Web Analytics Made Easy -
StatCounter
Sur de Florida

En la fase 3 de reapertura Miami mantiene toque de queda y sanciones por no usar máscara

El condado Miami-Dade confirmó que mantiene el toque de queda de 11 p.m a 6 a.m. y las multas para quienes lo violen, mientras que seguirá imponiendo sanciones civiles a las personas que no usen las máscaras como medida para evitar la propagación del coronavirus, tras anunciar que realizó cambios en la guía de la “Nueva normalidad” para adecuarse a la fase 3 de la reapertura económica de Florida.

La oficina del alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, informó tarde en la noche del sábado que “respeta la Orden Ejecutiva 20-244, según las normas de apertura estatal dispuestas por el gobernador Ron DeSantis, mientras mantiene vigente aspectos de las órdenes del condado con el fin de proteger a los residentes del Condado Miami-Dade durante la pandemia del COVID-19”.

DeSantis anunció el viernes una reapertura total de los negocios y la eliminación de restricciones impuestas para frenar el avance del virus que golpeó fuertemente al sur de la Florida.

En Miami-Dade todos los establecimientos comerciales y negocios, incluyendo las tiendas de alimentos, las farmacias y las compañías de construcción, tienen que seguir cumpliendo con las normas de seguridad del condado a fin de prevenir la propagación del virus.

“Quiero hacer énfasis en que nos encontramos en un momento crucial para seguir salvando vidas y poner en marcha la economía. Aunque se abran todos los establecimientos comerciales y negocios, las personas tienen que seguir siendo responsables y usar coberturas faciales en los lugares públicos, mantenerse a seis pies de distancia de otros y lavarse las manos frecuentemente para detener la propagación del virus, en particular para proteger a las personas con enfermedades de alto riesgo y a nuestros adultos mayores”, dijo Giménez en un comunicado emitido por su oficina.

El alcalde enfatizó que en Miami-Dade quieren seguir celebrando los logros obtenidos en el sector de la salud pública, que sus hospitales puedan seguir funcionando eficientemente para poder atender a todos los pacientes y no tener que volver a los cierres de emergencia debido a un alza que sobrecargue el sistema de salud.

El Departamento de Salud de Florida reportó el domingo 1,882 nuevos casos confirmados de coronavirus lo que elevó el total de contagiosa 700,564 y 10 muertes de personas con COVID-19, lo que llevó el conteo de fallecidos en el estado a 14,032.

La tasa de casos positivos en Miami-Dade es de 4.40% en un promedio de 14 días y la del sábado se ubicó en 4.26%.

TOQUE DE QUEDA Y MULTAS

Por el momento, en Miami-Dade se mantiene vigente el toque de queda de 11 p.m. a 6 a.m. con el propósito limitar las actividades a altas horas de la noche que facilitan la propagación del virus, dijo el condado.

Los infractores recibirán una multa por delito menor de segundo grado, de un máximo de $500 y/o 180 días de privación de libertad.

En cuanto a la orden del gobernador de suspender todas las multas y penalidades impuestas a las personas por infracción a las órdenes de salud pública del condado debido al COVID-19, Miami-Dade dijo que seguirá imponiendo sanciones civiles a las personas que no usen mascarillas y procesará las multas y penalidades según está permitido.

“Durante esta pandemia, el Condado Miami-Dade ha tomado medidas cautelosas, guiado por los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades, el Departamento de Salud de la Florida y nuestros expertos médicos locales, que incluyen a epidemiólogos y especialistas en enfermedades infecciosas. Mientras las tasas de infección siguen disminuyendo a menos del 5%, y el número de hospitalizaciones sigue descendiendo, me siento orgulloso de la respuesta de la comunidad para ayudar a frenar la propagación de este virus”, expresó Giménez.

El alcalde agradeció a DeSantis por su liderazgo y colaboración, lo que, aseguró, ha permitido que Miami-Dade y todo el sur de la Florida formar parte de la reapertura de los negocios a nivel estatal dictada por el gobernador.

“Muchas personas están sufriendo y yo he trabajo duro a fin de alcanzar las condiciones óptimas para abrir nuestra economía”, aseveró el alcalde.

Como mínimo, todos los establecimientos comerciales y negocios deben garantizar que, tanto los empleados como el público, usen mascarillas en todo momento y se deben crear áreas de trabajo y de exposición para promover la distancia física de 6 pies, como mínimo, indicó el condado.

En cumplimiento con la orden del gobernador, se mantendrá vigente el límite de capacidad del 50% (como mínimo) establecido por el condado para los restaurantes, con la expansión de más del 50% de la capacidad permitida para aquellos restaurantes y centros que puedan colocar más mesas mientras mantengan a su vez una separación de seis pies entre ellas.

Los restaurantes pueden llegar al 100% de capacidad si incluyen servicio a mesas en espacios exteriores, en los casos posibles. Se mantiene el máximo de personas permitido por mesa en espacios cerrados o abiertos. No más de seis personas por mesa, o hasta 10 personas si son miembros de la misma familia.

En el caso de los restaurantes y los bares que no tengan espacio suficiente para colocar mesas y llegar al 50% de capacidad mínima, se les permitirá colocar las mesas más cerca para alcanzar esa capacidad.

Los bares que solo puedan ofrecer servicio desde la barra, podrán llegar al 50% de capacidad si colocan asientos en la barra que permitan la mayor separación posible entre los usuarios para alcanzar un mínimo de esa capacidad.

Los clubes en los que se baile tienen que exigir el uso de mascarillas en la pista de baile. Solo se permitirá comer y beber en las mesas.

Related Posts

Deja una respuesta