello, “el índice de mortalidad continúa mejorando. Aunque desgraciadamente se contabilicen más fallecimientos, se debe a que se ha incrementado el número de infectados. La causa no es que haya subido el índice de mortalidad”.

“Para revertir la presente tendencia, tenemos que insistir en el uso de la mascarilla”, aseveró Migoya.

La doctora Aileen Marty, especialista en enfermedades infecciosas, también presente en la reunión, estuvo de acuerdo con Migoya, aunque consideró que no es posible continuar trabajando al presente nivel de capacidad por mucho más tiempo.

“En el sistema de los hospitales del Baptist estamos trabajando a la máxima capacidad. Estamos trasladando pacientes entre hospitales. No podemos continuar de igual forma por más tiempo. El personal está exhausto”.

Por eso es importante convencer al público de que se pongan las mascarillas y cumplan con todas las medidas indicadas por el Centro de Control de Enfermedades.

“Pero debemos contar con el trabajo de los rastreadores de contactos, tenemos que acelerar los resultados de las pruebas a un máximo de 24 horas. Porque no podemos seguir a este nivel a no ser que vengan médicos de otras regiones del país que no estén tan afectadas por el COVID. De lo contrario, la enfermedad estará fuera de control”, concluyó.

Related Posts

Deja una respuesta