Web Analytics Made Easy -
StatCounter
EE.UU

Junta militar del Pentágono revela su postura política frente a los incidentes del Capitolio

La Junta Militar del Pentágono envió una carta este martes 12 de enero a todos los militares en servicio condenando los incidentes del 6 de enero en el Capitolio y reconociendo al candidato demócrata, Joe Biden, como el próximo presidente de los Estados Unidos, una acción que ha despertado preguntas debido al carácter usualmente apolítico del órgano militar.

“Fuimos testigos de acciones dentro del edificio del Capitolio que eran inconsistentes con el estado de derecho. Los derechos de libertad de expresión y de reunión no dan a nadie el derecho de recurrir a la violencia, la sedición y la insurrección”, dice la carta firmada por seis generales del Ejército, la Armada, la Fuerza Aérea, la Fuerza Espacial y la Guardia Nacional.

De acuerdo con military.com: “La carta es digna de mención para una institución que sigue siendo vehementemente apolítica, sirviendo a los comandantes en jefe y a los secretarios de defensa civiles de ambos partidos – y poniendo a la Constitución de los Estados Unidos por encima de cualquier lealtad”.

“El 20 de enero de 2021, de acuerdo con la Constitución, confirmado por los estados y los tribunales, y certificado por el Congreso, el presidente electo Biden será inaugurado y se convertirá en nuestro 46º Comandante en Jefe”, reconoce el memorando.

“Cualquier acto para perturbar el proceso constitucional no solo va en contra de nuestras tradiciones, valores y juramento, sino también en contra de la ley”, declararon los generales en su carta.

Luego de la muerte bajo custodia de George Floyd, grupos marxistas como Black Lives Matters y Antifa, tomaron las calles de ciudades y pueblos de todo el país para “protestar” por la “justicia social”. Sin embargo, las protestas se convirtieron en un disfraz para saquear supermercados, tiendas de electrodomésticos, destruir edificios federales, casas y atacar a la gente que simplemente estaba sentada en un bar por ser “blanca”.

Los incidentes duraron varios meses y se convirtieron en noticia en todo el mundo. La violencia y destrucción desplegadas por estos agitadores dejaron muertos, heridos y millones de dólares en daños.

No obstante, ninguno de estos jefes de la junta militar ni los demócratas condenaron la violencia de estos grupos marxistas, que ciertamente sobrepasa exponencialmente a lo sucedido el 6 de enero en el Capitolio.

Si bien la violencia debe ser condenada en cualquier instancia, hay evidencia concreta de que lo sucedido en el Congreso fue instigado por Antifa para manchar la reputación de Trump y sus seguidores por lo que además de condenarla, hay que investigar lo que sucedió realmente ese día, pues todo lo que está aconteciendo posteriormente, la gran purga de las Big Tech y el esfuerzo de la izquierda radical por enterrar completamente al presidente Trump y sus seguidores, deja la fuerte impresión de que hubo un complot premeditado.

Related Posts

Deja una respuesta