Web Analytics Made Easy -
StatCounter
Uncategorized

Denuncian falta de alimentos en oriente cubano:”No hay nada que comer”

“No hay arroz, no hay frijoles, no hay azúcar, no hay café, no hay absolutamente nada en los mercados estatales”, denunció un poblador desesperado

El desabastecimiento de alimentos y productos de aseo es crítico en toda Cuba, pero más aun en la zona oriental de la isla, donde los residentes alertan que el faltante de comida es peor porque históricamente la región ha sido menos favorecida por el gobierno.

El comunicador Roberto Rodríguez Cardona, quien reside en Bayamo, provincia de Granma, dijo en entrevista con medios independientes que los productos que venden por la libreta en las Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD) no alcanzan para todos los núcleos.

“Hace más de medio mes que no se distribuye pollo. No hay nada, es bastante caótica la situación que estamos viviendo en estos momentos”, señaló. Banes, en la provincia de Holguín, sufre de una escasez casi total de alimentos, afirmó el activista de la Alianza Democrática Oriental, William Tamayo.

“No hay arroz, no hay frijoles, no hay azúcar, no hay café, no hay absolutamente nada en los mercados estatales. Acopio está colapsado, no venden viandas ni frutas, nada que ofertar, y las pocas TRD están en cero”, dijo.

El doctor Santiago Márquez Frías vive en Manzanillo, Granma, y recientemente estuvo ocho horas en una cola para adquirir el pollo por la libreta de abastecimiento.

“La situación aquí con el desabastecimiento llega a grados extremos. No hay pollo, no hay aceite, no aparecen las viandas… Realmente vivimos en una agonía constante”, destacó el doctor.

En Guaro, en el municipio holguinero de Mayarí, no hay nada que comer, aseveró la activista de la Corriente Martiana, Teresa Miranda Céspedes. Allí las personas hicieron cola durante 48 horas en espera de la llegada de los productos de la canasta básica mensual, que es escasa y muchas veces incompleta.

“La gente, aunque sea coge y entonces hierve un poquito de arroz y frijoles los primeros días del mes, porque otra cosa no hay”, dijo.

Baracoa es una localidad muy aislada y de difícil acceso, donde los residentes dependen de los agricultores de la zona de Maisí. Ahora las autoridades han puesto puntos de control de inspectores y esos campesinos sufren el decomiso de sus productos y multas, comentó el periodista independiente Emilio Almaguer.

En esa localidad, “el desabastecimiento prevalece todavía, no hay cómo conseguir el arroz, y los paquetes de pollo; cuando los hay, son asignados por la libreta de abastecimiento”, concluyó Almaguer.

Y en la ciudad de Guantánamo, el activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) Henry Couto Guzmán relata que las personas madrugan en las colas por días, sin saber siquiera qué van a ofertar en las tiendas y mercados.

“No hay comida, no hay viandas, no hay nada. La semana pasada el gobierno lo que vendió fueron cinco libras de harina por núcleos en algunos puntos de la ciudad de Guantánamo y las colas eran interminables”, explicó.

Related Posts

Deja una respuesta