Web Analytics Made Easy -
StatCounter
EE.UU

Algunas Universidades de EE. UU. aceptan fondos millonarios de empresas relacionadas con el ejército chino

Aunque varias entidades vinculadas al ejército del Partido Comunista de China (PCCh) hacen daño a Estados Unidos, las universidades no dejan de recibir su dinero del cual ocultan miles de millones, según revelan registros federales.

Así, durante los últimos seis años algunas universidades estadounidenses han recibido al menos 88 millones de dólares de organismos que perpetraron ataques cibernéticos al país, además de robar secretos industriales y militares, poniendo en riesgo la seguridad nacional, informó The Washington Free Beacon el 11 de enero.

Desde otra perspectiva, las universidades recibieron 315 millones de dólares de instituciones vinculadas al PCCh, el 27% de las cuales eran contratistas del ejército o universidades públicas encargadas de investigaciones de defensa.

El director principal del grupo de expertos del Instituto Proyecto 2049, Ian Easton, declaró que las donaciones del PCCh a las universidades constituirían una grave amenaza para la seguridad nacional.

“Es imperativo que el gobierno de EE. UU. contenga el torrente de dinero vinculado al PCCh que actualmente fluye en nuestro sistema educativo. Para la seguridad nacional de EE. UU., las implicaciones de una continuación del acuerdo actual son graves”, dijo Easton a The Washington Free Beacon.

No obstante, el tráfico de influencias chinas en los campus de EE. UU. parece ser mucho mayor.

Una auditoría del Departamento de Educación encontró que las universidades ocultaron más de 6.500 millones de dólares de fondos extranjeros recibidos de China y de otros países en los últimos años.

Se citan tres de los casos en los que las organizaciones donantes obtuvieron ilegalmente los productos de investigaciones estadounidenses, o atacaron la infraestructura cibernética del país.

Una de ellas es la Universidad de Wuhan, desde donde partieron varios ataques cibernéticos, pero que está asociada a la Universidad de Duke en la operación de un campus universitario en esa ciudad.

Por otro lado, la Corporación de la Industria de la Aviación de China, que usó diseños robados de aviones cazas F-35 americanos para reproducir aviones para el PCCh, aportó 4 millones de dólares a la Universidad Northwestern y a la Universidad de California Irvine.

En el campo médico la Universidad de Zhejiang financió con 28 millones de dólares a las Universidades de Pensilvania y de Illinois en Urbana-Champaign, luego de recibir detalles de una investigación robada por un chino, sobre el cáncer.

Por su parte el Secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, ha advertido seriamente del riesgo que significa la interferencia del PCCh en el país, en todos los campos de actividad, y en particular en la educación.

“La lección que creo que podemos sacar de esto es clara.  Es que el Partido Comunista Chino quiere lo que tenemos, y harán lo que sea para tomarlo y obtenerlo.  Robarán nuestras cosas. Presionarán a los críticos del Partido Comunista Chino para que se callen.  Harán lo que sea necesario”, señaló Pompeo en parte del discurso emitido en Atlanta, Georgia, el 9 de diciembre.  

Agregando: “Los americanos deben saber cómo es que el Partido Comunista Chino está envenenando el pozo de nuestras instituciones de educación superior para sus propios fines, y cómo esas acciones degradan nuestras libertades y la seguridad nacional americana”.

 Y enfatizó en que: “Si no nos educamos, si no somos honestos sobre lo que está pasando, nos educarán en Beijing”.

Related Posts

Deja una respuesta