EE.UU

Trump: “Miami es el testimonio de la grandeza de los hispanos”

Su postura sobre la inmigración, el compromiso que asume con naciones que enfrentan regímenes como Cuba y Venezuela, así como los argumentos con los que enfrenta el tema racial, son algunos de los tópicos que responde el Presidente en esta exclusiva

MIAMI.- “Si no tienes fronteras, ¡no tienes un país!”, es una las tantas sentencias que han podido leerse en la cuenta de la red social Twitter perteneciente al presidente Donald Trump, que, con el mismo modo peculiar de expresar sus ideas y opiniones, comunica a través de estos mensajes públicos, muchos de los lineamientos que identifican las políticas de su administración.

No es un político de profesión, le señalan sus detractores; sin embargo, ese rasgo que los críticos resaltan como desventaja de la persona que lidera la nación más poderosa del orbe – con el peso de responsabilidades y retos que ello implica- es precisamente lo que más elogian los simpatizantes del titular de la Casa Blanca.

“Trump ha roto todos los cánones de la diplomacia”, declaró en entrevista con DIARIO LAS AMÉRICAS el analista republicano Frank Rodríguez al referirse a los logros del Presidente en materia de política internacional, y mencionar ejemplos como haber sido capaz de detener la amenaza nuclear de Corea del Norte tras sostener un encuentro con el dictador norcoreano Kim Jong-un, así como su papel definitorio en los recientes acuerdos de paz logrados entre países del Medio Oriente e Israel.

Como hombre de negocios, durante casi tres años y medio Trump consiguió que EEUU pudiera mostrar cifras de una economía saludable, pero la llegada de la pandemia que paralizó el país, además de imponerle enfrentar las secuelas de una crisis sanitaria mundial, con más de 200.000 muertes en EEUU, le ha impuesto al Presidente la necesidad de adoptar medidas para evitar que la nación se vea envuelta en una nueva recesión. En medio de esa disyuntiva y bajo un aluvión de críticas, así ha hecho avanzar su campaña electoral, hasta alcanzar que sectores muy bien identificados como los cubanoamericanos del sur de la Florida sean sus más fervientes simpatizantes.

Frontal y directo, irreverente, de métodos que sobrepasan lo convencional, es una descripción que se acerca a la personalidad del hombre que siendo un empresario multimillonario optó por involucrarse en el complejo mundo de la política con el propósito, según lo definió desde su campaña en 2016, de “hacer grande a su país, otra vez”.

A escasos días del acontecimiento que define como “la elección más importante de nuestras vidas”, el Presidente Donald Trump concedió esta exclusiva a DIARIO LAS AMÈRICAS.

– ¿Cómo usted define su relación con la comunidad latina? ¿Reconoce usted el aporte de los latinos a EEUU? ¿En qué puede mejorar su relación con esta comunidad?

Tengo un profundo respeto y admiración por los hispanoamericanos. Los latinos son ganadores y ustedes han hecho muchas contribuciones a nuestro gran país. Cuando miro a Miami, veo un testimonio de cómo los hispanos han alcanzado la grandeza en nuestro país. Son estadounidenses trabajadores que valoran la familia, la fe y la libertad. Estos también son mis valores y por eso nos va tan bien con los hispanoamericanos.

Trabajo todos los días por proteger las libertades y porque haya familias y comunidades sólidas. Hemos construido la mejor economía de la historia para los hispanos: los niveles de pobreza más bajos, los salarios más altos y las cifras de empleo alcanzaron un récord antes del virus de China. Con cuatro años más, seremos aún más exitosos.

– ¿Puede explicar por qué revocó el DACA [Acción diferida para quienes fueron traídos en la infancia] y si tiene pensado alguna solución para esas personas?

Estamos trabajando arduamente para encontrar una solución que ayude a los beneficiados por DACA. En 2018, nuestra propuesta habría otorgado un camino hacia la ciudadanía a 1.8 millones de personas beneficiadas por DACA y los demócratas la rechazaron porque ellos y Joe Biden quieren caos y anarquía en nuestro sistema de inmigración. Los demócratas son muy débiles con respecto a la inmigración ilegal y no podemos permitirnos eso. Queremos un sistema de inmigración legal que sea fuerte, seguro, justo y que aborde DACA.

– Históricamente EEUU ha sido un país de acogida. Sin embargo, usted ha endurecido la vigilancia en la frontera sur. Sabemos que es la puerta de entrada de millones de emigrantes latinos que huyen de sus países fallidos. ¿Cómo explica esa política? ¿Está trabajando con los países emisores de emigrantes?

No hay país en el mundo que acepte más inmigrantes que EEUU, pero hay que hacerlo legalmente. Quiero inmigración legal. Necesitamos saber exactamente quién está ingresando a nuestro país, razón por la cual mi administración ha realizado inversiones sin precedentes para asegurar la frontera sur y fortalecer la implementación de nuestras leyes de inmigración. También hemos trabajado con México y nuestros aliados en la región para mantener nuestro país seguro.

– Usted ha identificado que la actual situación que sufre el pueblo venezolano tiene su origen en la Habana. Hemos visto que ha tomado medidas ¿Cree usted haber alcanzado los resultados deseados?

Mi administración ha tomado acciones muy fuertes contra los regímenes de Castro, Maduro y Ortega y no dejaré de luchar hasta que Cuba, Venezuela y Nicaragua sean libres. Los grandes pueblos de esos países tienen un potencial inmenso y merecen libertad y derechos humanos.

-Sus detractores le acusan de ser una persona extremista, de estar apoyado por supremacistas blancos. ¿Puede usted describir su base electoral?

Siempre he condenado la supremacía blanca y todas las formas de odio, incluyendo el comunismo y el socialismo. Son ideologías extremas que no tienen cabida en nuestro país. Joe Biden es el que se niega a condenar a la izquierda radical; se ha asociado con un exlíder del Ku Klux Klan y no hizo nada por los negros e hispanos durante sus 47 años en Washington. Mis seguidores son estadounidenses trabajadores que aman a nuestro gran país y no quieren que Estados Unidos se convierta en Cuba o Venezuela.

– Una de sus promesas electorales fue luchar contra el estado profundo. ¿Puede definir qué es el estado profundo, cómo va esa lucha y en qué beneficia esta contienda a los estadounidenses?

Los demócratas corruptos han tratado a mi administración de manera muy injusta. Promovieron el engaño de Rusia, espiaron mi campaña, filtraron noticias falsas a los medios y le faltaron el respeto a nuestra gran Constitución. No podemos permitir eso. Debilita nuestra democracia y viola la voluntad del pueblo estadounidense. Ahora vemos a estas grandes empresas liberales de redes sociales y tecnología en California reprimiendo las voces conservadoras mientras los medios de noticias falsas se niegan a cubrir el escándalo de Hunter Biden. ¡Son muy corruptos!

– ¿Cómo influiría el resultado electoral en el futuro de los pueblos de Latinoamérica?

Esta elección es muy importante para los hispanos y también para la causa de la libertad en América Latina. Una administración de Biden-Harris sería el sueño de los dictadores socialistas. La razón por la que el socialista colombiano y exlíder guerrillero del M-19 Gustavo Petro y el matón venezolano Diosdado Cabello apoyan a Biden es porque saben que él siempre ha sido débil con el socialismo. Biden traicionó al pueblo nicaragüense cuando votó por recortar los fondos para los Contras [los grupos que combatían el sandinismo]. Traicionó a Puerto Rico cuando votó a favor de enviar su industria farmacéutica a la China comunista. Traicionó a Cuba cuando hizo concesiones unilaterales al régimen de Castro que no merecía. Y traicionó a Venezuela cuando elogió a Nicolás Maduro por asesinar a su propia gente. Siempre defenderé la libertad, los derechos humanos y nuestros grandes aliados democráticos, como el pueblo de Colombia y todos los que luchan por la libertad.

– ¿Cree usted que estamos en un momento crucial en la historia de la humanidad o eso es una exageración? ¿Se define en esta elección el futuro tablero geopolítico internacional?

Esta es la elección más importante de nuestras vidas. Decidirá si nuestro país seguirá siendo libre tal como lo conocemos o si seguiremos el camino del socialismo o algo peor. Siempre lucharé para poner a Estados Unidos en primer lugar y proteger nuestra libertad. Joe Biden y el partido Demócrata han sido secuestrados por socialistas y marxistas que quieren destruir todo lo que representa nuestro país. Biden no tiene la fuerza para enfrentarse a la izquierda radical. Mientras yo sea Presidente, Estados Unidos nunca será un país socialista.

La periodista Wilma Hernández contribuyó con la traducción de esta entrevista

Estimado lector, actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva y sin precedentes. Ante este escenario, la gente del mundo se está despertando y reconociendo la manipulación de la información y la censura. Ser un medio de noticias independiente implica grandes desafíos. Sin embargo seguimos informando sin temor, más allá del peso que tienen los intereses comerciales y políticos que marcan la agenda de los principales medios. Por esto, hemos creado una cuenta en Square, en la que puedes aportar a nuestra misión de seguir informando con veracidad.

Related Posts

Deja una respuesta