Web Analytics Made Easy -
StatCounter
EE.UU

La Campaña de Trump alerta peligro de penetración socialista

Para Mercedes Schlapp, asesora principal de la campaña de Trump, “no son suficientes” las excusas de la congresista Karen Bass por su afinidad con régimen de Cuba

MIAMI.- La manifiesta afinidad de la congresista de California Karen Bass hacia el régimen cubano ha colocado como tema de debate nacional la postulación de su nombre en la lista de posibles candidatas a integrar la fórmula demócrata junto a Joe Biden, en la carrera por la Casa Blanca.

Para Mercedes Schlapp, asesora principal en Comunicaciones de la campaña de reelección del presidente Donald Trump, quien habló en exclusiva con DIARIO LAS AMÉRICAS, existe una marcada cercanía entre Bass y el castrismo, que podría ser perjudicial para los Estados Unidos.

Schlapp afirmó que a pesar de que la legisladora se excusó públicamente por elogiar los supuestos logros del dictador Fidel Castro, “no es suficiente”, y cuestionó los acercamientos del expresidente Barack Obama y de su entonces vicepresidente Joe Biden con la dictadura cubana.

¿Por qué la campaña del presidente Donald Trump ha cuestionado la posibilidad de que la congresista Karen Bass se convierta en la fórmula vicepresidencial del candidato demócrata Joe Biden?

Es muy importante entender que Joe Biden ha decidido entrevistar y considerar a una persona que es Karen Bass, congresista en California, una persona que simpatiza con el régimen comunista de Cuba. Ella ha dicho que el régimen comunista de Fidel Castro ha tenido una enorme influencia en su vida, ha viajado varias veces a Cuba, habla de los éxitos del sistema de salud cubano y, como sabemos, cuando murió Fidel Castro lo llamó el ‘comandante en jefe’ y habló maravillas del dictador. Entonces, eso nos tiene a nosotros en la campaña muy preocupados porque la última cosa que necesitamos es un vicepresidente que apoye al régimen comunista cubano, que piense que sus ideas deben de aplicarse en los Estados Unidos. Estamos viendo en Joe Biden su acercamiento a los socialistas aquí en los EEUU.

La congresista Bass se ha excusado ante la opinión pública y ha manifestado que, de alguna forma, se retracta de lo dicho sobre el castrismo.

No, no es suficiente. Sabemos que Karen Bass sabe exactamente que por varias décadas ha estado apoyando a los comunistas en Cuba y favorece a ese régimen. Es claro que lo que ella quiere es sobrevivir al ataque que le hicimos nosotros desde la campaña al hablar sobre su posición extremista, y eso la ha afectado, por lo que tuvo que dar una respuesta para poder sobrevivir a este proceso en la decisión para escoger un vicepresidente en el Partido Demócrata.

¿Cuál ha sido su experiencia personal o familiar con el régimen de Fidel Castro? Sabemos que su padre fue prisionero político en Cuba.

Mi padre estuvo en una prisión cubana por seis años. Él fue una de las personas que trató de sacar a Fidel Castro en los años 1960 y no lo logró y sufrió las consecuencias. Mi padre me enseñó desde que era una niña de la importancia de proteger nuestra democracia, la importancia de proteger y defender nuestras libertades aquí en los EEUU. Hablé con mi padre este fin de semana y hablamos del peligro que estamos viendo aquí en el país porque los demócratas ya no son moderados, son demócratas extremistas que están apoyando una agenda socialista que, como sabemos, es algo que es antiamericano y tenemos que parar esas ideas antiamericanas. Hay mucha de nuestra juventud aceptando estas ideas socialistas y, como sabemos, el socialismo no ha funcionado en tantos países como Cuba y Venezuela, y es el primer paso para caer en comunismo y eso es lo que queremos prevenir aquí en los EEUU.

Algunas personas han aplaudido los acercamientos del expresidente Barack Obama con el régimen cubano. ¿Por qué usted cree que esa política no fue buena?

Es muy importante entender que esta ha sido una política de apaciguamiento, una política donde Obama y Biden decidieron extender su mano al régimen comunista de Cuba, sin pedir nada a cambio. Entonces hemos visto que los abusos a los derechos humanos bajo la administración de Obama y el vicepresidente Biden en Cuba tuvieron más casos en esa época, cuando ellos decidieron empezar de nuevo esa relación con el régimen castrista. Yo creo que no hemos visto un cambio significante en esta relación con los comunistas y no lograron ningún cambio que beneficie al pueblo cubano.

Según su criterio, ¿no se debe seguir una política de acercamiento con Cuba, como se ha venido planteando desde la campaña de Joe Biden?

Biden ha dicho y también Bernie Sanders, que es un socialista, que ellos apoyan esa política de tener una relación cercana con el régimen comunista de Cuba y lo que estamos viendo es que el pueblo cubano no tiene esa oportunidad de poder tener libertad en su nación porque, al final del día, ellos están más preocupados en tener esa relación con el líder de Cuba, antes que ayudar al pueblo cubano en poder llegar a ser libre.

El régimen cubano tiene 61 años en el poder. En Venezuela el chavismo completa más de 20 años. Se han ensayado muchas fórmulas, pero todavía estos pueblos no tienen libertad.

Vamos a seguir teniendo una campaña máxima de presión sobre el régimen comunista de Cuba. También vamos a seguir esta campaña de presión máxima en Venezuela. Hay que buscar la manera de cortarles los recursos a estos dictadores. Hay que buscar la manera de seguir estas sanciones para poder impactar y tratar de quitarles el poder a estos dos dictadores y eso es algo en que se ha enfocado la administración del presidente Trump. El cambio no es fácil y muchas veces el cambio tiene que venir desde adentro de esos países, pero sí tenemos hacer todo lo que podamos para ayudar a estos pueblos a llegar a ser libres y buscar ese cambio. Como sabemos, el presidente Trump fue uno de los primeros en reconocer a Juan Guaidó como el presidente legítimo en Venezuela y dio los pasos también para conversar con nuestros aliados para que ellos también reconocieran a Juan Guaidó. Es una prioridad para este presidente buscar la manera de que el pueblo venezolano y el pueblo cubano puedan ser libres y esto no es fácil; es un proceso complicado, pero vamos a tomar las acciones para ayudar a estos pueblos en estos momentos tan difíciles.

Uno de los aspectos que más cuestionan los demócratas sobre el Gobierno del presidente Trump es el tema migratorio. ¿No cree usted que hay grandes soluciones pendientes en esa materia?

El Presidente por mucho tiempo ha querido lograr una reforma migratoria comprensiva, pero los demócratas no quieren trabajar con este Presidente. El Presidente quiso solucionar la situación de DACA y los demócratas le dijeron que no. Aquí hay que buscar un balance para que podamos asegurar nuestras fronteras y, a la misma vez, asegurar que podemos seguir permitiendo llegar a los EEUU a los que son inmigrantes legales. Lo que no podemos tener es la situación que vimos en la frontera del sur del país donde los cárteles traficantes se estaban beneficiando de familias vulnerables. Lo que necesitamos es asegurar que las personas vengan a los EEUU en una forma legal, en vez del caos que hemos visto en el pasado en la frontera sur donde venían miles de familias y fueron los narcotraficantes los que se estaban beneficiando de ese caos. Eso no lo podemos permitir.

Related Posts

Deja una respuesta