Web Analytics Made Easy -
StatCounter
Internacional

El Gobierno de Mexico pagó más de $60 millones por médicos cubanos

Los profesionales de la salud cubanos enviados a misiones en el exterior son sometidos a una fuerte vigilancia y restricción de libertades fundamentales

Más de 60 millones de dólares (135 millones de pesos mexicanos) pagó el Gobierno de la Ciudad de México por la contratación de los servicios de 585 médicos cubanos, cuyo trabajo finalizó esta semana, informó Olivia López Arellano, secretaria de Saludde la capital mexicana. Reseña DIARIODECUBA

Ese grupo de trabajadores sanitarios permanecieron en Ciudad de México atendiendo a pacientes enfermos de COVID-19 después que comenzaran a llegar, bajo un manto de silencio, en abril.

“Esos 135 millones de pesos fue lo que se consideró para el convenio que incluye todas estas actividades, que eran capacitación, investigación, compartir protocolos, buenas prácticas, monitoreo de terreno epidemiológico y también de un conjunto de actividades, digamos, de asesoría técnica”, dijo López Arellano, según el reporte del diario local El Universal.

La funcionaria aseguró que esa brigada llegó a México para reforzar la cantidad de profesionales que se encuentran en la primera línea de enfrentamiento a la pandemia, pero también a otras actividades, que no mencionó.

De acuerdo con el periódico, López Arellano aseguró que aunque existe la posibilidad de renovación del convenio, por el momento este concluyó y los cubanos regresan a la Isla.

“No solo fueron estos médicos y médicas, no solo este personal de salud. la ciudad ha contratado más de 2.000 trabajadores de la salud para fortalecer su capacidad de respuesta y muchos de esos trabajadores vienen de otras entidades federativas, entonces estos profesionales que se incorporaron han sido muy importantes para la atención en la ciudad y estamos profundamente agradecidos por su compromiso, por su disposición y tenemos todavía convocatorias abiertas”, dijo.

“Agradezco a nombre del Gobierno y pueblo de México el invaluable apoyo de médicos y enfermeras cubanos que vinieron a salvar vidas a nuestro país en estos meses difíciles de lucha contra el COVID-19. Nuestra gratitud siempre con ustedes”, escribió el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, en su cuenta de Twitter.

A pesar de esta cifra ahora revelada, en junio último la secretaria de Salud dijo en entrevista con DIARIO DE CUBA que el trabajo de los médicos cubanos en Ciudad de México era “voluntario” y “profesional”.

Además, aseguró que el costo del hospedaje de esos profesionales —parte de los cuales estuvo residiendo en el Hotel Benidorm, de la colonia Roma— no estaba incluido en el convenio, y era pagado con donaciones de hoteleros de la capital.

Esta semana, los medios oficiales cubanos reportaron el retorno del primer grupo de sanitarios que trabajaron en el vecino país.

A pesar de las numerosas críticas recibidas por asociaciones mexicanas, que cuestionaron que el Gobierno de su país gastase millones de dólares en dicha contratación, el segundo jefe de la brigada cubana, el doctor Juan José Pulido López, dijo a la Agencia Cubana de Noticias que fueron ganándose el reconocimiento social e insertándose en los protocolos del sistema de salud mexicano.

La brigada también fue muy cuestionada debido a que para algunas instituciones locales los integrantes “no cuentan con las competencias requeridas, no tienen funciones debidamente especificadas, no cumplen con los requisitos establecidos por las leyes vigentes, así como carecen del aval de los colegios de profesionistas”.

En una carta entregada al presidente Andrés Manuel López Obrador diferentes profesionales sanitarios aseguraron que la intervención de la brigada “no ha representado ningún beneficio para la atención de nuestra población y sí es una grave falta de equidad para los médicos de nuestro país”.

Argumentaron que la mayoría de sus colegas cubanos contratados para atender el COVID-19 son “médicos generales sin especialidad”, que han sido ubicados “en diferentes áreas hospitalarias, o solo de apoyo en consulta, transgrediendo la funcionalidad en los hospitales asignados”.

DIARIO DE CUBA obtuvo detalles sobre el contrato firmado por el régimen de la Isla, el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) y el Gobierno de la Ciudad de México, a través de una fuente en el país, que aseguró que como promedio las autoridades locales pagaban 10.693 dólares al Estado cubano por cada sanitario.

DIARIO DE CUBA pudo saber que, sin embargo, los médicos recibieron en México 660 dólares para tres meses de gastos de comida.

A pesar de que las autoridades mexicanas mencionaron en un primer momento que solo contratarían a diez cubanos, pocos días después se confirmó que la delegación de profesionales de la Isla sumaba 585 médicos. Aún no se ha confirmado la fecha del regreso a la Isla de los restantes 185.

La exportación de servicios profesionales, fundamentalmente médicos, es una de las principales fuentes de ingreso del régimen cubano, que se queda con al menos el 75% de lo que pagan los países de destino en concepto de salarios.

En 2018 esta actividad generó ingresos de 6.400 millones de dólares a La Habana, muy por encima del turismo.

Además de tener que entregar como mínimo las tres cuartas partes de sus salarios, los profesionales de la salud cubanos enviados a misiones en el exterior son sometidos a una fuerte vigilancia y restricción de libertades fundamentales.

Estas condiciones han sido denunciadas por organizaciones defensoras de derechos humanos y la ONU ha advertido que podrían constituir formas de “trabajo forzoso” y “esclavitud moderna”.FUENTE: DIARIO DE CUBA

0Shares

Related Posts

Deja una respuesta